Si acabas de comprarte o te han regalado un nuevo iPad, ya sea un iPad de 9,7”, un iPad Pro de 12,9”, un iPad Pro de 11”, o un iPad mini 4, y deseas conocer cómo configurarlo, te animamos a seguir leyendo este artículo.

A pesar de que los productos de Apple, por regla general, suelen ser sencillos de configurar, un poco de orientación nunca viene mal. Además, te ayudamos en las decisiones iniciales clave con recomendaciones para que puedas disfrutar al máximo de tu nueva tableta.

Unboxing y encendido del iPad

Apple cuida con el máximo detalle la experiencia que puedas tener con el desempaquetado del producto y las primeras impresiones. La compañía es especialista en hacerlo simple, de manera que la mayoría de los iPad son enviados con cerca del 90 % de la batería cargada.

Carga el iPad (si es necesario)

No obstante, si tras pulsar el botón de suspendido / activar ves que no se enciende su pantalla, prueba a conectarlo durante un tiempo a la toma de corriente eléctrica mediante el adaptador que Apple incluye en la caja del producto.

Inserta la tarjeta SIM

Si resulta que has adquirido un modelo de iPad con wifi + 4G, es posible que debas instalar la tarjeta nano-SIM en este instante antes de proceder con la configuración. De esta forma, todo será más fácil.

Abre la bandeja SIM del iPad ayudado por la herramienta de expulsión de la tarjeta que proporciona Apple, o bien, ayudado por un pequeño clip. Inserta la herramienta en el orificio hasta que la bandeja se levante y salga hacia fuera. Tira de ella  con los dedos.

Inserta la tarjeta en la posición correcta y vuelve a colocarla dentro del iPad de manera que quede perfectamente ajustada. No fuerces el sistema. Si la bandeja no entra es que la estarás introduciendo de forma inapropiada. Prueba a girarla 180 grados. 

Inicio y bienvenida

Desliza tu dedo por la pantalla para comenzar. Lo primero que debes hacer es unirte a una red inalámbrica wifi para que el iPad pueda conectarse a los servidores de Apple, solicitar y enviar información de configuración.

Elige la red deseada e ingresa la contraseña. Haz clic en ‘unirse’. Si no tienes acceso a una red wifi, puedes continuar utilizando la conexión de datos 3G/ 4G en el caso de que tu iPad la soporte.

En cualquier caso, nuestra recomendación es utilizar una red wifi dado que con toda probabilidad, la configuración se llevará a cabo de forma más rápida. Si tu iPad necesita descargar ciertas aplicaciones, es posible que consuma una gran cantidad de datos. 

Posicionamiento y servicios de ubicación

Llega la hora de habilitar o no los servicios de ubicación. Se trata de todo el conjunto de funciones que utilizan el GPS y la triangulación wifi/ celular para detectar tu ubicación.

Aunque no es imprescindible, muchas aplicaciones como Mapas no funcionarán bien sin estar habilitado.

No te pierdas la review realizada al nuevo iPad Pro (2018) de 11 pulgadas junto con un vídeo explicativo de sus principales novedades. 

Crea un código de acceso o identificación

El iPad te pedirá que ingreses un código de acceso de cuatro o seis dígitos. Este es utilizado para iniciar sesión en el iPad como medida adicional de seguridad junto a Touch ID.

De manera predeterminada, el iPad propondrá un código de acceso de seis dígitos al  configurarlo como nuevo dispositivo, algo que podrás cambiar desde la opción de ‘opciones de código de acceso’. También puedes cambiarla por un código alfanumérico o seleccionar ‘no agregar código de acceso’.

Te recomendamos que configures un código de acceso de algún tipo. Ofrece una protección básica para proteger tu información y datos personales e impide el robo de identidad. También puede dificultar el uso del dispositivo por parte de ladrones o intrusos.

Un código de acceso no ofrece seguridad extrema, pero ayuda. Al fin y al cabo, la mayoría de las veces desbloquearás tu nuevo iPad utilizando el escáner de huellas dactilares Touch ID o incluso el escáner de la cara Face ID, dependiendo del modelo de iPad.

Tras configurar el código de acceso, el siguiente paso será configurar la identificación táctil. Elige un solo dedo (índice o pulgar) y pulsa ligeramente el botón de inicio según solicite la pantalla. Siempre podrás añadir más huellas dactilares con posterioridad.

Si tienes la suerte de tener uno de los nuevos iPad de 2018, se te pedirá que configures el Face ID mediante un proceso rápido y sencillo. Posa de manera natural ante la cámara frontal de tu iPad para proceder con el registro. 

¿Nuevo o restaurar modelo?

Puedes configurar el iPad como un nuevo modelo, o bien, restaurarlo desde una copia de seguridad de un iPad más antiguo que ya tuvieras en tu poder. De hecho, iOS te presentará cuatro opciones posibles:

  • Configurar como nuevo iPad
  • Restaurar desde iCloud Backup
  • Restaurar desde iTunes Backup
  • Mover datos desde Android

La copia de seguridad de iCloud funciona bien, y cada vez más los usuarios de dispositivos iOS hacen uso de la nube de Apple para guardar copias de seguridad de sus dispositivos. No obstante, la copia realizada en iTunes es más rápida e igual de eficiente.

