Aprenderás a cargarlo, a encenderlo, a configurar el idioma correcto y otras preferencias, a emparejarlo con tu iPhone, así como a descargar aplicaciones y empezar a usarlo. Te incluimos junto al artículo un vídeo explicativo de los sencillos pasos a llevar a cabo.

Consulta aquí el artículo donde comparamos las últimas versiones de Apple Watch: Apple Watch Series 4 vs Series 3.

Desempaqueta el Apple Watch y coloca la correa

Abre la caja y saca todos los componentes que vienen en su interior. El Apple Watch, la correa que suele incluir, la de repuesto, el cargador y la documentación básica.

Cómo encajar la banda deportiva

Si compraste un Apple Watch con una correa deportiva, descubrirás que viene con tres piezas, no con las dos esperadas. Esto se debe a que hay dos versiones diferentes con los orificios: una pequeña / mediana y otra en tamaño mediana / grande. 

En función del tamaño de tu muñeca, comprobarás que una te quedará mejor que la otra. Prueba con ambas y quédate con el tamaño de la que mejor se adapte a tu muñeca sin que sobre demasiada correa.

Verás que es muy sencillo intercambiarlas. Presiona el botón del cuerpo del reloj para liberar la correa y poder desplazarla hacia fuera. Esto hace posible que puedas intercambiar las correas a tu gusto en función de tu actividad, o incluso emplear modelos de terceros.

Enciende tu nuevo Apple Watch

El botón lateral del Apple Watch, el que se encuentra situado junto al dial Digital Crown, está para darte acceso al menú de aplicaciones. Presionalo y podrás deslizarte a través de las aplicaciones que utilices con mayor frecuencia. Puedes cambiarlas pulsando sobre ‘Dock’.

Tu nuevo Apple Watch debería contar, al sacarlo de la caja, con la carga en la mitad de su capacidad. En caso contrario, te recomendamos ponerlo a cargar antes de proceder con la instalación y configuración con el fin de evitar que no puedas completar el proceso.

Cómo cargar tu Apple Watch

La carga del Apple Watch funciona a través de inducción de manera inalámbrica. No necesitas conectar físicamente un cable de carga al dispositivo, pero la inducción tiene un pequeño rango, por lo que aún debe estar ligeramente en contacto con la unidad de carga.

El cargador es la pequeña almohadilla circular blanca; enchúfalo a la red eléctrica y coloca el Apple Watch encima de la unidad de carga. Se encenderá magnéticamente si lo has colocado correctamente.

Comprobarás que el Apple Watch ha comenzado a cargar también por el pitido que emite el reloj, así como por el hecho de que aparece el icono y mensaje que dice ‘cargando’, el cual desaparece al instante.

Empareja el Apple Watch con tu iPhone

El resto de configuración requiere del uso del iPhone que deseas emparejar a tu nuevo Apple Watch. Para ello, inicia la aplicación Watch en tu iPhone y activa el Bluetooth si no lo has hecho ya. La aplicación te guiará paso a paso en la puesta en marcha.

En primer lugar, te pedirá alinear la pantalla del Apple Watch con la cámara del iPhone como se explica en el vídeo. El Apple Watch detecta la presencia del iPhone para emparejarse y muestra una imagen abstracta que actúa a modo de código QR.

Opciones de configuración y preferencias

El nuevo Apple Watch te preguntará si deseas usarlo en la muñeca izquierda, o en la derecha. A continuación, te mostrará los términos y condiciones de Apple, las cuales deberás aceptar.

En el paso siguiente, tendrás que introducir la contraseña del ID de Apple utilizada en tu iPhone. A continuación, el dispositivo te preguntará sobre una serie de funciones y servicios opcionales para ajustar tus preferencias. Te los indicamos a continuación.

¿Deseas emplear los servicios de ubicación en tu Apple Watch? Esto puede reducir ligeramente la vida útil de tu batería, pero permitirá que las aplicaciones ofrezcan diferentes alternativas en base a tu ubicación.

¿Quieres utilizar Siri? Es posible que todavía te cueste interaccionar con el asistente de voz de Apple, pero sin duda alguna, se agilizan muchos procesos cuando se tiene como una opción. Plantéate su uso para determinadas acciones.

¿Deseas enviar automáticamente los diagnósticos a Apple cuando surge un problema?. Esto es lo que tiene que ver con fallos de manera que Apple pueda encontrar soluciones a errores que se produzcan. No estás obligado a hacerlo. La compañía lo pone como opción.

Establecer un código de acceso para tu Apple Watch. Puedes elegir entre un código de acceso corto de 4 dígitos o un código de acceso más largo que deberás introducir en el iPhone cada vez que desees desbloquear el reloj.

Ten en cuenta que si activas el modo de seguridad mediante código de acceso, no tendrás que introducirlo constantemente, sino tan solo la primera vez que lo usas tras ponertelo. En general, tendrás que desbloquear tu Apple Watch una sola vez al día.

