Abre Preferencias del Sistema, selecciona el elemento Economizador y, en la ventana resultante, haz clic sobre el botón Programar situado en la parte inferior de la ventana.

En la hoja resultante, activa la opción Arrancar o activar, elige la selección adecuada (Semanas, fines de semana, diario, o bien un día concreto) y ajusta la hora a la que quieres que se arranque o despierte tu Mac.

También puedes elegir la hora a la que se apagará el Mac o bien a la que se reiniciará o entrará en reposo automáticamente; una opción muy útil cuando no tienes tiempo de esperar que tu Mac finalice una tarea a horas intempestivas.