Aunque tiene muchas funciones inalámbricas, el Apple Watch se utiliza principalmente con los dedos, ya sea para tocar la pantalla o los botones laterales. Por si esto no fuera poco, llevamos el reloj puesto a todas horas, y es inevitable que termine ensuciándose.

Apple recomienda que limpiemos nuestros productos de la marca de vez en cuando, y eso incluye también el Apple Watch. Pero ahora resulta más importante que nunca y una forma de frenar la propagación del coronavirus.

Seguramente no vayas a compartir tu reloj con otros (lo que significa que el riesgo a que alguien se contagie tocándolo es bajo), pero sigue siendo un potencial pozo de gérmenes. La mejor manera de no esparcir el virus es mediante un proceso de desinfección.

En este artículo, te explicamos los pasos que debes seguir para limpiar y desinfectar tu Apple Watch. Como verás, es importante que primero limpiemos todos sus rincones, incluida la correa y la Digital Crown, y luego procedamos a desinfectar.

Cómo limpiar el Apple Watch

Como decíamos, Apple dice que debemos mantener el Apple Watch limpio, sean cuales sean las circunstancias. Es también importante que lo mantengamos seco. Pero para todo ello hay que utilizar los productos adecuados.

En este sentido, la recomendación oficial de Apple es no utilizar jabones, productos de limpieza, materiales abrasivos (para pulir o abrillantar), aire comprimido, limpieza por ultrasonidos o fuentes de calor externas. Todo ello podría dañar el reloj.

Para limpiar el Apple Watch, en primer lugar deberías apagarlo, asegurarte que no está cargado a la corriente y quitar la correa en caso de ser de piel. Luego, procede a limpiar todas las partes del reloj con un paño no abrasivo (y que no suelte pelusa).

En caso de ser necesario, también puedes humedecer un poco el paño con agua del grifo, o incluso ponerlo bajo un chorro suave de agua tibia durante 10 o 15 segundos. No te preocupes porque el Apple Watch es resistente a las salpicaduras de agua.

Por último, es importante que dediques el tiempo suficiente a secarlo bien. Debes utilizar nuevamente un paño no abrasivo que no suelte pelusa. No olvides ningún rincón del Apple Watch. No olvides secar bien la pantalla y la parte trasera de cristal. 

Además de para evitar que se estropee y para frenar el contagio de enfermedades, una de las principales razones para tomarse la limpieza del reloj en serio es que te ayudará a prevenir irritaciones de la piel (sobre todo en personas con piel sensible o alergia).

Cómo limpiar la Digital Crown del Apple Watch

Tras hacer una limpieza general del Apple Watch, deberías pararte a limpiar bien también sus botones. El proceso que te explicamos a continuación es especialmente útil cuando la Digital Crown no se mueve y sospechas que hay suciedad que la bloquea.

Si todavía no lo has hecho, apaga el reloj, desconéctalo del cargador y extrae la correa (especialmente si es de piel). No uses jabones ni otros productos de limpieza. Simplemente sitúa la Digital Crown bajo un chorrito de agua tibia durante 10 o 15 segundos.

El hilo de agua debería penetrar el pequeño hueco que hay entre la corona y la carcasa del reloj. Gira y pulsa la Digital Crown a menudo para que la suciedad se vaya. Finalmente, seca bien todos los rincones del dispositivo con un paño no abrasivo y absorbente.

Cómo limpiar la correa del Apple Watch

Existe una amplia oferta de correas para el Apple Watch. Hay de todo tipo y para todas las circunstancias. Pero si algo tienen en común es que hay que limpiarlas también a menudo, pues es uno de los elementos del reloj que más fácilmente se ensucia.

Es importante que nos refiramos a las instrucciones de limpieza del fabricante de cada correa, pero Apple recomienda un proceso para las suyas que es fácilmente aplicable en cualquiera. Lo primero que hay que hacer es quitarla del reloj.

Deberemos utilizar un paño no abrasivo que no suelte pelusa para limpiar todos los rincones de la correa. Puedes humedecer un poco el paño si lo necesitas, pero sobre todo no utilices ninguna loción o producto de limpieza o podrías dañar la pieza.

En el caso de las correas de piel, es importantísimo recordar que no debes sumergirlas en agua, ya que no son resistentes a los líquidos. Después de limpiarlas, deberás dejarlas secar al aire. Con otro tipo de correa, puedes usar un paño no abrasivo para secarla.

Cómo desinfectar el Apple Watch

Tras el proceso de limpieza, viene el proceso de desinfección. Este es especialmente recomendable en circunstancias como las que estamos viviendo actualmente, donde el riesgo de propagar infecciones virales es alto.

Hay muchas dudas acerca de si puede usarse o no un desinfectante con el Apple Watch. Apple ha respondido asegurando que sí, pero hay que ir con cuidado. En este sentido, no deben utilizarse en correas de tela o correas de piel.

Para todo lo demás, puedes utilizar toallitas desinfectantes o toallitas con alcohol isopropílico del 70 % para desinfectar la carcasa del Apple Watch y su correa (de plástico o metal). Sobre todo, no uses lejía y evita que entre humedad en los agujeros del reloj.