Apple ha anunciado que ya ha concluido los procesos de demanda a compañías fabricantes de clones del iMac iniciados contra Daewoo y eMachines por sus diseños del ePower y el eOne. Las resoluciones judiciales dictadas por estos casos de infracción de patentes han dado finalmente la razón a Apple, después de que el mes de diciembre pasado un tribunal norteamericano dictaminara la primera sentencia favorable a Apple, por la que se reconocía que el modelo ePower de Daewoo (y su filial Future Power), había plagiado el diseño del iMac.

Los tribunales también han llevado adelante el recurso que Apple había llevado contra eMachines por su modelo eOne.

Estas sentencias sientan un precedente jurídico para otros posibles diseños de ordenadores que puedan llevar a confusión al comprador a causa de su parecido con el iMac.