La mayoría de los usuarios de iPhone y de iPad tienen un dispositivo compatible con Touch ID, la tecnología de reconocimiento de huellas dactilares de Apple. Se trata, sin duda, de una función muy práctica y segura para desbloquear la pantalla y usar Apple Pay.

Sin embargo, seguramente hayas llegado aquí porque el Touch ID te está dando algún problema. Si tu sensor ha dejado de reconocer tu huella de repente, lo más probable es que puedas solucionarlo con una de estas soluciones.

Por otro lado, si se trata de algo más serio, quizás quieras echarle un vistazo a nuestro tutorial sobre cómo arreglar el botón de inicio de tu iPhone o iPad, o directamente pedir cita con un técnico en tu tienda Apple Store más cercana.

Truco 1. Limpia el botón de inicio

El primer paso a dar cuando te encuentres con que el Touch ID de tu iPhone, iPad o MacBook Pro no funciona es limpiar el botón de inicio. Recomendamos usar un paño suave similar al que usas para limpiar tus gafas o la pantalla de móvil.

Aunque pueda parecerte que esto no va a solucionar tu problema, recomendamos que lo pruebes. Al usar el sensor, este saca una foto en alta resolución de tu dedo y compara la huella con la que registraste en su día. Si está sucio, las fotos no coincidirán.

Truco 2. Actualiza el sistema operativo (iOS o macOS)

Si sigue sin funcionar, es recomendable comprobar que estás utilizando la última versión disponible del sistema operativo en tu iPhone o iPad. Bastará con que te dirijas a los ‘Ajustes’, seguido de ‘General’ y ‘Actualización de software’.

Es bien sabido que Apple actualiza constantemente sus sistemas para introducir pequeñas mejoras y solucionar posibles bugs. Puede darse el caso de que tu sensor necesite justamente esa pequeña mejora para funcionar correctamente.

En caso de que tengas problemas con el Touch ID de tu MacBook Pro, también sugerimos que compruebes que tienes el último macOS instalado. En este caso deberás darle al icono de Apple, seguido de ‘Acerca de este Mac’ y ‘Actualización de software’.

Truco 3. Coloca tu dedo en la posición correcta

Apple recomienda colocar el dedo sobre el sensor de tal manera que cubra todo el botón de inicio. Es igualmente recomendable no quitar el dedo demasiado deprisa, presionar demasiado fuerte o mover el dedo cuando se está realizando el escáner.

Truco 4. Quita la funda o carcasa que estés usando

También puede darse el caso que el culpable de todos tus problemas sea la funda que estás usando para proteger tu iPhone o iPad. Así, prueba a repetir el escáner sin la carcasa puesta o busca otra hecha de otro material que sí sea compatible.

Truco 5. Comprueba la configuración de Touch ID

Merece la pena comprobar que tienes Touch ID activado en el dispositivo. Para ello, deberás ir a los ‘Ajustes’, seguido de ‘Touch ID y código’ y ‘Touch ID’. Si el interruptor está verde es que efectivamente sí lo tienes activado y deberás buscar otra solución.

Truco 6. Configura las huellas dactilares de otros dedos

Merece también la pena probar a solucionar el problema añadiendo más huellas dactilares en tu Touch ID. Puedes configurar hasta cinco diferentes, lo que te permitirá usar hasta cinco dedos diferentes para desbloquear tu iPhone o iPad.

Así, dirígete a los ‘Ajustes’ de tu smartphone o tablet y abre la sección ‘Touch ID y código’. Una vez allí, ya podrás ir al apartado ‘Touch ID’ y configurar todas las huellas dactilares que creas conveniente y te permita el dispositivo, claro.

Truco 7. Configura tu huella dactilar cuando esté fría

Puede que esto suene algo raro, pero las huellas dactilares son diferentes cuando tus dedos están fríos. Aunque las diferencias suelen ser mínimas, a veces pueden ser suficientes como para que el sensor no las reconozca.

Es por esto que, especialmente si experimentas problemas cuando bajan las temperaturas, te recomendamos que vuelvas a configurar tu huella dactilar o la configures de cero en ambientes más fríos. Lo recomendable es usar un dedo diferente.

Truco 8. Vuelve a configurar una huella dactilar ya registrada

Si encuentras estos problemas solo con uno de los dedos que tienes configurados, te sugerimos que vuelva a registrarlo. De nuevo, deberás ir a los ‘Ajustes’, seguido de ‘Touch ID y código’ y ‘Touch ID’ y darle a ‘Editar’.

Una vez allí, podrás eliminar la huella dactilar ya registrada y seguir las instrucciones para volver a configurarla. Así, habrás reemplazado la huella dactilar que no funcionaba. Asegúrate de que estás sustituyendo aquella que no funcionaba bien.

Truco 9. Límpiate los dedos

Por último antes de ir a pedir ayuda a la tienda de Apple es asegurarse que tus dedos están limpios, libres de cualquier crema, loción o aceite que impida que puedan ser escaneados correctamente. Si tu dedo está sudado o tienes la piel seca, este podría ser el problema.

Es por esto que no es del todo recomendable utilizar Touch ID cuando estás haciendo ejercicio, te estás duchando, estás nadando en la piscina o estás cocinando, más que nada porque el contacto con los líquidos dificultará el reconocimiento de las huellas.