Los usuarios que dispongan de nuevos modelos de iPhone X, también podrán asociar el desbloqueo a su iPhone, para lo que bastará con un solo toque en el Touch ID o bien valerse del desbloqueo mediante Face ID.

Debes saber que si tanto el Apple Watch como el iPhone están bloqueados y procedes con el desbloqueo del iPhone, el Apple Watch también se desbloqueará automáticamente siempre que lo tengas presente en tu muñeca.

Instala aplicaciones en el Apple Watch

La última opción pasa por instalar o no todas aquellas aplicaciones que tengas en tu iPhone (al menos todas las que dispongan de versiones compatibles con el Apple Watch). Si estás de acuerdo, espera unos minutos y comprobarás que todo está sincronizado.

Hemos descubierto que hay que abrir la aplicación ‘Watch’ en el iPhone, desplazarnos hacia abajo hasta llegar a la aplicación individual que queremos en el reloj, pulsar sobre la misma y seleccionar ‘Mostrar en Apple Watch’. 

Consulta aquí nuestro especial reportaje sobre las mejores apps para Apple Watch.

Cómo instalar aplicaciones que no están en tu iPhone

Llegados a este punto debes saber que si hay alguna aplicación que deseas utilizar en el Apple Watch, primero deberás tenerla instalada en tu iPhone. Cuando navegues por la App Store, comprueba en las descripciones si éstas tienen una versión para el reloj.

Luego puedes acceder a la aplicación ‘Watch’ de tu iPhone, desplazarte hacia abajo a la aplicación que acabas de instalar y elegir ‘Mostrar en Apple Watch’. También puedes decidir aquí si debería aparecer entre las más utilizadas.

Ya casi has acabado. A partir de entonces, el iPhone te advertirá que un nuevo dispositivo está utilizando tu ID de Apple. Pulsa ‘OK’ y la aplicación te informará que el proceso de configuración del nuevo dispositivo ha concluido.

Si quieres saber cómo puedes cambiar las apps del Dock de tu Apple Watch, lee este artículo donde te explicamos cómo hacerlo paso a paso.

Cómo desvincularlo del iPhone

Si decides desemparejar el iPhone en el futuro, abre la aplicación ‘Watch’ en tu iPhone y asegurándote de que te encuentras en la pestaña ‘Mi reloj’ de la izquierda, toca el Apple Watch que deseas desemparejar en la parte superior. Luego pulsa sobre la minúscula ‘i’ de tu reloj.

La siguiente pantalla mostrará un mensaje de confirmación para desvincular el reloj.

Utiliza la app de ‘Actividad’

Ahora ya puedes comenzar, pero hay algunas funciones que tu Apple Watch no podrá realizar hasta que trabajemos un poco más los ajustes. Empecemos por ‘Actividad’.

‘Actividad’ es una aplicación preinstalada muy popular: muchos propietarios de Apple Watch la utilizan más que cualquier otra app, dado que es capaz de registrar la cantidad de ejercicio que realizas cada día.

Es capaz de contar los pasos, con qué frecuencia te levantas de la silla, así como el hecho de ofrecer la posibilidad de establecer objetivos para mejorar tu salud y bienestar general.

Si deseas utilizar el Apple Watch como rastreador de ejercicios, esta es una excelente aplicación para comenzar, pero deberás establecer algunos objetivos, así como informar a la aplicación de tu altura, y otras consideraciones.

Configura fotos en el Apple Watch

El Apple Watch puede llegar a mostrar tus fotos, pero no es una característica que muchas personas se planteen. Además, la pantalla del Serie 4 de 44 mm es bastante pequeña como para disfrutar de la visualización de fotos y la interfaz no se presta para moverse por ellas.

Pero las fotos pueden tener sentido en el reloj. Hay algo atractivo en la visualización de algunas de ellas con una pantalla que muestra los contenidos de forma tremendamente nítida.

Si deseas configurar esto, abre la aplicación ‘Watch’ en tu iPhone y desplázate hasta ‘Fotos’. Toca ‘Fotos’ y verás una opción para ‘sincronizar fotos’. Toca en ‘Álbum sincronizado’ y selecciona el álbum que deseas sincronizar con tu Apple Watch.

El Apple Watch no es un dispositivo ideal para navegar en grandes bibliotecas de imágenes, por lo que plantéate la creación de un pequeño álbum con una selección acorde a esta pequeña pantalla.

Accede a nuestra review realizada al último Apple Watch Series 4 la cual acompañamos de un vídeo del reloj con sus principales novedades.

Recuerda que estas imágenes se sincronizarán con el reloj y se almacenarán en su memoria integrada para poder acceder a ellas incluso fuera del alcance del iPhone.

Abre la aplicación de ‘Fotos’ en el Apple Watch y verás que ha comenzado a sincronizarse. Deberás estar en el rango de distancias admitido por Bluetooth. Podrás utilizar la corona digital para ampliar o reducir la visualización de la imagen.