Los nuevos iMac parecen haber respondido definitivamente a muchas de las quejas surgidas desde la comunidad ´´jugona`` Macintosh, al incorporar un hardware gráfico radicalmente mejorado y mejor sonido. También las primeras impresiones de algunos desarrolladores de juegos sobre los nuevos iMac han sido muy favorables, aunque no los han probado aún. Pangea Software considera que Apple ha fabricado por fin una máquina de consumo con la que el usuario podrá jugar de verdad. Aunque la mayor mejora en el iMac relacionada con este entorno ha sido la tarjeta ATI Rage 128 de 8MB, su inclusión ha sido criticada por algunos aficionados y desarrolladores por ser una opción menos potente si se compara con otras, a pesar de ser reconocida como una tarjeta especialmente indicada para un desarrollo multiplataforma y con gran popularidad entre la comunidad de juegos.

Los desarrolladores de juegos también han alabado la decisión de Apple de poner a la venta el iMac a 1000 dólares, considerando que esta política acerca el iMac a un mercado real de consumo.

El único inconveniente que ha encontrado la comunidad desarrolladora de juegos sobre el iMac ha sido el ratón, pero las terceras partes también pueden aprovechar ese terreno para continuar ofreciendo periféricos de aspecto iMac, como llevan haciendo desde hace más de un año.

Pero no sólo entre las terceras partes. El nuevo iMac también ha renovado el entusiasmo entre los desarrolladores de juegos, por lo que se espera un aluvión de títulos para las próximas navidades.