P:Mi Mac empieza con la secuencia de arranque, pero entonces se detiene: no veo más que una pantalla gris, una carpeta parpadeante o bien el logo de Apple con el icono de la rueda que no para de girar.

R: Son muchas las probables causas del problema, y comprenden desde las más inocuas hasta las más dañinas.

Comenzando con las benignas, el culpable podría ser un periférico o bien su controlador. Para averiguar cuál es la causa, apaga el Mac (mantén pulsado el botón de encendido hasta que el Mac se apague por completo), desconecta todos los periféricos que puedas de tu Mac (incluyendo entre estos el teclado y el ratón), y vuelve a reiniciar el Mac. Si el ordenador se enciende correctamente, entonces apágalo de nuevo y conecta uno de los periféricos (en primer lugar el teclado o el ratón), y enciende de nuevo el ordenador.

Si todo funciona correctamente, repite el proceso, añadiendo un nuevo periférico cada vez hasta que el Mac vuelva a mostrar el problema. En ese punto, desconecta el último periférico que hayas añadido, reinicia tu Mac y comprueba en el sitio web del vendedor del periférico si existe algún controlador actualizado. En el caso de que no exista o bien que el problema persista tras haber instalado el nuevo controlador, prueba a utilizar un cable diferente o bien a utilizar otro puerto del Mac.

En el caso de que esto no funcione, reinicia el Mac con los periféricos desconectados (a excepción del teclado, el ratón y el monitor), y mantén pulsada la tecla Mayúsculas móviles para arrancar el Mac en modo de arranque seguro. Dicho modo ejecuta un conjunto más reducido de extensiones y también activa la utilidad de reparación de discos de Apple. Si el Mac se enciende correctamente, reinicia de nuevo sin pulsar esta vez la tecla de Mayúsculas móviles.

En el caso de que el Mac continúe sin arrancar correctamente, apágalo y reinícialo pulsando en este caso las teclas Comando + Opción + P + R. Mantenlas pulsadas hasta que escuches al Mac reproducir el sonido de arranque dos veces consecutivas. Suelta las teclas y reza para que el Mac arranque correctamente. Esta combinación de teclas reinicia la RAM de parámetros (PRAM) en los Mac basados en procesadores PowerPC y la RAM no volátil (NVRAM) en los Mac basados en procesadores Intel. Dichos reseteos pueden curar problemas relacionados con el uso de una resolución de pantalla no adecuada o bien la confusión sobre qué tipo de disco de arranque utilizar.


Este truco forma parte del artículo “Tu Mac en la clínica" publicado en el número de Julio-Agosto de Macworld, en el que encontrarás una completa guía para manejar iTunes de forma más adecuada a tus necesidades, y sorprender a tus amigos y familiares.

El número de Julio - Agosto de Macworld se encuentra ya a la venta en tu quiosco habitual y en edición digital en Zinio y Orbyt .


En el caso de que esto no funcione, prueba a arrancar desde el DVD de arranque de tu Mac o bien cualquier otro disco de instalación de OS X. (Inserta el disco y arranca el Mac al tiempo que mantienes pulsada la tecla C.) Cuando el Mac arranque desde el disco, selecciona Utilidad > Utilidad de discos, selecciona el disco de arranque del Mac en el listado de volúmenes y, en la pestaña de Primera ayuda, haz clic sobre el botón correspondiente a Reparar disco. En el caso de que no se detecte ningún problema, haz clic también sobre el botón Reparar Permisos. Reinicia tu Mac una vez que se hayan reparado los permisos.

Si la Utilidad de Discos no puede solucionar el problema, puedes probar a utilizar alguna herramienta de un tercero, como por ejemplo DiskWarrior de alsoft (70 EUR; www.alsoft.com). DiskWarrior puede reparar el tipo de problemas de corrupción de disco a bajo nivel que impide que el Mac pueda arrancar con normalidad (consulta “Más allá de Utilidad de Discos”).

¿Aún sin suerte? Quita la RAM de terceros que hayas instalado en tu Mac. Los manuales de tu Mac te indican cómo puedes hacerlo. Si has perdido tu manual, puedes encontrar una copia en formato PDF en el área de soporte de la web de Apple (support.apple.com)

Por último, prueba a reinstalar el OS X. Snow Leopard no proporciona una opción de Archivar e Instalar, tal y como sí era posible en las anteriores versiones del OS X. En vez de ellos instalará una copia limpia de Snow Leopard (sin guardar los anteriores archivos del sistema), dejando el resto de tus archivos en su sitio.

Si ninguna de estas medidas funciona, particularmente en el caso de que no puedas arrancar tu Mac desde otra unidad o disco de OS X, contacta con Apple o bien un Servicio Autorizado Apple.