Como último y esperado anuncio en la conferencia inaugural de Steve Jobs, el presidente de Apple hizo contener la expectación al público asistente en el salón Jacobs Javits, de Nueva York, hasta que hicieron su aparición los nuevos portátiles de consumo. Primeramente, Jobs repasó los equipos actuales de Apple, entre los que se encontraba la gama profesional, tanto de sobremesa como portátil, y la gama de consumo, ocupada únicamente por el iMac. Faltaba desvelar la combinación entre portátil y consumo: la incógnita se llama iBook.

El portátil de consumo, diseñado siguiendo la línea del iMac, consiste en una pantalla TFT de 12.1 pulgadas, con resolución de 600 x 800 píxeles, y una tarjeta ATI Rage de 4 MB. Integra un procesador G3 a 300 MHz y lector de CD-ROM a 24x. Incorpora 32 MB de memoria, ampliable a 160 MB, un módem interno de 56k, conexión USB y Ethernet 10/100, junto con un nuevo teclado de tamaño más grande que el del Powerbook. El disco duro IDE es de 3 GB, e incluye una batería con duración para seis horas, según anunció Steve Jobs entre ovaciones del público. El adaptador de alimentación se presenta en una carcasa que contiene enroscado el cable, reduciendo el espacio al máximo. La máquina vendrá de serie con el sistema Mac OS 8.6 instalado.

El chasis de la máquina está diseñado sobre una estructura de policarbonato en mate, con un asa desplegable en la parte posterior del portátil, donde se encuentran las conexiones de alimentación.

Pero el momento más excitante de la presentación tuvo lugar cuando Jobs conectó el iBook a Internet sin cables, momento en que introdujo el nuevo AirPort, un puerto LAN con una tasa de transferencia de 11 Mbps. Este puerto inalámbrico que trabaja a través de ondas radioeléctricas, ha sido desarrollado por Apple y Lucent Technologies, filial de Bell, tras un trabajo de dieciocho meses. La conexión a Internet tiene lugar desde el AirPort Base Station, un puerto base con un módem interno de 56k y Ethernet 10/100 que transmite la señal al iBook, el cual la recibe mediante dos antenas ocultas que incorpora en los laterales de la pantalla. El tercer elemento dentro de AirPort es la tarjeta AirPort, insertada debajo del teclado, y que funciona como receptor de la señal. Pueden conectarse hasta diez iBook compartiendo la misma conexión Ethernet a una distancia máxima de 450 metros, aproximadamente. Permite un código de encriptación de 40 bits. Para más información sobre esta tecnología, dirigirse a: www.apple.com/airport/faq1.html. El precio de esta tarjeta se fijó en 99 dólares, y el del AirPort Base, en 299 dólares.

Junto con los nuevos portátiles de consumo, Jobs anunció el sistema operativo Mac OS 9. La nueva versión del sistema operativo Macintosh saldrá a la calle en octubre con cincuenta nuevas características y capacidades. Una de ellas es la tecnología de búsqueda Sherlock 2, que además realizar búsquedas en la web formuladas por el usuario en lenguaje natural, es capaz de buscar contenido en los grupos de noticias, e incluso buscar personas a través de servidores de directorio LDAP. Una herramienta que puede revolucionar las prácticas de compra en Internet, gracias a su capacidad de búsqueda de productos, y catalogar sus precios y disponibilidades según proveedor, para facilitar la decisión de compra del usuario. Lo cual significará una fuente de ingresos adicional para Apple, ya que cada compra realizada a través de Sherlock 2, supondrá un porcentaje de dicha compra para la compañía, por utilizar su tecnología.

La presentación del iBook concluyó con el anuncio de un nuevo juego de Bungie, Halo, que correrá con OpenGL, y de la tecnología de IBM de reconocimiento de voz, Via Voice, que estará disponible para Macintosh, pero de momento, sólo en inglés. Todo esto a partir de septiembre, junto con el iBook y el sistema Mac OS 9. Jobs fijó el precio del iBook en 1.600 dólares, y del sistema Mac OS 9 en 99 dólares. Más información sobre lo que dio de sí la conferencia de Steve Jobs en la Macworld Expo, en: www.apple.com.