Después de que Facebook añadiera la opción en su plataforma, no cabe duda de que las fotos y vídeos de 360 grados se han convertido en tendencia. Si quieres crear tus propias imágenes de realidad virtual, has llegado al sitio adecuado.

En este artículo, repasamos primero qué significa exactamente eso de sacar fotos y vídeos de 360º y luego te ofreceremos dos opciones para hacerlo en tu iPhone o iPad. Deberás valorar qué priorizas: los resultados o la gratuidad.

¿Qué es una foto o vídeo de 360 grados?

De la mano de la popular tendencia de la realidad virtual, han llegado las fotos y vídeos de 360 grados. Facebook fue la primera red social en ofrecer este tipo de imágenes, mucho más inmersivas que las estándar.

Con Facebook, el usuario puede utilizar su propio dedo o un accesorio instalado en su smartphone para crear vídeos o fotos que van más allá de una imagen estática. Irán acompañados de una especie de entorno virtual.

Además de poder disfrutarlos en Facebook, están más bien pensados para verlos a través de unas gafas de realidad virtual. Con los cascos puestos, te parecerá que estás viviendo lo retratado en esa foto o vídeo en directo.

No cabe duda de que se trata de una experiencia mucho más enriquecedora para cualquiera que vea esa foto o vídeo, ya seas tú mismo que quieres revivir ese momento o tus amigos que no pudieron ser allí en persona.

Método 1. Utiliza la app Cámara preinstalada

La primera opción es utilizar la app Cámara que viene preinstalada en el iPhone o iPad. Cabe decir que este método no te ayudará a conseguir resultados espectaculares, pero la función ‘Panorámica’ sí que te permitirá hacer fotos de 360º.

Ahora bien, ¿qué significa esto exactamente? No podrás sacar partido de la funcionalidad de Facebook que te permite rotar una foto y inspeccionar todos los ángulos, sino que solo podrás hacer una foto que cubra un horizonte visual de 360º manualmente.

Por suerte, podrás conseguirlo desde la propia app fotográfica de los dispositivos iOS. Cuando estés realizando la panorámica, ten en cuenta que Facebook solo la reconocerá como de 360º si tiene una cierta anchura.

No te preocupes. Es cierto que es algo complicado medir esa anchura cuando la estás haciendo, pero debería ser suficiente con utilizar todo el espacio que te deja el iPhone para realizar la panorámica.

Luego ya podrás subirla a tu cuenta de Facebook. Bastará con que abras la app instalada en tu dispositivo iOS, la busques en tu galería de fotos y la selecciones. Diferenciarás aquellas fotos 360º de las que no lo son porque están marcadas con un icono esférico.

Una vez hayas seleccionado la foto, deberás seguir las instrucciones en pantalla. Se te ofrecerá una vista previa de tu foto de 360º y luego ya la podrás publicar. Si no funciona, normalmente con volver a intentarlo se soluciona.


Método 2. Apuesta por un accesorio como Insta360 Nano

Aquellos que no se conformen con la panorámica de la app Cámara pueden optar por hacerse con un accesorio para su iPhone o iPad que permita hacer fotos y grabar vídeos en 360º. Un ejemplo es la cámara Insta360 Nano.

Este aparato es muy fácil de usar. Puedes conectarlo a tu iPhone o iPad o simplemente usarlo solo. De hecho, solo necesitarás tu dispositivo iOS si quieres visualizar aquello que retratas o cambiar la configuración de la cámara 360º, compatible con microSD.

Para hacer fotos y vídeos, deberás conectar la Insta360 Nano en tu móvil o tablet a través del puerto Lightning, abrir la app gratuita y darle al disparador para capturar la imagen. Procura mantener la cámara tan estable como sea posible para mejores resultados.

Una vez tengas la foto de 360º, deberás tocar sobre el botón para compartir en la app. En vez de seleccionar una red social, deberás exportar la imagen como panorámica. Una vez exportada, ya podrás abrir la app de Facebook.

En Facebook, realiza los pasos habituales para subir una foto. Verás que en la galería de fotos aquella foto de 360º estará marcada con un icono esférico. Como antes, bastará con que la selecciones y la subas. Si no funciona, vuélvelo a repetir.

Si lo que quieres es subir un vídeo de 360º, verás que no puedes ver una vista previa como sí ocurre con las fotos. Además, tardará un poco más en subirse que lo habitual. Un vídeo de 360º de 20 segundos puede tardar entre 5 y 10 minutos.

Un consejo a la hora de usar la cámara Insta360 Nano: da un paso para atrás a la hora de hacer la foto o grabar el vídeo. La vista de Facebook es algo más cerrada que la que podrás ver a través de la app Insta360 Nano.

Por otro lado, ten en cuenta que la calidad de las imágenes de la cámara Insta360 Nano no es tan alta como en sistemas de última generación, pero sí que es una buena manera de iniciarse en el mundo o de simplemente pasar un buen rato.