No hay nada más frustrante que tener un iPad (o iPhone) que va lento. Si posees uno de los primeros modelos -iPad 1, 2, 3 o 4, o incluso iPad mini 1-, lo más probable es que ya estés experimentando una ralentización de su funcionamiento.

De hecho, y pese a que el sistema iOS requiere poco mantenimiento, lo cierto es que con el tiempo la velocidad de todos los dispositivos de Apple se ve afectada negativamente, lo que se traduce, por ejemplo, en aplicaciones que tardan en cargarse.

Volver a recuperar los mismos niveles de rendimiento del primer día puede ser más fácil de lo que crees. Con los 10 sencillos trucos que te presentamos a continuación, tu iPad volverá a ser el mismo que recién comprado.

Truco 1. Elimina apps que ya no utilices

El primer truco consiste en hacer una limpieza general del software, deshaciéndote por ejemplo de todas aquellas aplicaciones que tienes instaladas en tu iPad pero que ya no utilizas con tanta frecuencia.

Las apps suelen acaparar gran parte de la capacidad de almacenamiento de una tablet, así que este útil consejo te ayudará a liberar espacio, lo que hará que el sistema operativo funcione con más rapidez.

Eliminar una app -y no solo cerrar las aplicaciones utilizadas en segundo plano- es un proceso muy sencillo que se puede realizar desde la pantalla de inicio.

1. Localiza la aplicación que desees borrar en la pantalla de inicio y pulsa sobre ella hasta que se mueva y parezca que dé saltitos.

2. Al realizar el paso anterior, te debería aparecer una crucecita en la esquina superior izquierda del icono de la app. Toca sobre la ‘x’ para eliminarla.

3. El iPad te preguntará si estás seguro de proceder. Pulsa ‘Eliminar’, pero ten en cuenta que al hacerlo también se eliminarán todos los datos de usuario y los archivos de configuración relacionados.

4. Por último, dale al botón de inicio de la tablet para que las apps dejen de moverse.

Puedes repetir este proceso una y otra vez hasta que te hayas deshecho de todas las aplicaciones que ya no utilizas, aunque existe otro procedimiento mucho más eficaz cuando desees eliminar más de una app a la vez.

1. Dirígete a la sección ‘General’ de los ‘Ajustes’ de tu dispositivo y localiza el apartado ‘Almacenamiento del iPad’ (‘Almacenamiento del iPhone’ en iPhones).

2. En la parte inferior de la pantalla, verás la lista de aplicaciones instaladas en tu dispositivo, así como la cantidad de espacio que están ocupando. Desházte de aquellas que no utilizas sobre todo si ocupan más de 300 MB.

3. Para eliminar una app, toca sobre ella y, en la nueva página que se abre, selecciona ‘Eliminar app’. Todos los datos relacionados también se eliminarán y no podrán recuperarse.

En cambio, si le das a ‘Desintalar app’, los datos se conservarán y solo se liberará el espacio de almacenamiento que ocupa la propia aplicación. Podrás recuperar estos datos cuando instales de nuevo la app.

Truco 2. Libera espacio de almacenamiento

Continúa la limpieza profunda del punto anterior eliminando también otros archivos que ocupan demasiado espacio de almacenamiento, como son los mensajes de texto, las imágenes de tu Fototeca, las notas, canciones o iBooks.

Para más información, puedes consultar nuestro artículo sobre cómo liberar espacio en iPhone, también aplicable para las tablets de Apple, o leer nuestro tutorial sobre cómo borrar fotos de tu iPhone desde el Mac.

Truco 3. Apaga y vuelve a encender tu iPad

Una vez hayas realizado los pasos 1 y 2, es conveniente que apagues y enciendas de nuevo tu iPad y así asegurarte de que los cambios se guardan con éxito en la memoria de tu dispositivo. Para hacerlo, refiérete a los siguientes pasos.

1. Mantén pulsado durante unos segundos el botón superior -pantalla vertical- hasta que te aparezca el siguiente mensaje en la parte de arriba de tu pantalla: ‘Deslizar para apagar’.

2. Arrastra el icono del interruptor hacia la derecha y verás como la pantalla se oscurece a medida que realizas la acción.

