Según se desprende del hilo publicado en el área de soporte de Apple, parece que se trata de un problema bastante generalizado y que también presenta una amplia cobertura en los foros de otros sitios web.

En todos los casos, siempre se presentan unas finas líneas grises o blancas durante el primer arranque del equipo y que se pueden apreciar en todo momento, especialmente contra fondos claros.

Este problema también se suma a que muchos de los MacBook Air de segunda generación suministrados tampoco son capaces de reconocer el gesto con los cuatro dedos sobre el trackpad, tal y como se recoge en la información disponible en las páginas web de la compañía.

Por el momento, no existe ningún tipo de declaración oficial por parte de Apple donde se reconozcan dichos problemas o se indique algún tipo de solución.