Review de Private Internet Access VPN para Mac

Con toda la cantidad de tiempo que actualmente pasamos en la red, no es de extrañar que la privacidad se haya convertido en un tema primordial. Aunque muchas páginas web y apps implementan medidas de seguridad sólidas, esto no impide que tu actividad en Internet quede al descubierto.

Al fin y al cabo, tanto tu proveedor de servicios de Internet (ISP), como el gobierno o alguien con intenciones maliciosas puede llevar a cabo un rastreo o seguimiento de los pasos dados. 

Esto es especialmente preocupante si tenemos en cuenta la gran cantidad de datos confidenciales que manejamos, muchos de los cuales son enviados a través de tu conexión a Internet, ya sea información de identificación personal (PII) o detalles de la cuenta bancaria.

Siempre podemos mitigar esta exposición con el uso de los servicios VPN o red privada virtual. En esencia, trabajan de forma que cifran la conexión entre el Mac y un servidor en Internet, lo que agrega una capa adicional de seguridad que resulta clave. 

Sin embargo, no es una solución infalible para el anonimato: aún podrás ser rastreado mientras estás conectado a sitios como Google y Amazon, ya sea que tengas detrás una VPN conectada o no.

Es posible que hayas escuchado más sobre el otro propósito clave de una VPN, y es la razón principal por la que verás servidores ubicados en diferentes zonas geográficas o países de todo el mundo, con posibilidad de usar otros servicios no disponibles en tu país.

Los servicios VPN gratuitos pueden ofrecer ambas funciones, pero todas tienen sus limitaciones. Si prefieres evitar la falta de servidores, restricciones de datos o velocidades mucho más lentas, te recomendamos encarecidamente un servicio de pago. 

La buena noticia es que la mayoría son muy asequibles, incluida la que nos propone Private Internet Access. Esta VPN tiene un largo historial de uso, pero ¿está lista para competir con algunos de los mejores servicios que existen? Vamos a averiguarlo. 

Funciones y aplicaciones

En el momento de escribir este artículo en junio de 2021, Private Internet Access (PIA) ofrece un total de 33.665 servidores repartidos por 73 países. Eso empequeñece el número que encontrarás en casi cualquier otra VPN, con todas las ubicaciones populares presentes. 

PIA tiene servidores físicos en países como el Reino Unido, Estados Unidos y Australia, por lo que hay muchos lugares entre los que poder elegir. La mayor parte de Europa, América Central y Asia también está cubierta, aunque algunos usan servidores virtuales (o regiones ubicadas geográficamente, como se las conoce aquí).

Estos usan una dirección IP del país elegido, pero están alojados en una ubicación donde PIA tiene un servidor físico. Significa que el servidor de Brasil tiene su sede en Ámsterdam, mientras que en China pasará por Hong Kong. 

Cada servidor virtual se indica con un icono en la aplicación y, fundamentalmente, no tiene un efecto adverso en las velocidades de conexión a pesar de que pueda haber distancia de por medio. 

El acceso privado a Internet ofrece una amplia funcionalidad a través de la barra de menús de macOS; de hecho, es la única forma de acceder a la aplicación. Esto muestra todas las opciones en una barra, incluso cuando la configuras como una ventana flotante. 

Limita lo que puedes ver en la pantalla en cualquier instante y no aprovecha al máximo la pantalla ancha del Mac, pero esto tiene fácil arreglo con una revisión de la versión que actualmente se encuentra en vigor. 

Private Internet Access interfaz Mac

El diseño de la aplicación también crea una experiencia de usuario un tanto confusa. La pantalla principal está separada por una variedad de subtítulos diferentes, pero el diseño no deja claro cómo conectarse a servidores que no están disponibles en el encabezado "Conexión rápida". 

Resulta que tienes que seleccionar la ubicación en la sección 'Servidor VPN', luego hacer clic en la flecha de la parte inferior de la ventana y finalmente en el gran botón amarillo para encenderlo. No encontré otra forma de mostrar ambos al mismo tiempo, lo que me pareció poco intuitivo.

Private Internet Access interfaz Mac

Hay nueve secciones separadas en la pantalla de inicio de la aplicación, con la opción de 'fijar' cada una en la parte superior de la pantalla. Esto es algo que recomendaría hacer, ya que el diseño predeterminado coloca el uso de datos y la configuración rápida avanzada arriba del todo. 

Me acostumbré a esta peculiaridad con el tiempo, pero aquí hay una curva de aprendizaje que simplemente no existe con muchos otros servicios VPN. Sin embargo, la lista completa de servidores es de los más impresionante. 