3. Finalmente, vuelve a presionar durante unos segundos el botón superior para encender el iPad hasta que aparezca el símbolo de la manzana de Apple.

Truco 4. Desactiva la opción ‘Actualizar en segundo plano’

Tener activada la opción ‘Actualizar en segundo plano’ no solo consume batería, sino que también es una de las causas de que tu iPad vaya lento. Eso es porque constantemente está actualizando tus apps, aunque no las estés usando en ese momento.

Son especialmente culpables las aplicaciones de redes sociales como Facebook, ya que utilizan tanto las conexiones de wifi disponibles como tus datos móviles para avisarte de manera instantánea de la llegada de una nueva notificación.

Lo más recomendable es desactivar por completo la opción siguiendo estos pasos:

1. En la aplicación de ‘Ajustes’, dale a ‘General’, seguido de ‘Actualización en segundo plano’.

2. Arriba del todo, toca en ‘Actualizar en segundo plano’ y selecciona ‘No’ para impedir la actualización de fondo.

También puedes optar por ‘Wifi’, es decir, para que el contenido de tus apps solo se actualice en segundo plano cuando estés conectado a una red inalámbrica.

Alternativamente, puedes desactivar la actualización solo de ciertas apps:

1. En la sección ‘General’ de ‘Ajustes’, dale a ‘Actualización en segundo plano’.

2. Localiza la lista de apps, y desactiva el interruptor a su lado derecho de aquellas aplicaciones de las que no necesites una actualización constante.

También puedes gestionar cada cuánto se actualizan los correos electrónicos.

1. Dirígete a la sección ‘Cuentas y contraseñas’ de los ‘Ajustes’ de tu iPad.

2. Toca en ‘Obtener datos’ y comprueba que la opción ‘Push’ está seleccionada. Encontrarás el interruptor en la parte superior de la pantalla. Esto también te ayudará a ahorrar batería.

3. Para configurar la frecuencia con la que se actualizan los correos, en el apartado ‘Obtener’ selecciona ‘Manualmente’, ‘Cada hora’, ‘Cada 30 minutos’ o ‘Cada 15 minutos’, según tu conveniencia.

Truco 5. Instala la última versión del iOS

Los expertos del Genius Bar suelen recomendar actualizar el sistema operativo como solución a la mayoría de los problemas. En efecto, instalar la última versión del iOS puede ayudarte a mejorar el rendimiento de tu iPad.

Eso se debe al hecho de que muchos de los problemas de versiones anteriores se solucionan en las nuevas actualizaciones del sistema, gracias al uso de un código mucho más eficiente.

Sin embargo, ten en cuenta que las últimas versiones también suelen llevar nuevas funciones que pueden ralentizar ocasionalmente un modelo de dispositivo antiguo y que, en este caso, es peor el remedio que la enfermedad.

Aunque si ya has probado todos los consejos que te recomendamos en este artículo, vale la pena intentarlo.

1. Abre la app ‘Ajustes’ de tu iPad, y en la sección ‘General’ selecciona ‘Actualización de software’.

2. Te aparecerá la versión más reciente del sistema y la información sobre los cambios que introduce respecto a la anterior. Toca en ‘Instalar ahora’ para actualizar el software. Recuerda que deberás introducir tu código de seguridad.

En nuestro caso tenemos instalada la última versión, de modo que el mensaje que nos aparece es el siguiente: “El software está actualizado”.

Truco 6. Borra la memoria caché de Safari

Uno de los programas que sin duda notarás que va más lento de lo normal es Safari. Eso se debe a que el navegador web tiene que recuperar constantemente los archivos guardados en la memoria caché.

En este sentido, cuanta más memoria caché se tenga almacenada, más lenta irá la navegación por las páginas web. La solución a este problema es muy sencilla: borrar el historial y datos de sitios web.

1. En ‘Ajustes’, encuentra el apartado dedicado a ‘Safari’.

2. Desplázate hacia abajo hasta localizar la opción ‘Borrar historial y datos de sitios web’ y confirma la acción dándole a ‘Borrar’.

Este truco te ayudará a acelerar la velocidad con la que navega el dispositivo por la web, pero ten presente que deberás repetir el proceso a menudo, ya que la memoria caché no tardará en volverse a llenar.

Para conocer otras maneras eficaces de borrar la memoria caché, puedes consultar este otro artículo de Macworld España.

