A partir de ahora, los clientes de España, Francia, Alemania, Italia, Holanda y Bélgica podrán hacer también sus pedidos de productos hardware y software directamente a Apple vía Internet. A través de la Apple Store, los clientes europeos pueden ahora beneficiarse de las capacidades de fabricación a medida (build-to-order) para configurar a voluntad sus sistemas Power Macintosh G3 y portátiles PowerBook G3.

Con el fin de proporcionar un servicio absolutamente adaptado a cada país, la Apple Store en Europa estará en el idioma propio de cada país, y aceptará pedidos y los servirá dentro de sus límites geográficos. Los precios netos de todos los productos estarán en Euros y serán coincidentes para los seis paises de la unión monetaria y económica en los que ahora se abre la Apple Store. Junto al precio en Euros figurará el precio en cada moneda local incluyendo el tipo de impuesto sobre el valor añadido que corresponda a cada país.

"La Apple Store en Europa es un importante complemento para nuestro canal de distribución actual, y nos complace ofrecer este servicio al rápidamente creciente segmento de clientes que quieren comprar productos vía Internet”, dice Diego Piacentini, vicepresidente y director general de Apple Computer Europa. “Apple ha adoptado una política de precios común europea para estar preparada para el Euro, y se encuentra entre las pocas compañías del mundo que están preparadas para el mercado común europeo, lo cual nos permitirá operar de un modo más global". Más información en www.apple.com/spainstore