En el caso de los fotógrafos de Canon, tenían a su disposición en en el centro, un total de diez máquinas de Apple, Power Mac G4 con pantallas Apple Cinema Display de 22 pulgadas o Apple Studio Display de 17 pulgadas. Todos equipados con Adobe Photoshop, Final Cut Pro y otros programas, así como acceso a Internet inalámbrica con AirPort para aquellos que utilizaron sus propios PowerBooks.

Además de estas herramientas para la edición digital que utilizaron los fotógrafos de los Juegos de Invierno 2002, también se podía realizar copias, grabar CD y DVD y transmitir imágenes y vídeo a sus respectivas oficinas.

Fotógrafos y fotoperiodistas de Salt Lake City también han echado mano a aplicaciones gráficas de la línea de Procreate en su entorno de trabajo, que han dispuesto durante los JJ.OO de productos como Painter 7, KnockOut 2 y KPT Effects.