En líneas generales, los routers modernos ya vienen preconfigurados, por lo que el usuario solo tiene que encender el dispositivo e introducir los datos de usuario para que lo sepa el proveedor.

Apple dispone de algunos consejos para los administradores y usuarios domésticos. En este artículo vamos a utilizar el popular router Fritzbox 7490 de ejemplo para mostrarte cómo cambiar esta configuración. Después, quizás tengas que volver a conectar tus dispositivos a la red.

Por último, pero no menos importante, Apple explica cómo conseguir una compatibilidad óptima con iPhone, iPad y Mac. Desde iOS 14 y watchOS 7, por ejemplo, el llamado filtrado MAC debe estar desactivado. De lo contrario, los dispositivos tendrán problemas para conectarse.

1. Copia de seguridad

Antes de realizar ningún cambio en la configuración, debes guardar los datos actuales. Casi todos los routers ofrecen una función de hacer esta copia de seguridad de tus datos. Por lo general, se trata de un archivo de texto que puedes descargar en tu Mac.

2. Cambia el SSID

Cada router tiene un nombre de red, al que a menudo el fabricante le da un nombre genérico como “Fritzbox”. Deberás cambiarlo usando la configuración predeterminada del router y reemplazarlo con su propio nombre.

Algunos routers usan diferentes nombres para las bandas de 2,4 GHz y 5 GHz, pero deberías evitarlo. Si usas nombres diferentes, es posible que los dispositivos no puedan conectarse. Por otro lado, con nombres generales como “Fritzbox”, puede que tus dispositivos intenten conectarse siempre que encuentren otros routers con el mismo nombre.

3. No escondas el SSID

Solo una seguridad aparente promete ocultar el nombre de la red, y es que es posible configurar que el router no lo muestre. Sin embargo, esto no te protege contra ataques reales e incluso puede hacer que tu red sea insegura debido al tipo de conexión. Al conectarse a ella, tus dispositivos quizás muestren una alerta de privacidad.

4. Configuraciones de seguridad

Es mejor seleccionar WPA3 (si está disponible) o WPA3 / WPA2 Transitional en la configuración de seguridad. El WPA3 es el protocolo más seguro y funciona con todos los dispositivos que admiten Wi-Fi 6, incluido el iPhone 11. 

Cuando se usa WPA3 / WPA2 Transitional, los dispositivos nuevos usan Wi-Fi 6 y los dispositivos viejos el WPA2. Se debe utilizar al menos WPA2 con cifrado AES; ya no se deben utilizar protocolos más antiguos.

5. Direcciones MAC

El filtrado de direcciones MAC debe estar deshabilitado. Se puede usar para limitar el acceso a dispositivos con ciertas direcciones de red únicas, pero esto no ofrece ninguna protección contra ataques.

En iOS 14, los dispositivos también cambian regularmente la dirección MAC para evitar que se espíen a los usuarios. Estos dispositivos quedarían bloqueados gracias a esta función.

6. Actualiza el router

También es importante actualizar el software del router. Los fabricantes a menudo actualizan el firmware de sus routers regularmente, por lo que recomendamos que actualices el firmware automáticamente.

7. Activa todas las bandas

Todos los tipos de WiFi deben estar activos: desde Wi-Fi 2 a Wi-Fi 6 o 802.11a / g / n / ac / ax. La ventaja: todos los dispositivos pueden usar la banda más rápida que admiten y hay menos interferencias de otras redes y dispositivos cercanos.

8. Usa el canal del auto

Puede seleccionar un canal específico como "10" o "22" para bandas de 2,4 GHz y 5 GHZ. Sin embargo, es mejor seleccionar la configuración "Canal automático". El router luego selecciona automáticamente un canal que es utilizado por algunas otras redes vecinas. Dado que las redes vecinas también suelen cambiar de canal, la asignación automática es la solución más sensata a largo plazo.

9. Activa la DHCP

La función DHCP asigna los dispositivos a una red de direcciones IP. Sin embargo, debes asegurarte de que solo un dispositivo o router de tu red esté activo como servidor DHCP. Si quieres, puedes ingresar el llamado “tiempo de arrendamiento de DHCP” aquí: ocho horas para el hogar o la oficina, una hora para las redes públicas…

10. Activa la NAT

La NAT debe estar activada. Esto permite la mediación entre direcciones en la red e Internet. Eso sí, la función solo debe estar activa en el router.

11. Enciende el WMM

El WMM o Wi-Fi Multimedia es una función que acelera las aplicaciones de vídeo y voz. Esta función también debe estar activada.

Artículo original publicado en Macwelt.