El equipo desarrollador de Internet Explorer 5 ha reconocido que existe un agujero de seguridad en la versión del navegador para Mac, concretamente en las versiones 2.1 y 2.2 del Macintosh Runtime Java. El agujero, existente desde 1997 en el navegador de Microsoft, ha vuelto a reproducirse en Explorer 5, y sus consecuencias son la desprotección a la que se exponen algunos archivos privados y el hecho de que el navegador puede autorizar el acceso a sitios protegidos en una intranet corporativa.

El fallo de seguridad se produce cuando una página web detecta el fallo de seguridad entre Explorer 5 y el MRJ, y puede acceder a contenidos del disco duro del usuario redireccionándole a otras páginas web. Según ha reconocido Microsoft, las posibilidades de que el agujero afecte a los usuarios son muy bajas, y sólo afectaría a los equipos si no existe un cortafuegos en la red corporativa. En ese caso, se tendría que desinstalar el motor Java en los navegadores.

Microsoft ya se encuentra desarrollando un parche a Internet Explorer 5 para Mac que solucione este fallo de seguridad, aunque no ha comunicado cuándo puede estar listo.