Las pruebas también han sido realizadas en otros equipos con el mismo procesador Core i7,  caso del Fujitsu Lifebook SH 760 donde la CPU llegó a 81 grados Celsius.

Como nota curiosa han indicado que para completar el lote de pruebas tuvieron que poner el MacBook Pro de lado, para conseguir disipar el calor de tal forma que el equipo no se bloqueara.

En la imagen puedes ver la única forma que tuvieron para poder completar las pruebas.