Acelerar los efectos de vídeo y editar no es lo único que puede hacer RTMac, ya que la solución está compuesta por una tarjeta PCI y una caja externa con conexiones FireWire que permite realizar la importación de vídeo desde cámaras y la exportación sobre fuentes analógicas como Hi-8 y Betacam SP.

Dentro de la caja

Esta caja externa incluye salidas y entradas de vídeo compuesto y S-Video; permite utilizar formatos de vídeo ITU-R 601 YUV 4:2:2, NTSC a 720 x 486 píxeles con casi 30 fotogramas por segundo y en formato PAL a 720x 576 píxeles a 25 fotogramas por segundo. Este producto también incluye entradas y salidas de sonido estéreo. La tarjeta PCI incorpora un conector auxiliar VGA de 15 pines que permite utilizar un segundo monitor; opción que permite utilizar la tarjeta AGP del Power Mac G4 como soporte para el primer monitor.

Matrox ha incluido la aplicación de Pixelan Software; OrganicFX Lite, que complementa al módulo de transiciones de Final CUT Pro con 50 nuevos efectos.

Requisitos y precios

Para trabajar con RTMac es necesario disponer de microprocesador a 400MHz o superior, ordenador Power Mac G4 con placa madre con banco AGP, un mínimo de 256 MB de RAM; bancos PCI libres; sistema operativo Mac OS 9.1, Final Cut Pro 2.0; QuickTime 5.0; y discos duros con interfaz EIDE/Ultra ATA o bien discos SCSI (cuyo velocidad de transferencia sostenida sea de, al menos, 25 MB/s, según afirma el fabricante.

Matrox ha afirmado que está trabajando con Adobe para ofrecer soluciones de edición en tiempo real a través de Adobe Premiere. El precio aproximado de esta solución de vídeo es de 999 dólares (unas 185.000 PTA) en el mercado norteamericano y puede ser comprado desde la tienda en línea de Matrox en www.shopmatrox.com o a través de distribuidores autorizados.