Review del Apple Watch Series 5

El Apple Watch Series 5 viene a ser actualmente todo un ejemplo a seguir dentro de lo que deben ofrecer los relojes inteligentes existentes en el mercado. Sin embargo, a pesar de novedades como la pantalla siempre activa, la autonomía sigue siendo su mayor lastre. 

Precio y disponibilidad

El Apple Watch Series 5 ha sido el último en llegar al mercado, a la venta desde finales de septiembre, con un precio que parte de los 449 € para la versión con acabados en aluminio y tamaño de caja de 40 mm. Si optas por la esfera de 44 mm, su precio se eleva 30 € más hasta los 479 €. 

En el catálogo de Apple, también puedes encontrar en el Series 5 en versión Hermes con esferas con acabados en acero inoxidable cuyos precios parten de los 1.349 €. Y los que busquen cajas con material de titanio pueden también adquirir el Apple Watch Series 5 desde 849 €. 

Por último, podrás encontrar modelos de Apple Watch Series 5 con caja de cerámica blanca en modalidad de GPS y Celular para los tamaños de 40 y 44 mm con precios de 1.399 y 1.449 € respectivamente.

Always-on marca diferencias

Como ya sabrás a estas alturas, una de las grandes novedades con las que cuentan los Apple Watch Series 5 son su pantalla siempre encendida ‘Always On’, algo que los más fanáticos de la marca han estado reclamando durante tiempo.

Es una función que lleva presente en el ecosistema de relojes inteligentes WearOS de Android u otros como TizenOS de Samsung, pero que hasta esta generación de Apple Watch no se ha hecho realidad. 

Como suele suceder, Apple la adopta a posteriori, pero nadie puede negar que lo hace francamente bien, mejorando lo presente. De esta forma, la capa o esfera mostrada en la pantalla se atenúa cuando dejas de hacer el movimiento o gesto de consulta. 

Apple también ha agregado una brújula para impulsar la nueva aplicación, así como el doble de almacenamiento para albergar más música o aplicaciones en modo local. 

La pantalla en negro típica de generaciones previas de Apple Watch, finalmente, ve recompensada la espera de más de 4 años para ofrecer la hora de manera constante y exhibir todo su esplendor en una pantalla OLED frente a mantenerse como dispositivo apagado o pasando desapercibido. 

A decir verdad, una pantalla siempre activa en un reloj inteligente no debería llevarnos más de dos líneas dentro de lo que es un análisis del Apple Watch. Sin embargo, ha pasado a ser una característica dominante que hace que el reloj se sienta, ahora sí, como un reloj moderno. 

Funciona de manera que en lugar de atenuar la pantalla, simplificar o reducir el color, ha agregado una pantalla adicional LCD FSTN transparente sobre el panel OLED para ahorrar mayor cantidad de batería.

Apple ha combinado las mejores partes de cada una en un nuevo tipo de pantalla que, como podrás comprobar, se ve francamente bien con colores nítidos y sorprendentes. De alguna manera, los tonos blancos son blancos y no azulados, algo que sucede con otros relojes. 

En función de la pantalla activa que selecciones, el Apple Watch Series 5 actuará de manera diferente, a veces atenuándola, y otras invirtiendo los colores y dejando solo la información vital para consultar la hora. 

La compañía ha cuidado con esmero esta novedad, de manera que los desarrolladores saquen el máximo partido al aspecto que exhibe el reloj incluso cuando no lo estás mirando o utilizando. Por su parte, la pantalla OLED bien calibrada implica que podrás leer la información incluso a plena luz del día y con cualquier nivel de brillo. 

Si bien la función de reloj muestra la hora, existen otra serie de datos ofrecidos como los temporizadores, el tiempo atmosférico o los pasos dados, que se actualizan al minuto. La aplicación Workout, por ejemplo, permanece visible, pero la pantalla se atenúa y no se muestran milisegundos. 

Cuando utilizas una aplicación concreta, el fondo se vuelve borroso y la hora aparecerá en la esquina superior derecha. Como conclusión, debes quedarte con el hecho de que el reloj te ofrecerá toda la información que necesitas la mayoría de las veces. 

La pantalla siempre activa proporciona el tipo de funcionalidad que todos esperamos de un reloj de pulsera tradicional, mostrando de un vistazo la información necesaria, al tiempo que cuentas con la ventaja de tener entre manos un reloj inteligente con todos sus extras. 

Por ejemplo, recibirás vibraciones cuando lleguen las alertas, con posibilidad de elegir si quieres que se active la pantalla cuando te entren notificaciones de algún tipo. Hay muchos relojes que hacen cosas similares, pero ninguno de los métodos se acerca a este nivel de detalle. 

Dentro del ecosistema WearOS, por ejemplo, algunos relojes cuentan con pantallas difíciles de leer e interpretar, otros evitan las funcionalidades básicas, mientras que en otras ocasiones, tendrás que manejar los tamaños de fuente de letras para que tu vista pueda interpretarlo. 

Puede que la pantalla del Series 5 sea del mismo tamaño que la del Series 4, pero sin duda se siente como una experiencia completamente nueva. Si vienes de un modelo Series 3 o anterior, no hay ni punto de comparación. 

Batería y autonomía 

Antes de entrar en detalle sobre los tiempos de espera y autonomía ofrecidos por esta nueva generación, debes saber que Apple ha trabajado la funcionalidad de ‘Always On’ hasta el punto de que apenas habrá diferencia en la autonomía entre tenerla activada o desactivada. 

Así es. Mientras que otros relojes inteligentes te alertan de que el uso de la pantalla siempre encendida afectará negativamente a la vida útil de la batería, Apple promete que el Series 5 tiene la misma duración de batería de 18 a 20 horas, la que venía ofreciendo en generaciones anteriores con la pantalla apagada. 

Esto no sucede, por ejemplo, con otras marcas como Fitbit y su reloj inteligente Fitbit Versa 2, el cual puede durar hasta tres días con la pantalla siempre encendida, o cinco días con ella apagada, lo que incita que no está pensado para tenerla siempre activada. 

Es un gran logro que se hace realidad gracias al uso de una pantalla de polisilicona y óxido LTPO de baja temperatura, un controlador de pantalla de ultrabaja, un circuito integrado con gran eficiencia energética, y un nuevo sensor de luz ambiental. 

El hecho de incorporar una pantalla siempre encendida sin afectar la vida útil de la batería subraya más si cabe lo frustrante que puede llegar a ser la batería del Apple Watch. Aunque se carga rápidamente, con un promedio del 70 %  con una hora de carga, requiere de que el proceso sea diario. 

Así pues, si resulta que sales de viaje o te vas de fin de semana, no olvides llevar contigo el cargador o base del dispositivo. Incluso con un modo de uso normal o liviano, siempre tendrás que ponerlo a cargar por la noche a diferencia de los Fitbit que duran días. 

El resto de aspectos son relativamente similares (notificaciones, frecuencia cardíaca continua, entrenamiento, seguimiento del sueño y otras aplicaciones de uso típico asociadas al GPS). Tengas o no la pantalla siempre activa, la duración será muy similar. 

Es algo que hemos podido comprobar. Usándolo con configuración predeterminada, con pantalla siempre activa y la de despertar al elevar, obtuvimos unos tiempos de 20 horas de uso. 

Desactivando todas las funciones asociadas a la pantalla, como el hecho de tenerla siempre activa, o mostrar la información al hacer el movimiento gestual de consulta, los tiempos mejoraron ligeramente hasta alcanzar las 36 horas de duración.

Es una cifra un tanto mejor, pero muy lejos todavía de lo que ofrecen otros como el Fitbit Ionic, el Galaxy Watch, o el Huawei Watch GT2, uno de los recién llegados y que ya hemos podido analizar en PCworld. Consulta aquí la review

Apple no ofrece el seguimiento del sueño nativo en el Apple Watch, una característica que es de suponer que se ofrecerá con el lanzamiento del Series 6. Al igual que la función de pantalla siempre encendida, Apple no la contempla hasta que considere que puede superar lo existente en el mercado. 

En su ausencia, es posible utilizar la aplicación Sleep++ para suplir esta información y aunque no es tan preciso con las fases del sueño ni completo como otros, te brindará información valiosa relacionada con tus patrones de sueño diario. 

De hecho, durante nuestras pruebas, el reloj se quedó sin batería dos noches debido a que no revisé si el nivel de batería al acostarme era suficiente. Además, la experiencia no es la mejor ya que si olvidas activar ‘no molestar’ o ‘modo cine’ el reloj te despertará en mitad de la noche. 

Así pues, no esperes que este nuevo Apple Watch Series 5 te ofrezca una experiencia satisfactoria a la hora de medir tus patrones de sueño. Para ello, te recomendamos otros dispositivos con mayor autonomía y de los que no tengas que preocuparte cada noche de recargar previamente. Consulta aquí las mejores pulseras Fitbit del momento.

Ecosistema de Apps

Si el seguimiento del sueño no lo es todo para tí, el Apple Watch Series 5 es básicamente el reloj inteligente perfecto por la cantidad de aplicaciones entre las que podrás elegir. 

Junto con la detección de caídas y el sensor ECG que ya venía con la Serie 4, watchOS 6 añade aplicaciones nuevas y carátulas de reloj que se suman a la gran biblioteca con la que ya contaba. 

También cuentan los detalles pequeños, como el poder configurar las llamadas de emergencia internacionales si habitualmente viajas fuera. El reloj identificará el lugar en el que te encuentras y compartirá la ubicación con los servicios de emergencia locales. 

Por último, tener a mano elementos como una calculadora, siempre es bueno, pero si hay algo que tenemos que reconocer a Apple, es que está mejorando el ecosistema para que WatchOS aprenda del uso que haces de cada una de ellas y te brinde la mejor  experiencia. 

De hecho, ahora es posible descargar aplicaciones sin necesidad de acudir a tu iPhone, y es tan rápido y fácil como lo es hacerlo en tu teléfono. Las aplicaciones aún no son completamente independientes. 

Cuando instalas una en tu reloj, se instala una complementaria en el teléfono móvil. Si eliminas la del teléfono, se eliminará la del reloj y viceversa. En cualquier caso, la independencia ahora es mayor que en generaciones previas, especialmente si adquieres el modelo Apple Watch Series 5 con conexión celular.  

Digamos que la experiencia está muy lejos de lo que podrás encontrar en Google Play al conectarte con un dispositivo WearOS. Parte de este éxito se debe al procesador S5 y a la integración de hardware y software que logra Apple. 

Veredicto

No hay duda de que el Apple Watch Series 5 es el mejor reloj inteligente que puedes comprar a pesar de que su precio sea superior al de la media de sus competidores. 

Tiene una pantalla increíble, excelente soporte de aplicaciones, y ofrece el conjunto más completo de sensores y funciones que encontrarás en este mercado. Sin duda es costoso, pero cuando considera que Tag Heuer vende un reloj Wear OS por 1.700 € sin conectividad LTE, el precio no parece tan extravagante.

Además, ofrece una amplia variedad de modelos. Apple ha hecho que sea más fácil que nunca elegir el reloj que deseas al permitirte combinar cualquier cuerpo y banda. Ya no estás limitado a las combinaciones preseleccionadas. 

Cuando compras uno, obtienes dos cajas diferentes, una con el cuerpo del reloj y otra con la banda. Presumiblemente, así es como se venderán todos los Apple Watch en el futuro, y tiene mucho sentido. Desde el primer día, Apple ha posicionado su reloj como el último accesorio de moda para usuarios de iPhone. 

Especificaciones

  • Modelo de 40 mm: 40 x 34 x 10,7 mm
  • Modelo de 44 mm: 44 x 38 x 10,7 mm
  • Procesador S5 y memoria de 32 GB
  • Conectividad Bluetooth 5.0, Wi-Fi 802.11 b / g / n, NFC, LTE opcional
  • ECG y GPS / GNSS
  • Corazón óptico (2da generación)
  • Altímetro barométrico
  • Resistencia al agua 50M
  • Acelerómetro, Giroscopio, Brújula
  • Duración de batería de 18 horas
  • Sistema operativo WatchOS 6.0
Find the best price

Mejores precios hoy Se Incluyen las Últimas Ofertas del Cyber Monday

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo