La producción de unidades del E-Power, la máquina Windows PC clon del iMac, podría detenerse o retrasarse en Estados Unidos si Apple interpusiera una demanda judicial contra su fabricante, Future Power. Hasta el momento, Apple no ha realizado comentario alguno sobre esta máquina de diseño calcado al del iMac, cuya versión prototipo fue presentada en la pasada PC Expo de Nueva York, y que, al igual que en la máquina de Apple, estará disponible en cinco colores. Pero según un abogado norteamericano especialista en términos de propiedad intelectual, Apple podría denunciar a Future Power por un delito de violación de ´´apariencia comercial``, término que se refiere a que la apariencia externa de un producto no puede ser copiada por otra compañía. En este sentido se ha comparado al iMac con el diseño de la botella de Coca-Cola, argumentando que el consumidor podría verse confundido entre el diseño del iMac y el del E-Power.

Una segunda vía legal para denunciar la flagrante apropiación de imagen comercial del iMac, sería según este especialista, denunciar a Future Power por ´´distorsión de marca comercial``, un término más fácil de probar que el anterior, ya que no requiere demostrar con ningún documento la confusión que produce en el consumidor el parecido en el diseño de uno y otro dispositivo. Esta confusión incide en la imagen de la compañía correspondiente, que queda diluida frente a otra que se apropia de su imagen.