De hecho, la mayor parte de los distribuidores han preparado la llegada al público de los nuevos equipos con eventos especiales, como la ampliación de la hora de cierre de los establecimientos, que en algunos casos se prolongó hasta la medianoche del viernes y la aplicación de suculentas promociones en descuentos al comprar software.

En la cadena de tiendas de informática CompUSA, un representante de Apple aclaró entre los asistentes muchas cuestiones comparando los PowerBook y los iBook frente a ordenadores portátiles de otras plataformas funcionando con el nuevo sistema operativo Mac OS 9. Mientras tanto, en otra zona se hacían demostraciones de Mac OS 9 con un iMac DV SE. En otros centros ComputerWare del área de San Francisco, las ventas han arrancado con fuerza y el tráfico de clientes fue fluido a lo largo de todo el fin de semana. Apple ha elegido a ComputerWare, CompUSA y Fry´s Electronics para proporcionarles unidades del iBook, en primera instancia. Estos ordenadores, hasta que se regularice totalmente su distribución, están disponibles en cantidades limitadas.

Desde su presentación, no se ha sabido nada sobre la disponibilidad real de la base AirPort Station; sólo que habían surgido algunos problemas en Francia y que sólo la tarjeta Airport está disponible a través de su AppleStore. Visitando la mayor parte tiendas de Apple en Europa, se ha comprobado que no existe disponibilidad de la base AirPort.

Fuentes cercanas a Apple han confirmado que la base AirPort Station, la unidad que permite la comunicación inalámbrica entre varios ordenadores, ha sido finalizada y será enviada hoy lunes a los centros de producción para comenzar su distribución masiva. Al parecer, la mayor parte de los puntos de venta, por lo menos en los Estados Unidos, dispondrán de dichas estaciones para poder atender las muchas reservas existentes de producto y los nuevos pedidos, para mediados de noviembre.

La situación en España

En España, se espera como agua de mayo la disponibilidad de los nuevos equipos. Las unidades de nuevos iMac están entrando con cuentagotas en los mayoristas y en los distribuidores, donde en algunos casos sólo existe un equipo G4 de demostración, se están aceptando las reservas de producto aún cuando, por ejemplo, se desconoce la disponibilidad real del iBook o de la tecnología AirPort (tarjeta y base) en los establecimientos.

A esta situación se une el elevado incremento en los precios en determinados componentes, como la SDRAM. Hace un mes podía adquirirse un módulo de 128 MB para un iMac por poco más de 20.000 PTA más IVA; hoy su precio se ha disparado a 66.000 PTA más IVA. Según fuente cercanas al canal de distribución, se prevé un incremento en los precios de las máquinas en torno al 10% sobre el precio de máquina, de aquí a un mes y medio, coincidiendo con la campaña de Navidad. Esta medida repercutirá en las ventas de producto ya que apenas será perceptible para el cliente final el descuento, que era tradicional en estas fechas, para potenciar las ventas de ordenadores.