El Apple Watch ha atraído a muchos usuarios con sus funciones relacionadas con el control de la salud, especialmente la capacidad de rastrear la frecuencia cardíaca, realizar electrocardiogramas, o la más reciente, medir el nivel de oxígeno en sangre. 

El dispositivo de Apple puede monitorizar tu frecuencia cardíaca en reposo y alertarte si se eleva por encima de cierto nivel, con el aliciente de que los últimos modelos (del Watch Series 4 en adelante) suman la capacidad de vigilar frecuencias bajas y ritmos irregulares, con la funcionalidad conocida como ECG.

Si resulta que te han diagnosticado una afección cardíaca como pueda ser una miocardiopatía, o PPCM, miocardiopatía periparto / posparto, taquicardia o fibrilación auricular, es posible que te preguntes si el Apple Watch puede ayudarte a controlar tu afección. 

Incluso si no tienes un diagnóstico de este tipo, ha habido casos de personas cuyas vidas se han salvado gracias a que el Apple Watch detectó un cambio en su frecuencia cardíaca que les preocupó lo suficiente como para buscar la opinión de un médico profesional.

Las notificaciones de frecuencia cardíaca pueden advertirte sobre si tu frecuencia cardíaca supera los 120 lpm, una función que está disponible actualmente en los modelos de las últimas generaciones, incluyendo la del Watch Series 3

Cómo comprobar tu frecuencia cardíaca con el Apple Watch

Siempre que tu Apple Watch cumpla con los requisitos, basta con acceder a la app ECG de tu reloj para registrar un electrocardiograma, el cual representa los impulsos eléctricos que hacen latir tu corazón. 

Existen diversas formas de poder medir tu frecuencia cardíaca en un instante determinado, pero la más habitual es la siguiente: 

  • Presiona la corona digital en el costado del reloj, desplázate hacia arriba o hacia abajo hasta que veas la opción ‘Frecuencia cardíaca’ y pulsa sobre ella.
  • Presiona el botón lateral para ver el dock que contiene tus aplicaciones favoritas (estas pueden abrirse más recientemente o las que hayas elegido que aparezcan aquí). 
  • De forma predeterminada, la cara modular, la cara simple, el movimiento y la cara del caleidoscopio ofrecen una complicación de frecuencia cardíaca, pero también puedes agregar la complicación de frecuencia cardíaca de otras esferas de reloj. 
  • Alternativamente, puedes optar por dictar al Apple Watch lo siguiente: "Oye, Siri, ¿cuál es mi frecuencia cardíaca?".

¿Cómo ver los latidos de tu corazón en el Apple Watch?

Puedes ver tu  frecuencia cardíaca reflejada en la pantalla de tu Apple Watch en tiempo real si abres la aplicación de ‘Frecuencia cardíaca’ o si añades la función a la esfera de tu reloj. También puedes ver el promedio del día y el valor medio en situación de reposo. 

Cómo usar la función ECG en el Apple Watch

Desde la versión de Apple Watch Series 4, es posible llevar a cabo esta medición gracias a los electrodos implementados en la corona digital y los sensores cardíacos eléctricos situados en la parte inferior central de la esfera, ayudado por la app ECG. 

Cómo saber la frecuencia cardíaca en un entrenamiento

Cuando estés utilizando la aplicación ‘Entreno’, tu reloj controlará tu frecuencia cardíaca de forma constante hasta acabar y pasados tres minutos de la actividad física que estés desempeñando, de manera constante.

De esta forma, al acabar el ejercicio podrás comprobar las estadísticas en el reloj: 

  1. Abre la aplicación ‘Frecuencia cardíaca’ en el reloj.
  2. Desplázate hasta la Actividad y podrás ver el promedio.
  3. Si deseas obtener más información, mantén presionada la ‘Actividad’ hasta que llegues a una página que muestre un gráfico. Aquí verás tu nivel alto, así como información sobre la recuperación.

También puedes ver la información en la pantalla de tu iPhone:

  1. Abre la aplicación ‘Salud’ en tu iPhone.
  2. Pulsa en ‘Fitness’.
  3. Desliza el dedo hasta que encuentres tu entrenamiento y consulta todos los detalles, entre los que encontrarás las mediciones de tu frecuencia cardíaca. 

Cómo cambiar el valor BPM de alerta

Cuando inicias la aplicación de frecuencia cardíaca por vez primera, tienes la opción de activar una función que te alertará si tu valor de frecuencia supera los 120 lpm, si has estado inactivo durante 10 minutos (no te alertará en medio de tu ejercicio físico). 

