Apple estaría ultimando los detalles del lanzamiento de un iMac diseñado en la WWDC de este año. Así lo asegura el filtrador Sonny Dickson, que cree que la compañía presentará un iMac con el “lenguaje de diseño del iPad Pro” el próximo 22 de junio.

Aunque parezca mentira, sería la primera vez que Apple decide cambiar el chasis del iMac desde 2012, cuando la compañía decidió adelgazar los lados del ordenador de sobremesa. El diseño general se ha mantenido igual, y eso es poco habitual en la industria.

Según Dickson, el iMac tendría unos “biseles al estilo del Pro Display”, refiriéndose al monitor de Apple Pro Display XDR. Parece que el nuevo iMac podría tener una pantalla con ángulos curvos y biseles delgados, lo que supondría un gran paso adelante.

Portátiles Windows como la línea Dell XPS han conseguido reducir sus biseles a prácticamente nada, mientras que los MacBooks de Apple todavía siguen presentes. Siendo uno de los pocos ordenadores de sobremesa all-in-one constantemente a la venta, podría beneficiarse enormemente de un cambio en esta dirección.

El filtrador también ha asegurado que el nuevo iMac tendrá el mismo co-procesador T2 de los MacBooks, una GPU AMD Navi y SSD en todos los modelos (lo que supondría el adiós del Fusion Drive en las versiones más baratas).

Desconocemos si Apple decidirá conservar el tamaño actual de las pantallas: 21,5” y 27”. Algunos rumores apuntaban que estas serían de 24” y 30” respectivamente. Un cambio así podría afectar también el precio final del producto.

Esta información llega a la vez que parece casi seguro que Apple presentará los nuevos chips ARM para Mac en la próxima WWDC. Si fuera así, en cualquier caso, el iMac no será de los primeros en tenerlos, así que para los de 2020 cabe esperar todavía un chip Intel.