Las sospechas se han confirmado, después de que se anunciara hace un mes que las versiones de Mac y PC serían incapaces de comunicarse en entornos multijugador a través de redes.

Uno de los responsables de Valve Software, Gabe Newell, ha ofrecido curiosas explicaciones a través de una carta en la que responsabiliza a la escasa reacción del mercado de juegos para Mac como la razón clave para cancelar el proyecto para Mac. Según este responsable “se ha invertido mucho dinero y recursos en analizar el mercado para Mac, pero sin embargo, ha de reconocerse que los clientes de juegos para Mac son muy pocos y siempre han sido considerados como de “segunda clase” por lo que no se puede invertir en el mismo grado que en la plataforma PC; además deberían haber aceptado esta situación de tratamiento como cliente en las bases actuales existentes para otras plataformas”.

Sierra por su parte, ha matizado que esta decisión sólo afectará al desarrollo de Half-Life para Mac dado que existen más juegos actualmente en desarrollo. Para Sierra, esta declaración de Newell, es de carácter personal y en absoluto es vinculante a la postura oficial de la compañía. En estos momentos, Sierra se encuentra inmersa en una profunda reestructuración que ha centralizado sus esfuerzos para el desarrollo de productos en tres áreas: juegos clásicos, entretenimiento y software para productividad y hogar. Esta reestructuración ha supuesto el despido a 105 empleados y se han cancelado algunos de los proyectos que actualmente llevaba la compañía.