Muchos portátiles tienen una cámara web incluida que, en el peor de los casos, puede ser utilizada por hackers y autoridades para espiarte.

Una solución común entre aquellos que se toman la seguridad muy en serio es cubrir la webcam cuando no se utiliza, pero esto es algo que Apple no recomienda hacer en una nueva página de soporte técnico. Si tu cobertura es demasiado gruesa, te arriesgas a dañar la pantalla al cerrar la tapa.

Se trata de un problema con fundamento confirmado por MacRumors, que ha publicado varias imágenes de pantallas que se han roto por culpa de coberturas de cámaras web.

Apple también advierte que las coberturas de las webcams pueden interferir con sensores de luz ambiental y hacer que algunas funciones dejen de funcionar, como el brillo automático o la tecnología True Tone.

Cuando la cámara está activada, deberías ver una luz encendida a su lado, pero si todavía te preocupa, puedes configurar qué programas pueden usar la cámara en Preferencias del Sistema. Eso sí, debes tener instalado macOS 10.14 o posterior.

Artículo original publicado en MacWorld Suecia.