Uno de los usos más primordiales que el usuario hace de su nuevo smartphone o tablet es poder gestionar y responder a correos electrónicos en cualquier instante sin tener que recurrir al uso de un ordenador.

Es por ello que con gran probabilidad, querrás configurar la aplicación de Apple Mail de inmediato ya sea por motivos profesionales o para gestionar tu correo personal. En este artículo, vamos a guiarte a través de sencillos pasos para agregar cuentas a tu dispositivo.

Te enseñamos en este artículo cómo utilizar un iPad como pantalla adicional a tu Mac para poder ser más productivo.

Agregando cuentas de email automáticamente

iOS 12 ofrece dos métodos elementales para configurar cuentas de correo electrónico en tu iPhone o iPad (los pasos son los mismos en ambos dispositivos). La primera se corresponde con la ruta automática y es la que probablemente utilices.

Los grandes servicios proveedores de correo como Gmail de Google, (Hotmail, Outlook y Exchange) de Microsoft, Yahoo, o el propio iCloud de Apple, realizan los ajustes principales de manera automática con solo configurar tu cuenta de correo electrónico.

Para utilizar este enfoque, abre la aplicación de ‘Configuración’ en tu dispositivo. Desplázate hacia abajo hasta encontrar la opción de ‘Contraseñas y cuentas’. Pulsa sobre la misma y encontrarás la opción de agregar cuenta.

¿Quieres pasar de un smartphone Android a iPhone? Te enseñamos cómo transferir contactos, fotos, vídeos, música y apps de un smartphone a otro con Move to iOS y otros métodos.

Tras pulsar sobre la opción de ‘Añadir cuenta’ verás un listado de los principales proveedores existentes. Selecciona el tuyo y a continuación introduce tus datos. Pulsa sobre siguiente y el sistema verificará que tu cuenta existe.

Una vez hecho esto, el gestor te ofrece la posibilidad de sincronizar otra serie de funciones adicionales asociadas a tu cuenta que generalmente incluyen correo, contactos, calendario y notas.

Pulsa sobre el botón para marcar en verde aquellos servicios relevantes para ti que deseas que se encuentren sincronizados con otros dispositivos. De esta forma, no te perderás ningún evento o nota que hayas comenzado en otro ordenador o dispositivo.

Por último, puedes pulsar sobre ‘push’ para permitir que los activados puedan sincronizarse de manera constante, o bien, definir la frecuencia con la que tu iPhone o iPad se conectará en segundo plano para comprobar novedades en estas aplicaciones.

Ten en cuenta que para optimizar la duración de la batería de tu dispositivo, conviene fijar que las actualizaciones se lleven a cabo con menos frecuencia o incluso en determinados casos, que solo se lleven a cabo de forma manual bajo petición del usuario.

Puedes consultar aquí nuestro especial sobre los mejores cargadores portátiles y baterías externas para iPhone.

Tras completar los pasos indicados, pulsa sobre la opción de ‘guardar’ para completar el proceso de creación y ajustes de sincronización. Si eres novato en el mundo iOS, te animamos a descubrir todas las novedades que trae la última versión de iOS 12.

Agregando cuentas de email manualmente

Si se diese el caso de que tu proveedor de correo electrónico no aparece en la lista anterior, aún puedes configurarlo manualmente. Para ello, deberás conocer algunos detalles adicionales y no solo tu dirección de correo electrónico y la contraseña.

Previamente, deberás tener conocimiento del dato del Servidor de correo entrante, así como el correspondiente al Servidor de correo saliente. Acude a ‘Configuración > Contraseñas y cuentas > Agregar cuenta’ para luego tocar sobre la última posibilidad de ‘Otra’.

Llegados a este punto, rellena cada uno de los campos que te solicita el servicio. Es posible que algunos de los campos se rellenen de manera automática, lo que facilitará el trabajo. Elige entre una cuenta POP o IMAP (dato facilitado por el proveedor), y al terminar, guarda los cambios.

Enviando un correo electrónico

Una vez configurados los servicios deseados, llega la hora de pasar a la acción. Abre la aplicación de correo ‘Mail’ y pulsa en el icono de ‘Escribir’ que aparece en forma de cuaderno con bolígrafo situado en la parte inferior derecha.

Introduce la dirección del destinatario, añade unas palabras en el asunto del correo electrónico, y pulsa sobre el espacio en blanco de abajo para comenzar a escribir tu mensaje.

Cuando hayas terminado, verifica que el campo ‘De’ tenga la dirección de correo electrónico que deseas usar para enviar el mensaje. Podrás utilizar alguna de las que tengas configuradas previamente en el área de ‘Contraseñas y cuentas’.

Esto es todo. Tu cuenta de correo electrónico ahora debe ser operativa. Te animamos a consultar nuestro completo artículo sobre cómo usar Hotmail en un Mac donde te enseñamos paso a paso a configurar el servicio de correo electrónico de Outlook.

Puede que te resulte más sencillo importar los ajustes previos de tu iPhone si resulta que te has comprado uno nuevo y no quieres configurar todo desde cero. En este caso, te recomendamos la lectura de cómo configurar un iPhone desde tu copia de iCloud.