Según fuentes de la compañía, Mac OS X incorporará multitarea preemptiva, protección de memoria y memoria virtual avanzada, estará disponible para desarrolladores a principios del 99 y para el público en el tercer trimestre de ese año.

Además, Apple mantiene el lanzamiento de Rhapsody 1.0 para este otoño y continua desarrollando nuevas versiones de Mac OS. Allegro (Mac OS 8.5) está previsto para este otoño incorporando una versión nativa de AppleScript.

Apple asegura que continuará desarrollando y ofreciendo a corto plazo Rhapsody y el actual Mac OS 8 como productos por separado, para finalmente fusionar sus dos sistemas operativos en uno. “Rhapsody es una gran tecnología, pero no nos ha dado lo que queríamos. Para beneficiarse de ella los desarrolladores tenían que reescribir sus aplicaciones y nadie quería hacerlo”, asegura Jobs.

El nuevo plan supone unir dos sistemas operativos, Mac OS 8 y Rhapsody, en un nuevo sistema: Mac OS X. Según fuentes de Apple, “este movimiento está pensado para dar a desarrolladores y usuarios lo que estaban pidiendo: un sistema operativo avanzado que corriera aplicaciones de Mac.”

Mac OS X será nativo PowerPC y diseñado específicamente para procesadores PowerPC G3 así como futuras generaciones PowerPC.

Mac OS X y Carbon

Según Jobs, la intención de Apple es examinar las 8.000 llamadas del Sistema incorporadas en Mac OS, eliminar 2.000 y dejar únicamente 6.000 llamadas limpias que, junto con algunas nuevas, pasarán a formar Carbon, el nuevo entorno de desarrollo Mac para Mac OS X. Según fuentes de la compañía, “Apple espera que la mayoría de las aplicaciones actuales corran sin ningún tipo de alteración sobre Mac OS X asegurando una transición suave a este nuevo sistema operativo para desarrolladores y usuarios.”

Para asegurar la compatibilidad con Carbon, Apple ha preparado un conjunto de herramientas de diagnóstico denominado Carbon Dater, disponible ya y compatible con Mac OS X y Mac OS 8.  Carbon Dater ayudará a los desarrolladores a ajustar sus aplicaciones al nuevo sistema.

Carbon es el nombre en clave del núcleo básico de API para crear aplicaciones Mac OS X que podrán emplearse también sobre Mac OS 8. Según fuentes de Apple, utilizando Carbon los desarrolladores podrán beneficiarse de características asociadas a un sistema de próxima generación manteniendo la compatibilidad a nivel de código fuente con las actuales aplicaciones.

Mac OS X combinará las API de Mac OS con el kernel Mach de Rhapsody y con capacidades seleccionadas de las Yellow Box y Blue Box de Rhapsody. Según Apple, esto hará que la experiencia de usuario sea muy parecida a la del actual Mac OS, combinada con los beneficios de un sistema operativo moderno.

Con Mac OS X, Apple apuesta de nuevo por QuickDraw como arquitectura de imagen en lugar de la tecnología Display PostScript licenciada a Adobe para Rhapsody.

Para Apple, el desarrollo de Mac OS 8 y Mac OS X se realizará en tándem y, una vez lanzado Mac OS X, Apple seguirá ofreciendo versiones Mac OS 8.x para usuarios de máquinas antiguas.

En la presentación de su estrategia, Apple se rodeó de importantes desarrolladores comprometidos con Mac OS X, destacando Microsoft, Macromedia y Adobe, que realizó una demostración de Photoshop 5 (una versión portada en nueve días para ser ajustada al nuevo sistema) corriendo sobre Mac OS X.