Review MacBook Pro de 16 pulgadas

Desde el lanzamiento del primer MacBook Pro que tuvo lugar en 2006, el MacBook Pro de 15 pulgadas ha sido el portátil preferido por muchos usuarios para desarrollar sus trabajos y muy especialmente entre diseñadores y creativos. 

Mientras que otros portátiles han llegado a ofrecer mayor rendimiento incluso antes que el MacBook Pro, al incorporar antes los procesadores de Intel o incluso mejores pantallas, el MacBook Pro ha sido la elección de los que prefieren fiabilidad por encima de todo. 

Disponibilidad y precios 

Hubo un tiempo en el que era posible elegir diferentes modelos en función del tamaño de su pantalla, de 13 o 15 pulgadas, o incluso el de 17 pulgadas que estuvo disponible hasta el año 2011. No obstante, las ventas hablan por sí solas y el de 15 pulgadas parece ser la mejor apuesta. 

Con el modelo ahora presentado, Apple logra ganar en área de visualización con el nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas, que ya se encuentra a la venta a un precio que parte de los 2.699 € con 16 GB de memoria RAM y 512 GB de almacenamiento SSD. 

Puedes consultar en la App Store las diferentes configuraciones. No obstante, Apple mantiene en su web cuatro modelos de MacBook Pro de 13 pulgadas con procesadores Intel Core i5 de octava generación que parten de los 1.499 €, y los nuevos MacBook Pro de 16 pulgadas. 

Una de las principales diferencias entre los de 13 y los de 16 pulgadas recae aquí, en que los dos nuevos MacBook Pro de 16 pulgadas ya incorporan los procesadores Intel Core i7 e i9 de novena generación. 

MacBook Pro: 15 pulgadas frente a 16 pulgadas

Es probable que a estas alturas tu primera pregunta sea: ¿qué puede aportar la pulgada de pantalla extra del nuevo MacBook Pro? Bueno, estamos de acuerdo en que es solo 0,6 pulgadas, ya que el modelo de 15 pulgadas tiene una pantalla real de 15,4 pulgadas, mientras que la de 16 pulgadas son 16 justas. 

Pero más allá de eso, la respuesta práctica sería que el nuevo MacBook Pro cuenta con pantalla de mayor resolución, un teclado rediseñado basado en el modelo Magic que se entrega con el Mac de sobremesa, un rendimiento más alto, más RAM y almacenamiento y mejor sonido. 

Si en su día te gustó lo que Apple hizo con el modelo de 15 pulgadas, sin duda, te gustará este nuevo, que a bote pronto es un 4 % más grande, y manteniendo el margen de precios de las configuraciones de sus predecesores. 

Cualquier que recuerde el modelo de 17 pulgadas, puede llegar a pensar que se trata de un portátil excesivamente grande de tamaño para cargar con él a toda partes. Afortunadamente, el MacBook Pro de 16 pulgadas es solo un poco más grande que el de 15. 

La optimización de los marcos y biseles de la pantalla hace que el equipo sea solo 1 mm más grueso. En la siguiente imagen es posible apreciar el tamaño de ambos modelos, donde el MacBook Pro de 16 pulgadas se ve más grande pero sin incrementar dimensiones ni peso. 

A decir verdad, tiene aproximadamente el mismo tamaño y peso que los rivales de Windows de 15,6 pulgadas, como es el caso del Dell XPS 15, el Precision 5540 o el modelo avanzado Razar Blade.

Si te preguntas cuál será el tamaño de bolsa o mochila ideal para su transporte, debes saber que te valdrán las de portátiles de 15 pulgadas, dado que las marcas las diseñan para equipos más voluminosos y no es el caso del nuevo MacBook Pro 16 que ofrece un tamaño compacto. 

Así pues, la diferencia de tamaño de su pantalla no debe ser un inconveniente si estás pensando en adquirir un portátil para usarlo en tus desplazamientos, puesto que el extra que ganas en resolución compensa las mínimas diferencias que tiene con respecto al de 15 pulgadas. 

Pantalla grande y atractiva

Si eres de los que espera poder disfrutar de una pantalla de calidad 4K, como ya incluyen muchos portátiles de marcas rivales del MacBook Pro, aunque en entorno Windows, podrías llegar a sentirte algo decepcionado. 

Apple opina que con una resolución de 3072 x 1920 píxeles, el MacBook Pro garantizará una mayor duración de su batería que si tuviese una pantalla 4K, además de que no notarás la diferencia en una pantalla de estas dimensiones de 16 pulgadas. 

Ciertamente podríamos notar la diferencia con el modelo anterior de 15 pulgadas, cuya resolución es inferior y se queda en los 2880 x 1800, pero el modelo de 16 pulgadas tiene un 13 % más de píxeles y es algo que vamos a probar a fondo en diferentes escenarios. 

La gama de colores tampoco ha cambiado: Apple calibró el modelo de color con el estándar DCI-P3 utilizado para el cine digital en lugar de la gama Adobe RGB utilizada por las aplicaciones de Adobe. 

El modelo anterior genera aproximadamente el 87 % del estándar Adobe RGB, en comparación con el 100 % de muchos rivales, incluidos el XPS 15 o el Precision 5540, el ZBook Studio de HP o el ThinkPad P1 de Lenovo, pero lo probaremos también.

Dicho esto, hay muy poco brillo y las imágenes y el vídeo se ven tan vivos como en el modelo anterior: puede generar 500 nits de brillo, por lo que realmente no importa que Apple no ofrezca una opción de pantalla OLED como sí lo hacen Dell y Razer.

Debajo de la pantalla encontrarás la barra táctil y el teclado que han sido completamente rediseñados. Personalmente, nunca he sido fanático del enfoque de Apple de tener la Touch Bar en lugar de una opción de pantalla táctil como los rivales de Windows. 

Es más fácil trabajar con una pantalla táctil completa que con la Touch Bar delgada en condiciones de masificación, como pueda ser en una cafetería de un tren, pero al menos es mucho mejor al estar soportado por la mayoría de las aplicaciones creativas más importantes.

La nueva Touch Bar incorpora ahora una tecla de escape física separada, una solicitud de muchos desarrolladores según ha comentado Apple. El escáner de huellas digitales Touch ID también se ha separado del resto de la barra táctil para facilitar su identificación. 

Adiós al teclado butterfly y hola al Magic Keyboard

El nuevo teclado es una mejora definitiva, y no solo por el hecho de solventar los problemas que han proliferado en los modelos anteriores de MacBook, sino también por ofrecer una escritura más cómoda y natural. 

Ahora las teclas tienen un recorrido más profundo y se parecen más al Magic Keyboard de los equipos Mac de escritorio en los que está basado, de manera que no hace falta reemplazar el teclado completo ante el problema de una sola tecla, como sucedía hasta ahora. 

Apple también ha vuelto al diseño 'T invertido' de las teclas de flecha, que algunos usuarios prefirieron (y otros se molestarán por este cambio, ahora que se han acostumbrado). 

La zona del trackpad es del mismo tamaño que en los MacBook Pro anteriores, es decir, una zona enorme frente a la mayoría de portátiles del mercado, y uno de los aspectos más destacados de los MacBook para poder desplegar movimientos y gestos de interacción. 

Realmente hace que sea fácil seleccionar y manipular con precisión puntos y elementos en los instantes en los que no tienes un ratón a mano para poder manejarlo, por lo que puedes llegar a acostumbrarte a no necesitarlo en tus viajes o desplazamientos. 

CPU, GPU y configuración

Bajo el teclado, Apple ofrece muchos de los mismos componentes que antes, pero ha modificado su disposición para mejorar el flujo de aire y, por lo tanto, el rendimiento. Así, tiene una mejor refrigeración que permite que los chips funcionen con un extra de velocidad. 

El MacBook Pro 16 ofrece los mismos chips Intel Core i7 e i9 que el último modelo de 15 pulgadas, pero ahora en su novena generación, hasta llegar al Intel Core i9-9980 HK, que tiene ocho núcleos funcionando a 2.4 GHz. 

Muchos de estos pueden acelerarse a los 5 GHz cuando no están todos en uso. Intel todavía tiene una línea de chips de décima generación, pero estos están destinados a portátiles más compactos y livianos como es la Surface Pro 7 de Microsoft, con menores necesidades de rendimiento (por lo que no hay Core i9 de décima generación).

Otras mejoras internas frente a modelos anteriores son la posibilidad de instalar 64 GB de RAM DDR4, como con los modelos Dell, HP y Lenovo mencionados anteriormente, por 960 € más sobre los 16 GB que vienen en el modelo estándar.

En el caso del almacenamiento, debes saber que puedes llegar a superar los 8 TB de almacenamiento SSD, un dato en el que sí supera a cualquiera de sus rivales. La cifra que separa 1 TB de SSD de la de 8 TB SSD es de solo 2.640 €, como para pensarselo. 

Aunque pueda estar fuera del alcance de cualquiera, también hay combinaciones adicionales de gráficos, saltando de la gráfica AMD Radeon Pro 5500 M con 4 GB de memoria GDDR6, a los 8 GB del mismo tipo de memoria por 120 € adicionales. 

Rendimiento

Para medir el rendimiento del nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas, realizamos una serie de pruebas de referencia. También llevamos a cabo las pruebas en el macBook Pro Core i9 de 8 núcleos a 2,4 GHz de velocidad y pantalla de 15 pulgadas con el fin de sacar conclusiones en la comparación. 

Ambos portátil tienen el mismo procesador y tienen 32 GB de memoria, pero el modelo de 16 pulgadas tiene la gráfica Radeon Pro 550M, mientras que el modelo MacBook de 15 pulgadas tiene la Radeon Pro Vega 20. 

  • El MacBook Pro de 16 pulgadas tiene una pantalla LCD de 16 pulgadas y 3072 x 1920; un procesador Core i9 2,4 GHz con ocho núcleos, 32 GB DDR4 RAM, gráficos AMD Radeon Pro 5500 M con 4 GB RAM, un SSD de 1 TB y macOS Catalina. 
  • El MacBook Pro de 15 pulgadas tenía una pantalla LCD de 15 pulgadas y 2880 x 1800; un procesador Core i9 2,4 GHz con ocho núcleos, 32 GB DDR4 RAM, gráficos AMD Radeon Pro Vega 20 con 4 GB RAM, un SSD de 4 TB y macOS Mojave. 

Valiéndonos de Photoshop, ya que es la aplicación más común utilizada por los usuarios y el punto de referencia Cinebench, que se basa en el motor de renderizado basado en CPU de Cinema 4D, nos permitió comprobar el flujo de aire hace una diferencia en el rendimiento como afirma Apple. 

Realizaremos un conjunto más amplio de pruebas usando Cinema 4D para el rendimiento 3D y After Effects para el rendimiento general. Aquí hemos comparado nuestro MacBook Pro de prueba de 16 pulgadas con nuestra unidad de revisión MacBook Pro de 15 pulgadas perteneciente a 2019.

GeekBench 5: Single Core 

GeekBench 5: Multi Core

No es de extrañar que los dos portátiles tengan puntuaciones similares tanto en los puntos de referencia de Geekbench 5 Single CPU, como en los de Multi CPU. Lo mismo sucede cuando se ejecuta el benchmark de Geekbench 5 en la GPU Intel integrada.

En las pruebas OpenCL y Metal, el MacBook Pro de 16 pulgadas obtuvo puntuaciones de 5231 y 4889 respectivamente, mientras que el MacBook Pro de 15 pulgadas obtuvo puntuaciones de 5243 y 4882.

GeekBench 5: Compute OpenCL

GeekBench 5: Compute Metal

Las diferencias de rendimiento se hacen más evidentes a la hora de comparar las posibilidades de los gráficos discretos de ambos equipos. En el punto de referencia de Geekbench 5 Compute, la GPU Radeon Pro 5500M del MacBook Pro de 16 pulgadas proporciona al portátil un aumento del 15 % de potencia con respecto a la Radeon Pro Vega 20 del MacBook Pro de 15 pulgadas en OpenCL, y un aumento del 5 % en Metal.

CineBench R20 CPU

El benchmark CineBench R2 es una prueba de esfuerzo multi hilo de manera que pone a prueba el rendimiento de la CPU en situaciones de multitarea. Aquí vemos que el MacBook Pro de 16 pulgadas es un 12 % más rápido que el MacBook Pro de 15 pulgadas, aunque ambos portátiles tienen similares procesadores. 

