Los iPhone son dispositivos excelentes, pero pierden todo su esplendor cuando su batería se agota antes de acabar el día. Es por ello que es importante cuidar las celdas de su interior y asegurarte de que cargas la batería de forma correcta.

En este artículo te explicamos los pasos que debes seguir si deseas tener un iPhone con una batería saludable y que te dure durante muchos años. De la forma en que cargues tu iPhone los primeros meses, dependerá la salud de la batería para el resto de los tiempos.

¿Dejas el iPhone enchufado y cargando toda la noche?

Desde que se hicieron populares los teléfonos inteligentes, la forma más común de recargarlos ha sido enchufarlos cuando uno se acuesta y dejarlos cargando toda la noche con una carga completa hasta que te levantas al día siguiente.

Este hábito tenía sentido cuando las baterías tardaban mucho más tiempo en cargarse al 100 %, requiriendo de casi toda la noche para alcanzar la máxima capacidad de sus celdas. En la actualidad, esto es muy diferente, ya que el período de recarga se ha reducido considerablemente.

Los iPhone usan baterías de iones de litio debido a que, según Apple, se cargan más rápido, duran más y tienen una mayor densidad para garantizar una mayor duración de la batería.

Comprueba el estado de salud de la batería de tu iPhone siguiendo estos sencillos pasos.

Todas estas características son interesantes, pero la realidad nos dice que la carga entre el 0 % y el 100 % de su capacidad no se llevará a cabo diariamente, pues no todos los días el iPhone se descarga por completo.

Así, Apple recomienda, al igual que la mayoría de fabricantes, intentar mantener la batería entre un 40 y un 80 % de carga. Una descarga del 100 % casi a diario no es una situación que favorezca a las celdas, lo que redundaría en un vida de la batería más corta.

Lo que sí recomiendan los fabricantes es llevar a cabo, al menos una vez al mes, una carga completa del 0 al 100 % con el fin de mantener la batería en buen estado. Para todos los demás casos, lo ideal es mantener el porcentaje de carga dentro de los márgenes indicados.

Para hacerlo efectivo, te recomendamos disponer de un cargador adicional en el trabajo o en el coche, o bien llevar una power bank en la mochila o bolso para conectarla cuando veas que la batería comienza a resentirse.

Consulta aquí el artículo sobre las mejores power bank disponibles.

¿Puedo usar cualquier cargador?

Si puedes, nuestra recomendación es usar siempre el cargador que viene con tu dispositivo. Si tienes un iPad, entonces el cargador que le acompaña es también compatible con tu iPhone, de manera que cargará tu teléfono en menos tiempo al ser de mayor amperaje.

Existen varias ofertas de cargadores de terceros que están a la venta incluso en la propia tienda de Apple, donde también puedes encontrar fundas con batería incorporada, bases de carga, soluciones inalámbricas, así como todo tipo de conectores para el coche.

También puedes optar por las soluciones de marcas reconocidas como pueda ser Belkin. En cualquier caso, intenta evitar el uso de productos baratos de imitación, ya que en algunos casos, se sabe que pueden llegar a dañar los dispositivos.

¿La carga rápida es perjudicial?

No. Mientras tu iPhone tenga la capacidad de carga rápida (soportado por los iPhone 8 en adelante), la batería y el sistema operativo iOS funcionarán juntos para garantizar que el dispositivo no se sobrecaliente ni cause ningún daño.

Si tienes una funda protectora de iPhone gruesa, puede ser una buena idea quitarla cuando uses el cargador rápido, dado que como habrás comprobado, el dispositivo se calienta fruto de recibir un flujo de energía superior.

¿Qué ocurre si tengo mi iPhone guardado durante un tiempo?

Si resulta que vas a tener tu dispositivo sin utilizar durante varias semanas o meses, tendrás que asegurarte de que el iPhone está cargado en torno al 50 % de su capacidad antes de apagarlo. No lo dejes encendido provocando que la carga se agote a corto plazo.

Es una recomendación que también trasladamos a los portátiles MacBook, el dejarlos al 50 % de carga si no vas a utilizarlo durante un tiempo. La batería seguirá perdiendo carga a un ritmo más lento pero constante, por lo que, después de seis meses, necesitarás volver a cargarla hasta el 50 % y no al completo.

Si tu iPhone no carga la batería, te explicamos aquí cómo arreglar tu iPhone.

¿Qué es mejor para mi iPhone: carga inalámbrica o mediante cable?

Las últimas generaciones de iPhone (del iPhone 8 en adelante) soportan la carga inalámbrica de manera que puedes cargar el dispositivo de esta forma tan sencilla. La parte trasera de vidrio permite que puedas utilizar los cargadores con certificación Qi.

Hay muchos cargadores Qi en el mercado, incluso en cafeterías o lugares públicos, así como alfombrillas de carga de marcas como Mophie y Belkin a tasas de 7,5 vatios. Estas alfombrillas las puedes adquirir en la Apple Store.

La carga inalámbrica se lleva a cabo por inducción magnética. No coloques nada entre el iPhone y el cargador, aunque ciertas fundas no se interponen entre ambos. El iPhone no se cargará de forma inalámbrica si detecta la conexión a través de su puerto Lightning.

Desde Apple informan que es posible que el iPhone se sobrecaliente mientras se carga. Con el fin de aumentar la vida útil de la batería, es posible que el software limite la carga al 80 %. El iPhone retomará la carga cuando baje la temperatura del dispositivo.

No obstante, no existe diferencia alguna entre cargar el dispositivo a través de cable o hacerlo de forma inalámbrica. Eso sí, deberás barajar igualmente el hecho de que la batería del iPhone se encuentre entre el 40 y el 80 % de carga para que su eficiencia sea máxima.

Si tienes unos AirPods, consulta aquí cómo mejorar la batería de tus auriculares AirPods  con las recomendaciones que te ofrecemos.