En este artículo te explicaremos cómo compartir Internet desde tu iPhone. Sigue leyendo para descubrir cómo.

¿Alguna vez has deseado poder compartir la conexión a Internet de tu iPhone con otros de tus dispositivos? Si es así, estás de suerte: es muy sencillo configurar un iPhone como punto de acceso wifi.

Al configurar esta opción, crearás una conexión wifi para cualquiera que esté lo suficientemente cerca de tu iPhone (aunque solo podrán acceder si tienen la contraseña).

Puede que también te interese: cómo usar Instagram en Mac o nuestra guía de trucos y consejos para mejorar el rendimiento de tu Mac. 

¿Por qué me conviene convertir mi iPhone en un punto de acceso wifi?

Imagínate que estás de viaje. Tienes que terminar un trabajo, pero solo tienes un iPhone con datos y tu MacBook (sin Internet).

Ante esta situación tienes dos opciones: hacer el trabajo en el Macbook, pero sin poder acceder a ningún contenido online (difícil, ¿no?), o bien acceder al contenido en línea que necesitas desde la pequeña pantalla de tu iPhone (lo que puede resultar bastante incómodo).

Por suerte existe una tercera opción: convertir tu iPhone en un punto de acceso wifi. De este modo tu MacBook se conectará a la conexión wifi de tu iPhone.

Antes de comenzarte a explicar cómo compartir Internet desde tu iPhone, te recomendamos que contactes con tu operadora, o al menos que revises los términos y condiciones de tu contrato. Algunas empresas de telefonía pueden cobrarte más o incluso limitar tus datos si detectan que has cambiado la configuración.

Ya que hemos nombrado el límite de datos, si tienes una cantidad de datos limitada no utilices el punto de acceso wifi durante mucho tiempo o agotarás muy rápido todos tus datos si quieres compartir Internet o datos desde tu móvil. 

Cómo compartir Internet desde tu iPhone

Al configurar tu iPhone como punto de acceso wifi lo estás convirtiendo en un router wifi, muy parecido al que puedas tener en casa.

El iPhone se conecta a Internet mediante tu conexión de datos móviles 3G o 4G y transmite esta conexión a través de una conexión wifi a la que cualquier dispositivo cercano podrá conectarse.

A continuación te explicamos cómo configurar tu iPhone como punto de acceso wifi (o cómo compartir Internet desde tu iPhone):

  1. Abre ‘Ajustes’ y selecciona ‘Datos móviles’. (En versiones antiguas de iOS solo tendrás que seleccionar ‘Móvil’).

  2. Toca sobre ‘Compartir Internet’ y activa la opción (desliza hacia la derecha para que se ponga verde).

  3. Si el wifi y el bluetooth están apagados, iOS te preguntará si quieres activarlos. Te recomendamos hacerlo, ya que sin estas opciones solo podrás acceder a la red wifi a través de un cable USB (que al mismo tiempo es bastante más seguro).

  4. Toca sobre ‘Contraseña Wi-Fi’ y elige la contraseña que deseas (esta contraseña no estará relacionada con tu Apple ID).

  5. Ahora chequea el nombre de la red wifi.

  6. Haz clic en el icono del wifi desde tu Mac o abre la aplicación de ‘Ajustes’ para elegir la red wifi pertinente. 

  7. Una vez seleccionada la red wifi de tu iPhone, escribe la contraseña escogida en el punto 4.

Esto es todo. Ahora ya puedes navegar por Internet desde tu MacBook utilizando la conexión wifi de tu iPhone.

En caso de que no aparezca el icono wifi en la barra de tareas de tu Mac: abre ‘Preferencias del sistema’ y haz clic en ‘Red’. Selecciona ‘Wi-Fi’ en la lista de la izquierda. Elige la red wifi de tu iPhone en la lista que aparece en ‘Nombre de la red’.

Peligros y advertencias sobre compartir Internet desde tu móvil 

¿Qué pasa si alguien intenta robar tu conexión acabando con todos tus datos o accediendo a páginas ilícitas?

Gracias a la existencia de una contraseña esto es poco probable. Es por ello importante que elijas una contraseña lo suficientemente segura (evita utilizar “contraseña” como contraseña o dígitos demasiado obvios como “123456”).

Cada vez que un dispositivo acceda a tu punto de acceso recibirás una notificación, algo que también ayudará a protegerte.


Otra advertencia: controla el uso de los datos. A veces es fácil de olvidar que existe un límite de datos 3G o 4G, ya que estás accediendo a Internet a través de un dispositivo que normalmente tiene conexión ilimitada.

Recuerda que los datos se acaban, y que no es recomendable descargar archivos muy grandes mientras se está conectado a la red wifi de tu iPhone.