La teoría en cuestión es la siguiente: los gestores de tecnología de la información en las corporaciones se aprovechan de los sistemas Wintel que, por su complejidad, necesitan de soporte técnico mientras que los Mac vienen a reducir esta necesidad. Según Haddad, “la creciente complejidad en el mercado de los ordenadores hace a las compañías cada vez más dependientes del soporte técnico por lo que, ¿qué responsable recomendaría un ordenador, como un Mac, que disminuiría más que expandir su influencia en la empresa? Por lo general, los Mac requieren menos soporte que los PC y son más económicos, fáciles de manejar y mantener. Por ello, quizá el dominio de los PC sea más un tema de poder, no de dinero”.

La idea que apunta el periodista surge a raíz de la carta de un lector que, como otros, han contactado con Haddad para exponerle sus ideas sobre la manera de “meterse a los usuarios de Mac en el bolsillo” en el entorno corporativo. En este sentido, el columnista hace referencia al hecho de que Mac OS X, basado en Unix, ya está pidiendo ayuda a algunos departamentos de ingeniería en universidades y grandes empresas.

“Mientras esto sigue fomentándose, todas estas historias no ha afectado a mi creencia de que muchas grandes corporaciones no están interesadas en el Mac y nunca lo estarán”, escribe Haddad. “¿Por qué entonces, los gestores de las tecnología de la información y los trabajadores de estas tecnologías deberían estar asustados de hablar acerca de sus conocimientos de Mac con una grabadora? Creo que este lector está en lo cierto. Muchos gestores de TI se aprovechan de los aturdidos usuarios que dependen de ellos. Después de todo, es naturaleza humana”, concluye el columnista.