Si le parece que el iMac bondi que compró hace unos meses ya no es todo lo rápido que necesita para emplear los juegos de última generación, o quiere convertirlo en un ordenador más adecuado para emplear aplicaciones de videodeción, quizá no tenga que cambiar de máquina. La compañía Micro Conversions dispone de una completa gama de “trucajes” para las revisiones A, B y C del iMac, en las que se incluye la instalación de tarjetas aceleradoras 3-D o de captura de vídeo y sintonizador de televisión en el puerto mezzanine (en las revisiones A y B) o la inclusión de ésta a través de un adaptador. La compañía ofrece incluso la posibilidad de realizar las modificaciones oportunas para aumentar la velocidad del procesador a 266 MHz (en los iMac revisión A y B) o hasta 300 MHz en los iMac revisión C. Ninguna de estas modificaciones está, por supuesto, homologada por Apple con lo que quienes se decidan a trucar su iMac perderán el derecho a la garantía del equipo. Más información: www.microconversions.com.