PIA también permite ordenar las ubicaciones alfabéticamente y según su latencia. Este último generalmente aumenta con la distancia física desde tu ubicación real, pero brinda un buen indicador de las velocidades que cabe esperar. 

Las flechas pequeñas indican dónde hay varias ubicaciones dentro de un país, y también hay una opción para guardar servidores favoritos; estos se muestran en la sección 'Conexión rápida'.

Private Internet Access interfaz Mac

PIA también tiene una amplia compatibilidad con dispositivos. Además de la aplicación para Mac que sin duda te interesa más, también puedes contar con versiones para Windows (8.1 y 10), Android, iOS, Linux y también puedes usar PIA a través de tu router.

También hay extensiones de navegador para Chrome, Firefox y Opera, pero estas solo ofrecen funciones básicas. Puedes instalar la aplicación en tantos dispositivos como desees, aunque está limitado a 10 conexiones activas a la vez, algo positivo pero lejos de las ilimitadas de Surfshark. 

Private Internet Access interfaz Mac

Vale la pena señalar que el acceso privado a Internet aún no se ha actualizado para admitir los Mac M1. El miembro del equipo de soporte con el que hablamos nos indicó que los desarrolladores están trabajando en ello, pero sin fechas oficiales.

Nos pusimos en contacto con él a través del chat en vivo 24/7 de PIA, una función que la compañía introdujo recientemente en 2020. Hubo algunos problemas iniciales con el envío y la recepción de mensajes, pero resultó ser útil como vía de atención al cliente. 

Si no puedes encontrar una respuesta en la variedad de artículos de soporte, PIA también ofrece la opción de soporte por correo electrónico. Esto no es tan rápido como el chat en vivo, pero podría ser útil si no tienes prisa.

PIA también admite el túnel dividido, lo que permite usar la VPN solo con aplicaciones o direcciones IP específicas. Esto se puede configurar como una lista blanca o una lista negra, y los seleccionados son los únicos que usan la VPN o las únicas excepciones. 

Otras características destacadas incluyen 'Automatización de conexión', donde puedes configurar PIA para conectarte o desconectarte automáticamente de la VPN, muy útil cuando te unes a una red específica. 

Esto puede resultar útil si confías en la red wifi de tu hogar, pero deseas estar protegido mientras usas una conexión wifi pública o datos móviles. La función 'VPN Snooze' también te permite desconectarte de la VPN durante un período de tiempo. 

También hay una opción de 'IP dedicada', que te permite usar la misma dirección IP cada vez que te conectas a una ubicación en particular. Sin embargo, al igual que CyberGhost, esto solo está disponible como un extra opcional, no como parte del paquete principal. 

Velocidades de conexión

Ya hemos mencionado que la experiencia del usuario con Private Internet Access para Mac no es intuitiva, pero lo que realmente importa son las velocidades que puede ofrecer. PIA es de los pocos servicios VPN que admite WireGuard, un nuevo protocolo que garantiza velocidades más rápidas que OpenVPN y otros.

El análisis comparativo de VPN Pro sugiere que PIA es mucho más lento que los principales proveedores de VPN, pero aún se basa en el protocolo OpenVPN más antiguo. Hasta que no se actualice esta información, es imposible comparar directamente las cifras.

Para hacerte una idea, en una conexión wifi de aproximadamente 30 Mbps de bajada y 6 Mbps de subida, nos reportó que no podíamos poner a prueba PIA por completo, pero las pruebas de velocidad brindan un indicador útil del tipo de caída que cabe esperar. 

Probamos la conexión poco después de las 12:00  p.m. (hora del Reino Unido), en un día laborable, utilizando el popular servicio de pruebas de velocidad de Ookla. El único servidor de transmisión dedicado en la aplicación tiene su sede en Londres. 

Bajó las descargas ligeramente a 28 Mbps, pero funcionó bien tanto con Netflix como con Disney Plus. En Nueva York (hora local a las 7 a.m.), las velocidades se mantuvieron estables en alrededor de 26 Mbps, con acceso completo a la biblioteca de Netflix de Estados Unidos.

Private Internet Access interfaz Mac Netflix

A pesar de que las 9:00 p.m. suele ser una hora pico para el tráfico de Internet, las velocidades en Sídney eran un poco más altas (27 Mbps). Nuevamente, los servicios de Netflix específicos de Australia estaban disponibles a través de mi cuenta habitual. 

