Escuchar música a un volumen alto puede hacer que la adrenalina suba cuando estás en el gimnasio o cuando sales, ya que tus canciones favoritas te llenan la cabeza. Pero se ha demostrado que hacer esto regularmente causa daños en la audición que pueden llegar a ser permanentes.

Hay una forma fácil de superar esta tentación, ya que el sistema iOS proporciona un ajuste para el volumen máximo de un iPhone. En este artículo te mostramos la forma sencilla de ser amable con tus oídos, o con los de tus hijos o hijas.

Protegiendo a los niños y niñas que usan iPhone

Es muy común que los niños y niñas escuchen su música o sus programas de televisión favoritos a todo volumen. Todos lo hemos hecho, pero ahora con dispositivos inteligentes como el iPhone es posible evitar que esto sea un comportamiento perjudicial. Necesitarás tener acceso a su dispositivo para ajustar el volumen, pero te recomendamos hacerlo, ya que sus oídos te lo agradecerán a largo plazo.

Otra opción es comprar un juego de auriculares específicos para niños y niñas, ya que no solo están diseñados para caber en cabezas más pequeñas, sino que la mayoría tienen la ventaja añadida de limitar los niveles de salida para evitar dañar la audición de los pequeños.

Nuestro favorito actual es el JLab Audio JBuddies que cuesta alrededor de 20 euros en Amazon España.

Cómo establecer un volumen máximo en el iPhone

Para limitar el volumen de tu iPhone a través de los auriculares, solo tienes que llevar a cabo los siguientes pasos.  

En tu dispositivo, abre ‘Ajustes > Música > Límite de volumen’ y verás un deslizador que representa el volumen máximo, que en este momento probablemente esté completamente a la derecha. 

Ahora, puedes mover el deslizador para elegir tu propio límite preferido o usar el control de Límite de Volumen de la UE que se encuentra debajo y que asegura que cualquier salida no excederá los 85 decibeles.

También vale la pena activar la función de prueba de sonido si eres usuario de Apple Music, ya que ésta actuará de forma similar a un compresor de estudio, haciendo que las canciones más silenciosas sean más fuertes y bajando las más fuertes para que todas estén al mismo nivel. 

Esto evita que subas el volumen de una canción que apenas se puede escuchar, para luego quedar ensordecido cuando la siguiente haga efecto.

Para encontrar el control, ve a ‘Ajustes > Música > Prueba de sonido’ y enciéndelo.