Truco 7. Desactiva las notificaciones

Del mismo modo que la actualización en segundo plano puede ralentizar el rendimiento de tu iPad, tener activadas las notificaciones de todas tus aplicaciones también puede tener su efecto en él.

Piensa bien si necesitas que tu dispositivo te alerte cada vez que obtengas una nueva vida en tus juegos favoritos o cuando uno de tus amigos le dé a ‘Me gusta’ en una foto que has colgado recientemente en Facebook.

Para gestionar tus notificaciones, sigue estos sencillos pasos:

1. Selecciona el apartado ‘Notificaciones’ de los ‘Ajustes’.

2. Toca sobre la aplicación de la que no quieres recibir alertas -en nuestro caso, ‘App Store’- y desactiva el interruptor que encontrarás a la derecha de la opción ‘Permitir notificaciones’.

Por desgracia, hay que repetir el proceso de manera individual para cada app.

Truco 8. Desactiva la opción ‘Localización’

Permitir que algunas aplicaciones puedan saber dónde te encuentras en cada momento puede ser útil, sobre todo si quieres utilizar el GPS de ‘Mapas’ o compartir tu ubicación al subir una foto a Instagram.

No obstante, tener activada la opción de ‘Localización’ también significa que tu iPad estará constantemente utilizando tus datos móviles y conexiones wifi para tener tus coordenadas actualizadas, y eso puede reducir la velocidad de tu dispositivo.

Para desactivar esta función, sigue este proceso:

1. En ‘Ajustes’, toca sobre ‘Privacidad’ y selecciona ‘Localización’.

2. Desactiva el interruptor que encontrarás a la derecha de la opción ‘Localización’.

3. Pulsa ‘Desactivar’ cuando te aparezca un mensaje anunciándote que, de proceder, la localización se desactivará para todas las apps.

También puedes configurar esta opción a tu gusto según cada aplicación.

1. Dirígete a la configuración de la localización entrando en ‘Ajustes’, seguido de ‘Privacidad’.

2. En ‘Localización’, selecciona la app que quieras gestionar y escoge ‘Nunca’ para que la aplicación no utilice tu ubicación bajo ninguna circunstancia.

Truco 9. Desactiva la opción ‘Reducir movimiento’

Otro consejo consiste en deshacerse de los efectos de movimiento que tu iPad hace por defecto. Nos referimos, por ejemplo, a las transiciones de pantalla, al paralaje cuando inclinas el dispositivo o a las animaciones en aplicaciones como ‘Tiempo’.

Desactiva la opción ‘Reducir movimiento’ en tres pasos:

1. En el apartado ‘General’ de los ‘Ajustes’, toca sobre ‘Accesibilidad’.

2. Localiza la opción ‘Reducir movimiento’ y selecciónala.

3. Finalmente, activa el interruptor que verás a mano derecha.

Truco 10. Comprueba si tu conexión web va lenta

Has probado todos estos trucos y tu iPad sigue yendo lento, ¿qué puedes hacer? Si esto ocurre, sobre todo cuando utilizas Safari o una app que requiere Internet, lo más probable es que el problema esté en tu conexión a la red.

Para comprobar qué velocidad de navegación está disponible en tu tablet, utiliza un servicio de diagnóstico de Internet como Speedtest by Ookla y sigue estos pasos. Ten en cuenta que, según datos del año pasado, España tiene una media de 15,5 Mbps.

1. Si no tienes instalada la aplicación, dirígete al ‘App Store’, dale a la lupa que encontrarás en la esquina inferior derecha e introduce el nombre de la app en la barra de búsqueda que verás en la parte de arriba.

2. Dale a ‘Obtener’ -o ‘Get’ en inglés’-, seguido de ‘Instalar’ -o ‘Install- para que empiece la descarga. Cuando finalice, podrás abrir la aplicación desde el propio ‘App Store’.

3. Abre la aplicación y pulsa en ‘Inicio’ para que empiece el diagnóstico. Puedes ver los resultados en el apartado ‘Resultados’ de las opciones que aparecen a la parte de abajo de la pantalla.

En nuestro caso, los resultados han sido positivos, de modo que podemos descartar que los problemas de velocidad sean debidos a una mala conexión a Internet.