Fue antes de verano cuando el Banco BBVA anunció que se sumaba a la lista de bancos compatibles con el servicio de pagos móviles Apple Pay para dispositivos iOS.

Desde entonces, los clientes de ambas empresas pueden realizar pagos móviles utilizando un iPhone compatible.

Ahora bien, ¿qué dispositivos de Apple con sistema operativo iOS son compatibles con la pasarela de pagos del BBVA? En principio, los usuarios de dispositivos como el iPhone, iPad, Apple Watch o Mac podrán realizar pagos en establecimientos físicos y tiendas online con Apple Pay.

En cuanto a versiones, es posible utilizar desde el iPhone SE, iPhone 6 y posteriores, así como el smartwatch Apple Watch en su primera versión.

¿Puedo pagar a través de aplicaciones o desde el navegador Safari de mi Mac?

Para este tipo de situaciones, Apple Pay es compatible con modelos Mac del año 2012 o posteriores, dado que la única limitación está asociada a la versión de sistema operativo utilizado, que en este caso se corresponde con macOS Sierra.

Posteriormente a la compra, es necesario confirmar el pago desde un iPhone 6 o posterior, o un Apple Watch, exento en el caso del nuevo MacBook Pro, el cual ya incorpora el sistema de tecnología Touch ID en el portátil.

¿Cómo hago el primer pago con Apple Pay?

Si deseas activar el modo de pagos Apple Pay en tu dispositivo asociándolo a tu cuenta de BBVA, tan solo tienes que abrir la aplicación Wallet en tu teléfono, pulsar el botón “+” para añadir los datos de la tarjeta de crédito o débito y confirmar la transacción mediante el código enviado a través del sistema SMS al titular de la tarjeta, como medida de seguridad de doble factor.

Desde este instante, tan solo tendrás que acercar tu dispositivo a cualquier TPV con tecnología contactless para llevar a cabo el pago deseado.

¿Son seguros mis pagos con Apple Pay?

Con respecto a los temas de seguridad, no debes preocuparte en absoluto dado que el sistema Apple Pay cifra toda la información almacenada en el iPhone de tal manera que cuando lleves a cabo un determinado pago.

Se utiliza un número de tarjeta virtual que no se corresponde con el auténtico de la tarjeta, como medida de seguridad adicional.

Los números de dicha tarjeta no se almacenan en el dispositivo ni en servidores de Apple. Así el sistema evita el tener que compartir datos del usuario. Además, cada transacción se autoriza mediante un código de seguridad único y dinámico de un solo uso.

Para confirmar cualquier pago, Apple Pay obliga a los usuarios a confirmar sus compras mediante el uso de sistemas de seguridad adicional, como puede ser la huella dactilar o número PIN en el caso de que dispongas de un iPhone de generaciones anteriores.

En el caso de que se trate de los modelos iPhone X, te bastará con el rostro y su reconocimiento Face ID.

Además del banco BBVA, otras sucursales de nuestro país son compatibles con el modelo de pago digital Apple Pay, como es el caso de Banco Santander, Caixabank, American Express, Bankinter, Bankia o Evo Banco, entre otros.

Al igual que sucede con otras modalidades de pagos móviles como Google Pay y Samsung Pay, extendido entre los usuarios de dispositivos Android y modelos de Samsung, los usuarios están adoptando estas tecnologías frente al uso tradicional de tarjetas bancarias.

Las últimas estadísticas hablan ya de que Apple Pay es utilizado a nivel mundial por 250 millones de personas y al menos un 31% de los usuarios habituales de un iPhone lo han utilizado en alguna ocasión.