Todo usuario de iPhone o iPad es consciente de que la actualización de las aplicaciones siempre es recomendable por motivos de compatibilidad y seguridad con las nuevas versiones de iOS. Así lo proclama la propia Apple.

Más allá de solventar posibles problemas, una actualización agrega nuevas funcionalidades y hace que la aplicación sea compatible con las últimas versiones más recientes del sistema operativo de Apple para dispositivos móviles.

Actualizar tus aplicaciones iOS es algo que puedes programar para que se lleve a cabo automáticamente en segundo plano, o bien, de forma manual. Si optas por esta segunda modalidad, tan solo necesitarás unos pocos clic para llevarlo a cabo.

Comprueba si necesitas una actualización

La forma más sencilla y rápida de verificar si una aplicación tiene actualizaciones pendientes es revisar el icono de la App Store de tu dispositivo. Si hay alguna pendiente, encontrarás aquí un mensaje de notificación indicando el número que lo necesita.

En iOS 12, Apple lo muestra con un círculo de color rojo y un número en su interior que exhibe en la parte superior derecha el número de aplicaciones que necesitan actualización. Esto significa que las actualizaciones están listas para ser instaladas.

Comprueba en este artículo cómo actualizar el sistema operativo iOS a iOS 12 en tu iPhone o iPad.

Instalando actualizaciones

Toca sobre el icono de la App Store para acceder a la tienda de aplicaciones. Aquí verás la selección normal de aplicaciones promovidas en el panel principal, pero nosotros nos centraremos en las opciones de la parte inferior donde aparece ‘Actualizaciones’.

La opción aparece junto a otras como ‘Hoy, Juegos, Apps, o buscar’. La opción de ‘Actualizaciones’ debería mostrar el mismo círculo en rojo que encontramos en el icono de la App Store. Pulsa sobre ella para ver la lista de las aplicaciones pendientes en espera.

Es ahora cuando tienes la posibilidad de aplicar todas las actualizaciones al mismo tiempo con solo pulsar ‘Actualizar todo’, presente en la esquina superior derecha. También podrás repasarlas una a una para ver qué novedades trae asociadas cada una de ellas.

Recuerda tener activada la conectividad wifi antes de proceder con las actualizaciones si no quieres consumir tráfico de datos contratados con tu operadora de comunicaciones. Existen algunas un tanto pesadas que pueden resultar peligrosas para tu plan de datos.

Echa un vistazo a este reportaje sobre cómo usar apps y juegos de iPhone en un Mac, incluido el uso de un simulador.

Dependiendo del tamaño de la actualización, el proceso puede llevarnos entre segundos a minutos. Puedes seguir de cerca el proceso de cada una de ellas si accedes a la pestaña de ‘Actualizaciones’ con un gráfico de su estado.

Si por cualquier motivo deseas detener la descarga de una actualización, simplemente pulsa sobre el cuadrado que se encuentra dentro del círculo que muestra el avance. Pulsa de nuevo si lo que quieres es volver a reanudarla.

Arreglar una actualización que da error

Si la actualización muestra signos de haberse quedado parada o no avanzar, puedes probar a reiniciar tu iPhone o iPad para ver si esto solventa el problema. También puedes probar a tocar la pequeña ‘X’ que se muestra en la esquina superior izquierda para desinstalarla. 

Aquí te ofrecemos una recopilación de las mejores apps para iPhone para artistas que te permitirán editar tus fotos de manera profesional.

Regresa de nuevo a la App Store para volver a instalarla. Esto podría paliar el problema y permitir que el proceso de actualización continúe de manera habitual. De lo contrario, puedes ponerte en contacto con el desarrollador de la app para intentar resolver el problema si persiste.