En el estudio se revisan aspectos como el modo en que diferirán las preferencias entre los mercados de consumidor y comercial, el papel del color, la textura y la forma de ordenador en la decisión de compra, y cosas que pueden acelerar o inhibir la penetración de varios formatos en los segmentos comerciales y del consumidor.

Roger Kay, gerente de investigación de ordenadores de sobremesa de IDC ha declarado que “el éxito de la iMac de Apple muestra que los usuarios parecen receptivos a nuevos diseños de ordenadores”.

Sin embargo, hay preguntas sobre cómo los usuarios aceptarán las nuevas formas, tamaños y colores, según IDC, cuyo estudio ofrece la reacción de los consumidores domésticos y de negocios a una gama de nuevos diseños de escritorio.

Los investigadores utilizaron grupos de estudio e investigación primaria para compilar los datos, y pronósticos para evaluar los diseños que tendrán éxito en el mercado, dijo el comunicado.

IDC cree que los ordenadores pequeños y livianos que sean fáciles de cargar y mover tendrán un amplio atractivo, así como las pantallas planas. El estudio de IDC también encontró que los diseños que atraen a los consumidores pueden no atraer a los compradores de negocios. “Los ordenadores diseñados para el mercado del consumo deberán ser impactantes, mientras que los destinados al mundo empresarial deben ser sobrios y elegantes”, apuntó Roger Kay.