Review del Mac mini con M1 (2020)

En cierto modo, el Mac mini es el equipo más interesante de los tres Mac con M1 que fueron lanzados el pasado mes de noviembre de 2020. Partimos de que se trata de un ordenador de escritorio, con lo que el consumo de energía del M1 y la duración de la batería no son preocupantes. 

Pero claro, la eficiencia energética siempre es un buen factor pensando en el medio ambiente y en tu economía, algo que no afecta a la experiencia diaria. De esta forma, con el Mac mini M1, nuestro enfoque principal se centra en el rendimiento.

Y es que en el Mac mini, el M1 tiene la oportunidad de demostrar su mejor cara. Con un chasis más grande y más espacio para el enfriamiento del ventilador, en teoría es posible exprimir un poco más el silicio del chip. Parece que es lo que Apple consigue. 

Rendimiento Benchmark

El M1 podrás encontrarlo a la venta con cuatro configuraciones diferentes, con un procesador de gráficos de siete u ocho núcleos y con 8 GB o 16 GB de RAM integrada. En el Mac mini que probamos, había ocho núcleos gráficos y 8 GB de memoria. 

Es la misma configuración que tiene el MacBook Pro de 13 pulgadas que probamos, pero en nuestras pruebas comparativas, el Mac mini se las arregló constantemente para funcionar mejor, tanto en términos de rendimiento de CPU, como en lo relativo a gráficos.

Sin embargo, la diferencia no es tan grande como para que te des cuenta. Estamos hablando de puntuaciones 2-4 por ciento más altas y un tiempo de renderizado similar para un proyecto de video, descomprimir un archivo comprimido, etc. 

Pero esta diferencia es tan constante durante las mediciones que llevamos a cabo repetidamente, que podemos afirmar que no se debe a simples márgenes de error. 

Apple Mac mini

Nuestros puntos de referencia que mostramos en las gráficas siguientes, verás que hay un mayor salto entre el MacBook Air sin ventilador, que se enfría completamente de forma pasiva, y los otros Mac M1, que se benefician de la refrigeración por ventilador. 

Cinebench R23 ejecuta la carga máxima del procesador en un bucle de diez minutos, por lo que la refrigeración se vuelve de mayor interés. 

En ambos casos, estas son versiones de las aplicaciones de referencia que están optimizadas para el M1 y son un indicativo de lo que es posible conseguir con las aplicaciones desarrolladas directamente para la arquitectura. 

Geekbench también se puede ejecutar en un modo Intel que te permite usar instrucciones x86 y se ejecuta a través de la capa de traducción Rosetta 2. Esto da como resultado una reducción notable del rendimiento, entre un 20 y un 30 %, en las aplicaciones más antiguas frente a las optimizadas para M1. 

Rendimiento en gráficos

Pero dado que la CPU no lo es todo, el rendimiento de los gráficos es la razón principal para cambiar de procesador central, cuyos gráficos UHD eran bastante mediocres. Aquí estamos hablando de cuadruplicar el rendimiento. 

¿Significa esto que el Mac mini M1 tiene una buena configuración para juegos? No es un ordenador diseñado específicamente para esas tareas, y los títulos un poco más exigentes que probamos muestran que Apple tiene un camino por recorrer.

De hecho, cuando ejecutamos Subnautica, con su gestión de energía y manejo de efectos de luz en GPU, en el mejor de los casos podríamos llevarlo a poco menos de 30 fps, y eso con todos los ajustes fijados al mínimo en una pantalla de 1080p. 

Los Skylines de las ciudades con uso intensivo de la CPU también tuvieron problemas para mantener la velocidad de fotogramas que consideramos apropiada para la visualización. 

Sin embargo, estos juegos están codificados para hardware de PC, por lo que la emulación es un obstáculo adicional. En el futuro, estos juegos ciertamente se pueden simplificar y optimizar para M1 y Mac.

Esto no impide que con los programas de productividad que manejan los gráficos M1, comprobemos que cobran vida y eso significa un gran impulso para todos los nuevos equipos Mac, no solo los de sobremesa, que con el procesador Intel, se estaban quedando atrás.

Con baja resolución y configuraciones de gráficos minimizadas, es posible jugar a juegos. Pero sin la compatibilidad con eGPU (que no ofrece ningún Mac M1), actualmente debes considerar que el nuevo Mac mini no está pensado para entornos de juegos actuales.

Otros componentes

No son solo la CPU y la GPU las que marcan la diferencia para esta generación de Mac mini M1. De hecho, la gestión de memoria integrada del circuito M1 debería ofrecer una experiencia más rápida en muchos contextos, además, con uno de los SSD más rápidos. 

Es difícil medir cuánto afectan estos diferentes factores a cada situación, pero en general puedes contar con que las aplicaciones listas para M1 obtendrán un impulso significativo, y que las aplicaciones adaptadas a Intel funcionarán también, o tal vez mejor que antes. 