Si dispones de una tablet Android y deseas migrar tus datos a iCloud, selecciona ‘mover datos desde Android’ y sigue las instrucciones que te aparecen en pantalla. Debes haber realizado una copia de seguridad previa en iCloud o en iTunes.

Copia de seguridad en iCloud

Si vas a la ruta de iCloud, pulsa sobre el antiguo iPad y selecciona ‘Configuración  > iCloud > Almacenamiento y copia de seguridad’. Observa la parte inferior donde dice ‘Última copia de seguridad’ y pulsa sobre ‘restaurar copia de seguridad’.

Copia de seguridad de iTunes

Si decides utilizar iTunes, conecta tu antiguo iPad a tu Mac o PC y abre iTunes. Haz clic en el icono del iPad, en la parte superior derecha y busca la última copia de seguridad. Si es de hace un tiempo, haz clic en ‘hacer copia de seguridad ahora’.

Restaurar desde iCloud/ iTunes

Si pulsas sobre ‘Restaurar’ desde iCloud/ iTunes, deberás introducir tu ID de Apple y la contraseña. Cuando hayas terminado, deberías ver una pantalla que dice ‘Actualización completada’.

Configurar como nuevo

Si por el contrario, optas por configurar el iPad como un dispositivo nuevo, accederás a la pantalla de ID de Apple. Toca ‘Iniciar sesión con tu ID de Apple’ e introduce tu ID y la contraseña correspondiente.

Si aún no tienes una ID de Apple o si deseas comenzar con una nueva ID, toca en ‘Crear una ID de Apple gratuita’ y realiza el proceso de configuración. Deberás introducir tu fecha de nacimiento, nombre, dirección y otra serie de datos personales. 

ID de Apple

Tu ID de Apple se utiliza para realizar compras desde App Store e iTunes, y para iniciar sesión en los servicios de iCloud. Es posible que ya tengas uno, en cuyo caso, ingresa los campos de ID de Apple y contraseña y regresa a la pantalla principal.

De lo contrario, pulsa en ‘No tengo ID de Apple o lo olvidé’ para a continuación acceder a ‘Crear una ID de Apple gratis’. Consulta en este artículo cómo crear, cambiar, restablecer o eliminar tu ID de Apple. 

Términos y condiciones

Si lo deseas, puedes entretenerte un buen rato leyendo algunos de los términos y condiciones que indica la compañía. No obstante, no tienes muchas opciones al respecto de no aceptarlas. Presiona sobre ‘Aceptar’ en la ventana emergente que aparece en pantalla. 

Configurar Siri

Siri es el asistente de voz de Apple. Con el paso del tiempo ha mejorado enteros pasando a ser verdaderamente útil si te acostumbras a utilizarlo. Podrás utilizar comandos de voz con tu iPad, o hacer preguntas de cualquier tipo.

Lo que igual no sabes es que tus grabaciones de voz no son procesadas por el iPad, sino que se envían a la nube de Apple para que sean analizadas con el fin de ofrecer la mejor respuesta. Pulsa sobre ‘Activar Siri’ para configurarlo, o bien, ‘Activar Siri más tarde’.

Aquí te mostramos cómo usar Siri en iPhone o iPad y todas las prestaciones que ofrece actualmente el asistente de voz de Apple. 

Diagnóstico

Ya estamos acabando. A continuación, serás preguntado si deseas ayudar a Apple a mejorar sus productos aceptando el envío de información de diagnóstico. Es una actividad que ayuda a resolver problemas de bloqueos o mal funcionamiento de aplicaciones y servicios.

Apple recomienda a los usuarios que le envíen la información siempre que sus dispositivos no funcionen correctamente, pero lo deja a tu elección. 

Usa iCloud, o no

Presiona sobre ‘Usar iCloud’ si deseas vincular tu ID de Apple a una cuenta de iCloud para comenzar a almacenar cosas en los servidores de Apple. iCloud resulta bastante útil a menos que no quieras que Apple tenga acceso a ninguno de tus datos. 

Encuentra mi iPad

Pulsa sobre ‘Buscar mi iPad’ para comenzar a utilizar este servicio. Resulta interesante si alguna vez pierdes o te dejas olvidado el iPad en alguna parte. Podrás ubicarlo en Apple Mapas, enviar un mensaje a la persona que lo tiene, bloquearlo, o incluso borrarlo. 

Message y FaceTime

Ahora verás una lista completa de direcciones de correo electrónico de las personas que pueden utilizar estos programas para comunicarse contigo mediante iMessage y FaceTime. Toca las direcciones de correo electrónico que no deseas usar, elimina las marcas azules, y pulsa en ‘siguiente’.

Si iMessage no te funciona, te explicamos cómo arreglarlo en tu iPad.

Bienvenido a tu nuevo iPad

A partir de este instante, el proceso de configuración y puesta en marcha de tu iPad habrá finalizado. En el caso de que hayas optado por la opción de ‘Restaurar’ comprobarás que poco a poco irán apareciendo las aplicaciones que tenías instaladas en tu anterior dispositivo.

Ya estás listo para comenzar a utilizar tu nuevo iPad. Si deseas aprender cómo usar atajos de Siri, o bien, cómo configurar el correo electrónico en iPhone y iPad, sigue los enlaces a cada artículo. Tenemos infinidad de tutoriales relacionados con el iPad e iOS para nuevos usuarios.