Finalmente, Google Chrome para Mac ha dejado de lucir la coletilla “beta”, algo que es práctica habitual en los servicios y productos de Google. Puedes conseguir la versión final desde este enlace e instalarla sin problemas. Si usas la versión beta de Chrome para Mac esta se actualizará de forma automática si así lo deseas.

Algunas de las características más relevantes de esta versión para Mac son: una mejor estabilidad y velocidad de muestreo de las páginas web, interfaz de usuario muy intuitiva, sistemas de seguridad avanzados y compatibilidad con extensiones para mejorar las propias funcionalidades integradas por Google.

Para utilizar la versión definitiva de Google Chrome para Mac, solamente necesitas contar con un Mac con procesador Intel y Mac OS X 10.5 o cualquier versión superior.

Puedes acceder a un listado de todas novedades de este navegador y las mejoras introducidas en esta versión definitiva desde el sitio oficial de Google Chrome.