El servidor virtual en Brasil (con una dirección IP cerca de Río de Janeiro) mantuvo un rendimiento sólido de 28 Mbps, aunque no pudimos ejecutar una prueba de velocidad cuando estaba conectado al servidor chino.

Durante las pruebas, todas las ubicaciones mantuvieron una velocidad de carga constante de 6 Mbps, casi idéntica a lo que grabé sin una VPN conectada. Lo principal que se ve afectado es el ping, aunque eso no será un problema salvo que pretendas usar juegos online. 

Un colega con sede en Francia también confirmó que conectarse a un servidor del Reino Unido le permite acceder a BBC iPlayer desde el extranjero, pero no logró desbloquear ITV Hub.

Seguridad y privacidad

Private Internet Access tiene su sede en los Estados Unidos. Eso puede hacer sonar las alarmas si estás familiarizado con los 14 ojos, un convenio colectivo entre 14 países para compartir libremente información de seguridad entre sí. 

Estados Unidos es uno de los miembros fundadores, lo que significa que, en teoría, se le podría pedir a PIA que entregue los datos del usuario. Sin embargo, la empresa aplica una política estricta de no guardar registros. 

Esto significa que tu dirección IP, historial de conexión y datos de navegación se cifran y luego se eliminan al final de cada sesión. En el caso poco probable de que el gobierno de los Estados Unidos solicite información a PIA, solo podría proporcionar datos básicos sin identificarte. 

Aparentemente, esta política se ha probado en los tribunales dos veces, y el caso más reciente concluyó en 2018. La Política de privacidad de la compañía establece que de los datos personales limitados que recopila, ninguno está asociado con la actividad del usuario. 

El documento continúa diciendo que los datos de actividad nunca se registran ni se  almacenan. Sin embargo, aparte de la política de no guardar registros, no hay evidencia de que las otras medidas de seguridad de PIA se hayan sometido alguna vez a una auditoría independiente. 

Tampoco es uno de los 14 miembros de la VPN Trust Initiative, una alianza global destinada a 'promover la privacidad y la seguridad a través de las VPN'. Eso significa que tendrás que creer en la palabra de la compañía.

Planes de precios

Hay tres opciones cuando se trata de contratar uno de sus planes de suscripción. Si puedes comprometerte con él, el plan de dos años representa la mejor relación calidad-precio con diferencia. 

En el transcurso del contrato de 24 meses, el servicio te costará solo 2,50 € al mes, es decir, 65 € por dos años de uso frente a los 241,54 € que costaría si no estuviera en vigor el descuento especial de hasta el 73 % de su valor habitual. 

PIA ofrece dos meses adicionales gratis, pero después de eso, se te asignará otro plan de 24 meses si no lo cancelas a tiempo. 

No obstante, sigue siendo uno de los servicios VPN más asequibles que puedes comprar, y cuesta solo un poco más que Surfshark (ver review) que está en los 2,11 € al mes. 

El plan de VPN para un año también es relativamente asequible, con un precio final de 37,19 € al año, lo que vienen a ser 3,10 € mensuales. Estos precios suben abruptamente si solo deseas pagar por un mes de uso, situándose en los 9,29 € al mes. 

Consulta nuestro especial sobre las mejores VPNs para Mac.

Veredicto

El acceso VPN ofrecido por (PIA) tiene todo lo que la mayoría de la gente busca en un servicio de acceso VPN moderno, incluidos extras interesantes como pueda ser el túnel dividido o el desbloqueo de servicios de streaming con los que otras no pueden. 

Ya hemos mencionado que la interfaz de usuario resulta un poco tosca, con un diseño confuso en determinadas secciones y un interruptor de encendido / apagado que está completamente separado del resto de la aplicación.

Sin embargo, una vez que te acostumbras a estas peculiaridades, PIA funciona extremadamente bien. La reciente introducción de WireGuard ofrece excelentes velocidades, incluso si aún no tenemos los resultados de las pruebas independientes que lo respalden. 

También obtienes ese interruptor de apagado personalizable y túnel dividido, algo que las aplicaciones VPN de Mac tienden a omitir. De hecho, el servicio puede desbloquear fácilmente versiones internacionales de Netflix y BBC iPlayer desde fuera del Reino Unido.

Su política de privacidad cumple todos los requisitos desde una perspectiva de seguridad, aunque nos gustaría ver en un futuro próximo una auditoría independiente para verificar esos principios. 

El acceso privado a Internet es una VPN extremadamente capaz a un precio asequible, pero la falta de un diseño pulido puede alentar a las personas a optar por una alternativa de precio similar.

Encuentra el mejor precio

Mejores precios hoy

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo