AirPlay es una gran tecnología exclusiva de Apple que te permite transmitir vídeo y audio de manera inalámbrica a través del iPhone, iPad y Mac, haciendo posible que puedas reproducir tus canciones favoritas a través de unos altavoces o sistemas estéreo compatibles sin tener que levantarse del sofá. Pero, ¿qué pasa con los altavoces que no son compatibles con AirPlay?

En este artículo, te mostramos cómo añadir el soporte de AirPlay a un sistema estéreo cualquiera que no lo tenga. Entre sus ventajas destaca el hecho de poder prescindir de la conexión física para enviar los contenidos de forma inalámbrica. 

¿Qué es AirPlay?

AirPlay te permite transmitir audio y vídeo de manera inalámbrica a través de tu conexión, lo que hace que ver tus programas de TV favoritos, series en streaming en tu TV, o incluso música, sea tremendamente fácil. 

De cierta manera, la esencia de AirPlay radica en que también puede proporcionar reproducción de audio inalámbrica a través de varios dispositivos, incluido el sistema de cine en casa, si cuentas con la funcionalidad de AirPlay en cada dispositivo o accesorio.

Pero no te preocupes: Incluso si no es oficialmente compatible con AirPlay, solo necesitas comprar el accesorio adecuado para habilitar dicha funcionalidad.

Si bien el Apple TV (modelo 2010 de segunda generación o más nuevo) es compatible con AirPlay, es una solución bastante incómoda utilizar un Apple TV como un receptor AirPlay conectado a tu sistema estéreo. Hay otra forma de hacerlo, aunque no es tan fácil como lo fue antes. 

Cómo añadir AirPlay a cualquier altavoz o equipo estéreo

Aunque en el pasado podías conectar cualquier altavoz con conector físico de 3,5 mm al accesorio Airport Express de Apple para proporcionar soporte inalámbrico de AirPlay, actualmente esto ha quedado limitado. 

Esto se debe principalmente a que Apple conserva el AirPort Express y no lanza una variante nueva y mejorada, e incluso si pudieras adquirir un AirPort Express de segunda mano en Wallapop u otros, no podrás usar versiones más recientes de iOS o macOS para sacarle el máximo partido.

Entonces, ¿qué posibilidades nos quedan por hacer? Puedes comprar un HomePod o cualquier otro altavoz inteligente compatible con AirPlay para hacer el trabajo, pero si deseas conectar tu sistema de altavoces de toda la vida, tendrás que comprar una Raspberry Pi y realizar ajustes. 

¿Que no conoces Raspberry? No es tan técnico como te pueda parecer, ¡no te preocupes! Antes de explicar el proceso asegurate de tener los siguientes elementos:

Instala Kodi en Raspberry Pi

El primer paso para agregar AirPlay a tu sistema de altavoces es instalar Kodi en la Raspberry Pi que acabas de comprar. Esto se puede hacer en un PC o Mac, para lo que necesitas asegurarte de descargar la versión correcta de la aplicación desde la web de LibreELEC .

Una vez que haya instalado LibreELEC, ábrelo e inserta la tarjeta microSD en tu PC o Mac. Si no tienes una ranura para tarjeta SD incorporada, puedes adquirir lectores de tarjetas de memoria de terceros a un precio bastante bajo de apenas 12 €.

A continuación, selecciona el modelo apropiado de Raspberry Pi en función de la variante que compraste, y presione ‘Descargar’ para hacerte con el instalador de Kodi. Una barra de estado indicará el progreso de la descarga, y los tiempos dependerán en gran medida del archivo seleccionado y la velocidad de tu conexión.

Una vez descargada, es el momento de seleccionar tu tarjeta SD del menú desplegable. Una vez seleccionado, presiona ‘Escribir’ para instalar Kodi en la unidad seleccionada y una vez completado, expulsa la tarjeta de tu Mac o PC de forma segura.

Una vez instalada, simplemente conecta la tarjeta microSD a tu Raspberry Pi. Añade la pantalla, el teclado y el ratón así como la fuente de alimentación. A partir de aquí, la Raspberry Pi debería iniciar automáticamente la versión de Kodi que instalaste. 

El siguiente paso es cómo configurar tu Raspberry Pi para que funcione con AirPlay.

Cómo configurar AirPlay en Raspberry Pi

Deberías ir a la pantalla de inicio de Kodi si la has instalado correctamente. De ​​lo contrario, vuelve sobre tus pasos en la sección anterior. Si bien puede parecer desalentador, Kodi es fácil de usar y, afortunadamente, habilitar AirPlay es bastante sencillo.

Lo primero es lo primero. Conecta el equipo a Internet, ya que este es el método principal de funcionamiento de AirPlay en tu Raspberry Pi equipada con Kodi. Si tienes un cable Ethernet enchufado, no necesitarás hacer nada más, pero aquellos que quieran usar la conexión wifi, tendrán que seguir algunos pasos más.

Primero, tendrás que recoger un dongle Wi-Fi Pi, ya que no está integrado de forma predeterminada. Una vez conectado, selecciona ‘Programas> Configuración de LibreELEC’ y selecciona la pestaña Conexiones. Desde aquí, busca y conéctate a la red wifi de tu hogar.

Una vez que estés conectado a Internet, es hora de configurar AirPlay. Desde la pantalla de inicio, accede a ‘Configuración> Configuración de servicio> General> Zeroconf’ y activa ‘Anunciar servicios a otros sistemas’. Retrocede al paso anterior y selecciona la nueva pestaña de AirPlay para marcar 'Habilitar el soporte de AirPlay'.

Tras el transcurso de unos segundos, tu dispositivo Kodi debería aparecer en pantalla como un altavoz AirPlay en cualquier dispositivo iOS conectado a la misma red. 

Conecta la Raspberry Pi a tus altavoces

El último paso es conectar tu Raspberry Pi equipada con AirPlay a tu sistema de altavoces que carecen de la tecnología. La buena noticia es que una vez que se haya configurado AirPlay, ya no necesitarás conectar nuevamente un ratón, teclado o pantalla a la Raspberry Pi. 

Puedes desenchufar todas estas conexiones salvo el cable de alimentación, o el cable Ethernet / dongle Wi-Fi. Coge tu cable de audio de 3,5 mm y conecta un extremo a la toma de auriculares de la Raspberry Pi y el otro a la entrada auxiliar del altavoz. 

Desde aquí, selecciona el modo de entrada apropiado de tu altavoz y conecta tu iPhone o iPad al altavoz de la misma manera que lo harías con cualquier altavoz Apple TV o AirPlay. Ya puedes reproducir música en el dispositivo de origen, y si has seguido nuestras instrucciones correctamente, ¡podrás escuchar tu música a través de los altavoces!.