La multinacional israelí Check Point acaba de anunciar el descubrimiento de Misfortune Cookie, una vulnerabilidad crítica que pone en riesgo a más de 12 millones de routers domésticos y de PYMES a nivel mundial. Misfortune Cookies podría llegar a permitir a un atacante tomar el control del dispositivo y sus privilegios de administración.

"Misfortune Cookie es una grave vulnerabilidad presente en millones de hogares y pequeñas empresas de todo el mundo y, si no se detecta y se controla, podría permitir a los hackers no sólo robar datos personales, sino también controlar las casas de las personas”, ha explicado Shahar Tal, director del grupo de malware y vulnerabilidades de Check Point Software Technologies, que finaliza asegurando que "en Check Point estamos dedicados a la protección de Internet y sus usuarios manteniéndonos por delante de los atacantes, centrados en descubrir cada día nuevos fallos de seguridad y en desarrollar la protección necesaria en tiempo real".