La principal diferencia es que Apple rediseñó la arquitectura térmica del nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas para permitir un mejor flujo de aire y una mayor disipación de calor. Esto permite que la CPU funcione a velocidades más altas durante períodos de tiempo más largos. 

Unigine Heaven

Unigine Valley

Los puntos de referencia de Unigine Heaven y Unigine Valley son intensos en gráficos y se centran en el rendimiento discreto de la GPU. El MacBook Pro de 16 pulgadas nuevamente supera de manera significativa al de 15 pulgadas con un 24% de mayor velocidad en Heaven y un 15% en la prueba de Valley.

Handbrake 4K

Tomamos como prueba el vídeo 4K de Tears of Steel con el fin de comprobar la eficiencia a la hora de disipar el calor mediante los ventiladores del portátil y comprobamos cómo el nuevo diseño térmico ayuda a que el sistema sea también más silencioso en líneas generales. 

Una batería de mayor capacidad

Afortunadamente, Apple ha aprovechado el espacio extra para aumentar el tamaño de la batería integrada, algo que venían  demandando los usuarios. De esta forma, el portátil tiene una batería de 100 Wh, que alcanza el límite permitido por la FAA. 

De esta  forma, según Apple la duración de la batería se alarga más allá de las 11 horas (basándonos en la navegación web a través de wifi y la reproducción de vídeo), que viene a ser una hora más que la autonomía ofrecida por el MacBook Pro de 15 pulgadas. 

La nueva batería viene asociada con un nuevo adaptador de corriente que Apple incluye con el MacBook Pro. El adaptador tiene una potencia nominal de 96 vatios, superior a la del adaptador del modelo anterior que era de 87 vatios. Es posible comprarlo por separado por un precio recomendado de 85 €.

Aunque Apple ha mostrado su disposición a mantener las cosas que funcionan bien, no verás resurgir las puntas en el adaptador que permiten plegar bien el cable. Recuerda que ahora el adaptador presenta un conector para utilizar cable USB C.

Seis altavoces y tres micrófonos 

Los altavoces de un portátil, por regla general, no son un apartado que marque diferencias a la hora de elegir un nuevo portátil. A menos que estés de viaje fuera de casa y no tengas otra alternativa, la opción habitual es emparejar el equipo con un conjunto de altavoces o usar auriculares decentes.

La mayoría de los portátiles producen una calidad de sonido que resulta entre entre metálica y mediocre, pero el nuevo sistema de altavoces del MacBook Pro de 16 pulgadas hace que escuchar sea más placentero, además de más potente.

Los micrófonos internos se han actualizado para que coincidan. Es poco probable que notes la diferencia en una llamada de Skype, pero si estás pensando en unirte al creciente número de usuarios que abren un canal de podcast, es posible que no necesites un micrófono externo.

Veredicto 

Apple se propuso satisfacer las demandas de sus usuarios con el MacBook Pro de 16 pulgadas, y ha fabricado y puesto a la venta un portátil con muchas cosas que te agradarán. A la mayoría de la gente no le importará el aumento de tamaño general, especialmente porque se paga lo mismo por obtener una pantalla más grande y una batería de mayor capacidad.

Esto se traduce además en un tiempo de funcionamiento extra de algo más de una hora. No creo que esté exagerando cuando digo que nadie echará de menos el teclado tipo mariposa, sobre todo porque el nuevo teclado de tijera es de lo más satisfactorio.

Los incrementos de rendimiento, aunque no son abrumadores, siguen siendo impactantes: los notarás más si te dedicas profesionalmente a la producción y edición de contenidos de vídeo y foto. 

Donde el MacBook Pro de 16 pulgadas podría decepcionar un tanto es con la gente que está preparada para la próxima gran cosa de Apple. Existe un sentimiento creciente entre los usuarios de que las actualizaciones de las versiones de Apple son demasiado clasistas.

Todo el mundo espera la llegada de un nuevo y gran rediseño, procesadores basados en arquitectura ARM, una pantalla de última generación, Face ID y mucho más.

Aunque nadie fuera de Apple conoce realmente los planes de la compañía, puedes apostar a que están trabajando en la próxima gran cosa y es sólo cuestión de tiempo. La espera es la parte más difícil. Mientras tanto, este equipo vuelve a ser la herramienta que debe tener todo profesional. 

Find the best price

Mejores precios hoy

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo