El eMac es un equipo que combina el diseño compacto del antiguo iMac con una pantalla CRT de 17 pulgadas y un procesado G4. Inicialmente disponible de forma exclusiva para el mercado educativo, el publico general pronto reclamó un modo para adquirirlo.

Ahora, con la apertura del eMac a todo el público, Apple amplía su gama de productos. “Está claro que al principio habrá algo de confusión, pero creo que los minoristas tienen verdaderas esperanzas en el eMac gracias a su mayor pantalla”, asegura Tim Bajarin, analista y presidente de Crative Strategies. “Lo que realmente se consigue es dar la opción de elegir entre 15 y 17 pulgadas. Creo que al final sale ganando Apple y el cliente”, afirma.

Una solución al precio

Para algunos analistas la disponibilidad del eMac no sólo ofrece la opción del monitor de 17 pulgadas. El eMac soluciona uno de los grandes inconvenientes que tenía el iMac de pantalla plana: el elevado precio de su modelo inferior. El iMac de pantalla plana más económico tiene un precio de 2.029 EUR, IVA incluido, lo que era hasta ahora el Macintosh más barato (sin contar el ya antiguo iMac CRT Indigo). Ahora, con el eMac, los clientes tienen una nueva opción por 1.500 EUR, IVA incluido.

“Creo que Apple necesitaba un precio más bajo para la venta minorista y el eMac le ofrece esa oportunidad”, asegura Charles Smulder, analista de Gartner.

Sobre la posibilidad de que el bajo precio del eMac pueda pisar el mercado del iMac, los analistas tienen bastante claro que no será así. “He tenido alguna pregunta sobre la posibilidad de que el eMac canibalice el mercado del iMac de gama baja y mi sensación es que el precio de la nueva máquina es el correcto. Éste permitirá a Apple cubrir otro margen de precio y ampliar un poco el segmento de consumidor”, afirma Roger Kay de IDC.