Si deseas controlar este parámetro manualmente, activa esta opción: 

El valor predeterminado es 120 lpm, pero puedes bajarlo a 100 o 150 latidos por minuto. Sigue estos pasos: 

  1. Abre la aplicación ‘Watch’ en el iPhone.
  2. Pulsa sobre ‘Salud cardiaca’ y desplázate por las opciones.
  3. Si pulsas en ‘Frecuencia cardiaca elevada’ o ‘baja’ puedes modificar el valor.
  4. También puedes activar la notificación en caso de detectar ritmo irregular.

¿Cómo mide el Apple Watch tu frecuencia cardíaca?

El reloj tiene dos formas de medir tu frecuencia cardíaca. Dependiendo de si estás activo o no, el reloj usará una luz verde o una luz infrarroja.

Cuando estás activo, como durante un entrenamiento, el reloj verifica tu frecuencia cardíaca al iluminar tu muñeca con una luz verde. Debido a que tu sangre es roja, absorbe la luz verde, por lo que cuando la luz verde se ilumina en tu muñeca, el reloj puede detectar si hay más o menos flujo sanguíneo. 

Habrá más sangre cada vez que tu corazón lata, por lo tanto, tu reloj puede medir los ritmos a los que se acelera tu corazón. Con la llegada de nuevas generaciones de Apple Watch, se han optimizado las luces infrarrojas para ser más eficientes energéticamente hablando. 

¿Es posible utilizar el Apple Watch para detectar afecciones cardíacas?

A lo largo de los años que el Apple Watch ya lleva en el mercado, el reloj ha sido capaz de detectar embolias pulmonares o coágulos de sangre en los pulmones, según este artículo de Telegraph.

En este caso, un colaborador de nuestra publicación de Macworld en Estados Unidos describió como su Apple Watch fue capaz de alertarle de coágulos de sangre en la pierna.

En otro caso, un obrero fue trasladado de urgencia al hospital después de que su reloj detectara una frecuencia cardíaca anormal de 210 lpm, anticipo de lo que puede traducirse en un ataque cardíaco. 

También hay casos de problemas con la fibrilación auricular, la cual también puede ser detectada por el Apple Watch. The Sydney Morning Herald cuenta aquí cómo el usuario de un Apple Watch pudo evitar un derrame cerebral. 

¿Debo utilizar el Apple Watch para monitorizar mi corazón?

Parece evidente que los datos recopilados por el Apple Watch no son lo suficientemente precisos para hacer un diagnóstico, pero parecen ser lo suficientemente precisos como para la detección en la vida diaria de algún problema y advertir a las personas que puedan estar en riesgo.

Si estás preocupado por la salud de tu corazón, te recomendamos que uses el Apple Watch. Aunque conviene llevar a cabo un seguimiento médico profesional, la tecnología ha llegado para quedarse y poder avisarnos ante alguna posible anomalía. 

¿Puedo medir también mis niveles de oxígeno en sangre SpO2?

Como sabrás, con la llegada del nuevo Apple Watch Series 6, Apple ahora permite utilizar la app de ‘Oxígeno en Sangre’ para medir el porcentaje de oxígeno de los glóbulos rojos que transportan oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. 

Saber si tienes la sangre bien oxigenada es de vital importancia para ayudarte a entender cuál es tu estado de salud y bienestar, ahora también que nos encontramos en plena pandemia de COVID-19. 

¿Cómo puedo medir el nivel de oxígeno en sangre?

La app ‘Oxígeno’ mide de forma periódica el nivel de oxígeno en sangre a lo largo de todo el día si las mediciones en segundo plano están activadas, pero también puedes medirlo en cualquier instante que consideres. Sigue estos pasos:

  1. Abre la app ‘Oxígeno en Sangre’ en el Apple Watch.
  2. Apoya el brazo sobre una mesa o en tu regazo y, con la pantalla del Apple Watch mirando hacia arriba, asegúrate de que la muñeca esté recta.
  3. Pulsa ‘Empezar’ y, a continuación, no muevas el brazo durante la cuenta atrás de 15 segundos.
  4. Al final de la medición, recibirás los resultados. Pulsa OK.

Con el fin de conseguir los mejores resultados, la parte trasera del Apple Watch tiene que estar en contacto con la piel. 

Echa un vistazo a nuestro especial sobre el mejor Apple Watch de este año para ayudarte con la elección del modelo que más te conviene si no quieres invertir dinero en el modelo más caro al que luego no le vayas a sacar el máximo partido.