FaceTime es uno de los servicios más populares de Apple, sobre todo entre los usuarios de iPhone, aunque también está disponible para iPad y Mac. Y eso que no es ni la primera app de videollamadas ni definitivamente tampoco la mejor.

No obstante, no cabe duda que trajo esa tecnología a gente con pocos conocimientos técnicos, como pueden ser los más pequeños. Los niños y niñas nacen prácticamente ya con la habilidad para establecer llamadas de teléfono, también con FaceTime.

Pese a que esa facilidad de uso es celebrada por muchos, también puede resultar una preocupación. A los padres y a las madres les preocupa que su hijo o hija pueda aceptar una videollamada y empezar a hablar con un completo desconocido.

En este artículo intentaremos resolver todas tus dudas acerca de la seguridad y la protección que ofrece Apple en su aplicación de videollamadas. También te explicaremos qué pasos seguir para asegurarte de que FaceTime sea seguro de usar.

¿Están los niños y niñas a salvo de los desconocidos en FaceTime?

La mayor preocupación de los padres es que sus hijos puedan usar FaceTime para hablar con desconocidos. La posibilidad de que haya alguien que quiera establecer un vínculo emocional con tus hijos para después abusar de ellos es algo de lo que preocuparse.

Aunque definitivamente hay algunos riesgos y aconsejamos que ningún menor utilice FaceTime sin la supervisión de un adulto, la suerte es que es más complicado que eso ocurra que en otras apps de mensajería.

¿Puede tu hijo o hija llamar a un desconocido?

Suponiendo que tu hijo o hija ha conseguido desbloquear el teléfono, luego tendrá que abrir la app FaceTime. Para llamar a alguien, podrá directamente tocar sobre una de las llamadas recientes (de las que, en un principio, no deberíamos preocuparnos).

Para llamar a otra persona que no salga en la lista de llamadas recientes, deberá tocar sobre el icono ‘+’ y luego escribir el nombre de la persona a la que llamar (únicamente de tu lista de contactos). Eso, pues, complica que pueda llamar a un completo desconocido.

Es importante mencionar que, como muestran las estadísticas, es más probable que un menor sufra abusos por parte de alguien dentro de su círculo. Si te preocupa que contacte a alguien de la lista, recomendamos que los borres.

Para llamar a alguien que no esté ni en la lista de llamadas recientes ni de contactos, deberán escribir por completo su número de teléfono o correo electrónico, dale a ‘Enter’ y tocar en la opción de llamada de audio o de vídeo.

Esto significa que tu hijo o hija necesitará de antemano ese número de teléfono o correo, en cuyo caso el peligro va más allá de FaceTime. Sigue habiendo algo de lo que preocuparse, por lo que siempre debes supervisar su uso.

¿Puede un desconocido llamar a tu hijo o hija?

Cualquier persona con el número de teléfono o correo electrónico asociado a la cuenta de FaceTime del dispositivo al que tiene acceso tu hijo o hija puede ponerse en contacto a no ser que se cumplan una de estas dos circunstancias:

  • El contacto ha sido bloqueado.
  • Se ha activado la opción ‘Silenciar números desconocidos’.

Si no se cumple como mínimo una de estas situaciones, la persona podrá llamar y la llamada será recibida. Eso significa que podrá ser aceptada y tu hijo o hija podrá hablar directamente con el emisor de la llamada.

Como hemos dicho antes, no obstante, es bastante complicado llamar a alguien al que no has llamado antes sin querer, por lo que ese desconocido deberá tener la información de contacto del niño o niña (y eso es una preocupación que va más allá de FaceTime).

Cómo proteger a tu hijo o hija al usar FaceTime

1. Medidas de precaución generales

La primera medida de precaución a tomar es hablar directamente con tu hijo o hija (sobre todo si ya tienen una edad). Deberás explicarles cómo usar FaceTime y qué cosas no son apropiadas. Deberán conocer sus riesgos y peligros, aunque no conviene asustarlos.

Te recomendamos que hablas claro con ellos y que creas un espacio de confianza para que puedan ser honestos contigo. Así conseguirás que, en caso de encontrarse en una situación complicada, puedan venir a hablar contigo sin miedo a ser castigados.

Aparte de esto, recomendamos que tomes otra serie de precauciones que el software de Apple pone a tu disposición. Puedes empezar por cambiar la contraseña del móvil, pero ya sabemos que lo más probable es que terminen adivinándola.

2. Opción ‘Silenciar números desconocidos’

Resulta conveniente activar la opción ‘Silenciar números desconocidos’ que llegó con iOS 13. De esta manera, dejarás de recibir llamadas de personas con las que nunca has tenido contacto antes o que no tienes guardados en tu lista de contactos.

1. Dirígete a los ‘Ajustes’ de tu iPhone.

2. Seguidamente, toca en la opción ‘Teléfono’.

3. En la nueva pantalla, deslízate hacia abajo y activa el interruptor al lado de ‘Silenciar núm. desconocidos’ (que pase a estar de color verde).

Debes saber, eso sí, que esto tiene ciertas limitaciones. Por ejemplo, sí que recibirás las llamadas de aquellos números no guardados con los que has intercambiado un mensaje de texto o si la persona lo ha compartido en un correo electrónico.

Además, el número desconocido silenciado sí que se te mostrará en la lista de llamadas recientes, por lo que tu hijo o hija podría terminar llamándolos. También debes recordar que se silenciaran todos los números desconocidos y quizás pierdas alguna llamada importante.

3. Controles parentales

Por último, también recomendamos que utilices las propias restricciones de iOS. Aunque también puedes usar apps de control parental, el propio iPhone o iPad te permite establecer una contraseña para cuando se quieran usar ciertas aplicaciones.

1. Dirígete a los ‘Ajustes’ de tu iPhone o iPad.

2. Ahora, toca en la opción ‘Tiempo de uso’, pulsa en ‘Continuar’ y elige si este es tu dispositivo o el de tu hijo o hija.

3. En tu dispositivo, pulsa ‘Usar código para “Tiempo de uso”. Deberás crear una contraseña (asegúrate que sea diferente a otras que ya conozcan tus hijos) y volver a introducirla para confirmarla.

En el dispositivo del menor, deberás seguir las indicaciones en pantalla hasta encontrar la opción ‘Código de padres’. Es ahora cuando deberás establecer el código (diferente a otros que ya conozcan tus hijos) y volverlo a introducir para confirmar.

4. A continuación, pulsa en ‘Restricciones de contenido y privacidad’. En caso de que se te pida, introduce el código. Luego ya podrás activar ‘Contenido y privacidad’.

Si lo prefieres, puedes hacer que la app de FaceTime desaparezca directamente (y de forma temporal) de tu pantalla de Inicio. Así reducirás el riesgo al mínimo. No te preocupes porque estos pasos no eliminarán para siempre la aplicación.

1. Dirígete a los ‘Ajustes’ de tu iPhone o iPad.

2. Ahora, pulsa en ‘Restricciones de contenido y privacidad’.

3. Introduce el código de ‘Tiempo de uso’ que hayas establecido con anterioridad.

4. Pulsa en ‘Apps permitidas’.

5. Finalmente, selecciona solo aquellas apps que quieras que tus hijos puedan usar. En este caso, no deberás seleccionar FaceTime (el interruptor deberá ser de color blanco).