La séptima revisión general de Veronica, el proyecto Mac OS 8.6 de Apple, ya ha sido presentada a los desarrolladores como Mac OS 8.6b3. Fuentes cercanas a Apple han informado de que la nueva versión del sistema operativo está siendo desarrollada para soportar unidades de proceso aún no construidas, incluyendo los nuevos PowerBook, el P1, y cualquiera que pueda lanzarse antes de la salida de Mac OS 8.6. A muchos de los componentes nuevos en Veronica les han sido ya dados el visto bueno final, y Apple espera tener la versión definitiva en breve. Pese al rumor de que Veronica incluiría QuickTime 4.0, todo parece indicar que se contentará con QuickTime 3.02, ya que los componentes estaban ya acabados cuando QuickTime 4.0 se encontraba en fase beta a principios de marzo, así que su presentación no coincidirá por poco con la introducción de Mac OS 8.6.

Mac OS 8.6 también incorpora novedades en su estructura de nanokernel, aunque a bajo nivel. Los cambios más significativos tendrían lugar en referencia a ganancia de tiempo en las tareas concurrentes, reduciendo las no esenciales y el tiempo de procesado en la CPU, que antes estaba ocupado sólo en una tarea, y ahora podría realizar otras adicionales. Estos cambios supondrían la ganancia de hasta un 50 por ciento en velocidad sobre un PowerBook 2400. Aparte de estas novedades, Mac OS 8.6 implementaría un nuevo panel de control de iniciación, con una nueva opción NetBoot, además de poder iniciarlo con una nueva arquitectura presionando la tecla N, incluye la opción Network Disk para permitir a los administradores configurar NetNoot por defecto en máquinas clientes iMac y G3 azules.

De todas formas, Mac OS 8.6 no incluirá la extensión de fuentes Type 1, al haber sido eliminada, junto con Textension (para la edición de texto multilengua). Algunos desarrolladores han comentado la estabilidad de la versión, que aunque se encuentra en fase beta, parece más estable que Mac OS 8.5, al igual que AppleShare IP 6.2.