Aunque normalmente evitemos decir insultos o utilizar palabras malsonantes, es cierto que de vez en cuando viene bien soltar algún taco para desahogarse. 

En esos momentos de estrés en los que solo quieres expresar lo que sientes con esas palabras “feas”, te pones a escribir en tu iPhone y aún te pones más nervioso/a cuando ves que el dichoso autocorrector modifica una y otra vez los tacos que has escrito. 

En este artículo explicamos cómo evitar que tu iPhone censure tus insultos. Ten en cuenta, sin embargo, que airear tu ira en WhatsApp u otras redes sociales puede molestar a amigos y familiares, así que trata de ejercer un poco de moderación.

Ten en cuenta también que el comportamiento de iOS es un poco impredecible en este sentido, y si elige o no “corregir” una palabra traviesa depende de tu comportamiento pasado (del cual iOS aprende y utiliza para modificar su diccionario interno), así como de la versión de iOS que estés ejecutando, si tu palabra traviesa contiene un error de escritura e incluso si estás utilizando o no la escritura por deslizamiento. 

No es una ciencia exacta, y por esta razón te sugerimos que trabajes con estas soluciones y veas qué es lo que mejor funciona para ti en la práctica.

Utiliza el teclado en lugar de deslizar

En las pruebas realizadas en un iPhone 11 Pro con iOS 13.3 (el kilometraje puede variar en las diferentes versiones, como se ha indicado anteriormente), hemos comprobado que las palabras anteriores no han cambiado, siempre que las escribamos de la forma tradicional. 

Solo se corrigen si utilizamos el método de escritura por deslizamiento, quizás porque hay más posibilidades de que se produzcan errores físicos en ese formato.

Vale la pena probar esto por ti mismo/a. Si funciona, y si puede hacer frente a la escritura, entonces una solución sería usarla en lugar de la escritura de barrido, por lo menos cuando vas a escribir groserías. 

Actualiza iOS

Entendemos que, contrariamente a la creencia popular, el manejo de las palabrotas no se cambió en el iOS 13, por lo que pasar de 12 a 13 no va a solucionar este problema. Sin embargo, si estás en una versión más antigua, actualizar tu iPhone puede ayudar.

Como nota al margen, generalmente recomendamos actualizar iOS de forma regular a menos que tengas una razón específica para no hacerlo.

Crear un acceso directo de sustitución de texto

Esta es probablemente la solución más sensata y de aplicación universal, y la que propone nuestro compañero estadounidense Leif Johnson. Vamos a utilizar la función de sustitución de texto de iOS, diseñada para buscar una secuencia de letras preestablecida y cambiarla por otra.

Ve a ‘Configuración > General > Teclado > Reemplazo de texto’. Verás todos los reemplazos de texto que ya hayas configurado. Toca el signo ‘+’ en la parte superior derecha para agregar un nuevo atajo.

El truco contraintuitivo aquí es que vamos a poner la misma palabra en el campo del antes y el después. No le estás diciendo a iOS que cambie nada; simplemente le estás diciendo que la palabra es legítima. Así que: pon "joder" en el campo ‘Frase’ y "joder" en el campo ‘Atajo’. Presiona ‘Guardar’.

La única desventaja de este método es que tienes que repetir el proceso para cada palabrota que quieras proteger. Probablemente querrás crear atajos separados para "jodor", "joder" y "jodido", por ejemplo, pero probablemente haya otras palabras groseras que se te ocurran.

Desactivar la autocorrección

Esta es la opción nuclear, pero una que desaconsejamos. La autocorrección es en general una característica valiosa que (al menos en nuestra experiencia) supera fácilmente sus ocasionales errores al atrapar y corregir docenas de errores tipográficos.

Sin embargo, si puedes vivir sin ella, ve a ‘Configuración > General > Teclado’ y, en la sección titulada ‘Todos los teclados’, toca la palanca junto a la ‘Autocorrección’ para que se vuelva gris.