Para el Mac mini, que no se había actualizado desde 2018 y se mantuvo en la generación ocho del procesador Intel Core, un poco más antiguo, este es un verdadero salto en el rendimiento. 

El M1 ofrece un aumento de aproximadamente un 40 % para las operaciones de un solo núcleo en comparación con el Mac mini con el mejor procesador Intel Core, pero no es un salto tan grande para los trabajos de varios núcleos. 

Suponemos que esto puede tener que ver con el equivalente de Intel que tiene seis núcleos que funcionan a pleno rendimiento, mientras que M1 es una arquitectura llamada BIG.little, donde cuatro núcleos tienen una frecuencia menor y están destinados a aliviar los núcleos durante la multitarea.

Enfriamiento

La refrigeración del Mac mini lo convierte en el equipo más eficiente de los Mac M1 (a falta de ver cómo se comportan los nuevos iMac M1 de 24 pulgadas), pero si nadie nos hubiera dicho que tenía refrigeración por ventilador, difícilmente nos habríamos dado cuenta. 

La mayor parte del tiempo es completamente silencioso, e incluso cuando hacemos correr juegos o aplicaciones exigentes y pruebas de estrés durante largos períodos de tiempo, el equipo apenas emite un ligero silbido que es inapreciable.

Esto hace que el Mac mini sea atractivo como ordenador de escritorio para cualquier hogar, ya sera para tareas ofimáticas, para la producción de audio, así como computadora de podcast o incluso en una instalación de videoconferencia. 

Durante nuestras pruebas lo mantuvimos próximo a un micrófono de sobremesa  de gran sensibilidad, y apenas conseguimos un rastro del sonido de sus ventiladores. 

M1 frente a Intel

¿Hay alguna razón para seguir con un viejo Mac mini basado en procesador Intel, en lugar de optar por un modelo M1? Sí. De hecho, el nuevo Mac mini viene con algunas rebajas. El primero que te vamos a desvelar es un problema compartido con los MacBooks M1. 

Y es que el M1 no admite tarjetas gráficas externas o eGPUs que puedas conectar a través del puerto Thunderbolt. Por lo tanto, no puedes complementar tu Mac mini con una caja de gráficos para conseguir una configuración profesional más completa. 

Apple Mac mini M1 vs Intel

También está limitado a solo dos pantallas externas con los Mac M1, mientras que la configuración Mac mini con Intel ofrece soporte para tres pantallas. Parte del problema es el hecho de que Apple ha reducido la cantidad de puertos. 

Así, en la parte posterior solo localizamos dos puertos Thunderbolt en el Mac mini M1, frente a los cuatro puertos que todavía presenta el modelo de generación anterior de 2018. 

Software

Muchos de los problemas informados en los primeros días se debieron a software que no estaba listo para Big Sur y el M1. Esta imagen ha cambiado a lo largo de los meses, y cada vez más desarrolladores ofrecen versiones optimizadas para M1 de sus aplicaciones. 

Consulta el artículo, ¿Qué programas funcionan con los Macs con M1?. Pero incluso donde no están disponibles, encontrarás aplicaciones en ejecución a través de Rosetta 2, con lo que es una buena solución, en su mayor parte.

Antes de comprar, merece la pena echar un vistazo para ver si las aplicaciones que necesitas usar están verificadas como listas para M1 y / o Big Sur antes de dar el paso.

Veredicto

El procesador M1 de Apple nos ha impresionado. Tanto el MacBook Air como el MacBook Pro experimentaron un gran salto en el rendimiento en comparación, no solo con la generación anterior, sino también con las opciones de Intel en lo que alguna vez habrían sido máquinas más rápidas. 

Ahora ha llegado el turno para el Mac mini. Está un poco eclipsado por los dos portátiles MacBook y con la llegada ahora de los nuevos iMac M1 de 2021, pero realmente merece la pena, ahora que empiezan a sonar los planes de Apple para el nuevo Mac mini de 2021.

Especificaciones

  • Chip M1 de 8 núcleos GPU de 8 núcleos
  • 8 GB o 16 GB (memoria unificada)
  • Almacenamiento de 256 GB / 512 GB / 1 TB / 2 TB, 
  • Soporte para una pantalla de hasta 6K y una pantalla de hasta 4K (se vende por separado), Un solo altavoz, conector para auriculares de 3,5 mm 
  • Puerto HDMI 2.0 admite salida de audio multicanal
  • Conectividad wifi 6, Bluetooth 5, 2 puertos Thunderbolt / USB 4, 2 puertos USB? A, 
  • Puerto HDMI 2.0 y Gigabit Ethernet
  • Dimensiones de 197 mm x 197 mm x 36 mm
  • Peso de 1,2 kg
Encuentra el mejor precio

Mejores precios hoy

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo