Review Sandisk iXpand Wireless Charger

La base de carga planteada por Sandisk es algo más que un simple cargador inalámbrico con el que poder cargar la batería de tu móvil o iPhone. De entrada, es compatible con la tecnología Qi, con lo que podrás usarla tanto para tu iPhone compatible, como para infinidad de móviles Android. 

Qi es el estándar en lo que se refiere a carga inalámbrica por inducción. La base de carga iXpand ha sido diseñada para cargar el iPhone con hasta 10 vatios de potencia, proporcionando además carga adicional a través de su conector de salida de tipo micro USB. 

Como veremos a continuación, esta base de carga cuenta con el aliciente de poder llevar a cabo copias de seguridad de tus fotos y vídeos de forma transparente para el usuario mientras que la batería del dispositivo es recargada. 

Precio y disponibilidad

Antes de entrar en detalles, debes saber en primer lugar que actualmente hay dos modelos diferentes en función de la capacidad de almacenamiento para poder llevar a cabo las copias de seguridad de tus dispositivos.

El modelo Sandisk iXpand Wireless Charger de 128 GB presenta un precio actual de 100,99 €, mientras que el de mayor capacidad de 256 GB, asciende a los 146,99 €. Ambos se encuentran a la venta en la store online de Western Digital o en Amazon con ofertas puntuales.

Diseño y calidad

Tradicionalmente, los productos de Sandisk, marca perteneciente ahora a la compañía Western Digital tras su compra en el año 2016, han mantenido unos estándares altos de calidad y en el caso del cargador inalámbrico iXpand no es menos. 

El tamaño del dispositivo es compacto y plano, facilitando su transporte incluso en aquellos casos en los que sales de viaje y quieres llevarlo. Evidentemente, no está pensado para este fin, pero habrá gente que lo haga. 

Requiere de una fuente de alimentación externa que afortunadamente viene acompañado de un cable de 1,8 metros de longitud, lo que te hará la vida más fácil a la hora de instalarlo en tu mesita de noche o en tu puesto de trabajo habitual. 

La base del dispositivo dispone de una zona de goma para facilitar la adherencia a la mesa o superficie plana. Igual ocurre con su base plana de plástico blando donde depositas el iPhone, que presenta una amplia zona que impedirá que el móvil se desplace o pueda escurrirse. 

Un pequeño indicador LED, bastante bien disimulado, te servirá para saber si tu móvil está siendo cargado con su respectiva copia de seguridad. Suponemos que su ubicación es estratégica con el fin de no alterar tu sueño cuando dejas el iPhone cargándose por las noches. 

Junto al conector de alimentación, detectamos una salida de tipo mini USB (no USB C) que te servirá para utilizar una fuente de carga adicional, ya sea para tu Apple iWatch, para los AirPods, o para cualquier otro dispositivo. 

Carga de batería

El uso durante un amplio período de tiempo nos ha permitido ser conocedores de todas sus ventajas y de aquellos fallos que podrían ser subsanados por Sandisk en una posible nueva versión. 

De entrada, frente a otras opciones de cargadores inalámbricos que se encuentran a la venta en la tienda online de Apple, vemos que el iXpand Wireless Charger tiene doble funcionalidad pero con posibilidad de cargar un único dispositivo a la vez.

Otras soluciones como esta de Mophie te permitirán cargar simultáneamente y de forma inalámbrica tanto tu iPhone como tu Apple Watch. No es nuestro caso y con el iXpand solo podrás cargar un dispositivo a la vez. 

En  cuanto a la velocidad de carga, no esperes grandes velocidades con una potencia de 10 vatios, pero hay que reconocer que se encuentra por encima de los 7,5 W de salida máxima contemplada por los iPhone, lo que explica que solo los móviles Android podrán aprovechar esta mayor eficiencia. 

Desde que Apple lanzase la versión de iOS 11.2, la compañía elevó la velocidad máxima de carga inalámbrica de sus iPhone de 5 a 7,5 vatios, y es la velocidad que impera hasta el día de hoy a falta de una actualización, puesto que muchos móviles android soportan los 40 W. 

Manejando estas velocidades, es evidente que no usarás la base para cargar el iPhone en aquellos instantes en los que tienes prisa, pero resulta eficiente si lo usas todas las noches para tenerlo listo al cien por cien todas las mañanas al levantarte. 

Hemos notado que independientemente del teléfono móvil que cargues, se calienta. Probamos tanto con un iPhone X como con un Huawei P30 Pro y en ambos se aprecia temperatura. La base también incrementa su temperatura. 

A su favor cabe destacar que podrás utilizar una amplia variedad de fundas y la base seguirá cargando de forma inalámbrica siempre que el grosor sea inferior a los 0,3mm. De hecho, también probamos con los auriculares Huawei Freebuds 3 con base de carga inalámbrica. 

Backup y copias de seguridad

La funcionalidad extra ofrecida por la iXpand no es otra que la realización de copias de seguridad de tu iPhone de las fotos, vídeos y contactos que tengas almacenados en su memoria. Esto te permitirá contar con una copia adicional, así como liberar espacio de tu iPhone. 

Muchos opinarán que para eso ya tienen la suscripción de iCloud, pero siempre es más barato tener una copia en local, que tener que pagar mensualmente una cuota por un plan de almacenamiento que se incrementa con el paso del tiempo. 

La puesta en marcha es relativamente rápida, ayudados por la aplicación correspondiente de Sandisk iXpand de la App Store o de Google Play para los modelos Android. Es fácil de utilizar, pero no está exenta de conceder permisos de ubicación sin conformarse con la opción de utilizar solo mientras la app está en uso. 

Probamos a bloquear este permiso desde ‘Ajustes’ del iPhone y directamente la aplicación deja de responder y de llevar a cabo el backup hasta volver a concederle acceso. Suponemos que esto debe ser revisado por parte de la marca. 

Los contenidos se sincronizan relativamente rápido gracias a que la base utiliza tanto Wifi como Bluetooth (conexión directa), primando la velocidad con la primera. Sin embargo, es mejorable, pues solo contamos con la conexión de 2,4 GHz para conectarnos a la red wifi, dejando fuera a la banda de 5 GHz.  

Visualmente, la aplicación permite ver en todo momento la capacidad de la batería y el estado de la copia de seguridad. Sin embargo, para recuperar cualquier backup de tu iPhone, tendrás que valerte del Mac para acceder a lo almacenado en la iXpand. 

Si resulta que compartes la base con otros miembros de tu casa, debes saber que creando perfiles podrán también beneficiarse tanto de la carga inalámbrica de su teléfono móvil, como de la copia de seguridad de su dispositivo. 

Veredicto

Como conclusión, el precio presentado por la base de Sandisk no es desorbitado y se encuentra dentro de la media de otros fabricantes, con el aliciente de que ofrece la posibilidad de llevar a cabo copias de información relevante. 

No podrás cargar diversos dispositivos de manera simultánea, y tampoco nos ha gustado la cantidad de permisos que hay que conceder de ubicación y acceso a los contactos para poder utilizar la función de copia de seguridad. 

Por lo demás, estamos ante un producto que te facilitará el día a día si optas por aprovechar la modalidad de carga inalámbrica de tu iPhone o teléfono móvil Android. 

Diversas actualizaciones de la App durante nuestras pruebas han mejorado la experiencia de uso, pero nos gustaría una mayor transparencia por parte de Sandisk a la hora de consultar lo almacenado en la base, o recuperar un contenido determinado.  

Lista de especificaciones

  • Cargador inalámbrico con copia de seguridad
  • Tecnología de carga inalámbrica Qi
  • Conectividad por wifi y bluetooth
  • Velocidad máxima de carga: 10W (7,5W en iPhone)
  • Dispositivos compatibles: iPhone 8 en adelante y dispositivos Android
  • Conector: carga y mini-USB
  • Capacidad de almacenamiento de 128GB o 256GB
  • Aplicación móvil iXpand 1.1.3
  • Dimensiones de 100,3 x 19,5 x 201,4 mm
  • Peso de 201 gramos
Find the best price

Mejores precios hoy

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo