La comisión estadounidense Consumer Product Safety ha confirmado que en los últimos días se han producido en torno a 13 denuncias relacionadas con este producto, y que al menos un usuario se ha visto afectado por quemaduras leves.

Cabe destacar que éstas baterías no son las estándar de Apple, sino que se trata de piezas de repuesto distribuidas exclusivamente por la cadena Best Buy mediante el servicio que actualmente ofrece conocido como Geek Squad. Los afectados de estos equipos son usuarios que adquirieron su compra entre septiembre de 2008 y junio de 2012.

El precio de dichas baterías ATG de Litio-Ion es de 50 dólares y es fácil reconocerlas gracias al logotipo ATG. Pueden llegar a provocar fuego mientras llevan a cabo su carga, según ha destacado la agencia de seguridad estadounidense Consumer Product Safety. La llamada afecta tanto a los modelos negros como blancos y se corresponden a las referencias MC-MBOOK13B y MC-BOOK13W. Las baterías fueron fabricadas en China e importadas por una compañía conocida como BTI con sede en Las Vegas.

Best Buy está ofreciendo la posibilidad de reemplazarlas de manera gratuita, o bien, ofrecer a sus clientes afectados una tarjeta regalo con saldo para adquirir cualquier otro producto comercializado en su cadena de tiendas.