Cuesta encontrar algo más molesto que un MacBook que no se carga correctamente y eso se debe principalmente al hecho de que, si en su día adquiriste un portátil tan caro, es para poder disfrutar de él también cuando no está conectado a la corriente.

Resulta muy frustrante, pues, que por alguna razón desconocida tu MacBook de problemas de carga. Los motivos por los cuales esto sucede pueden ser muchos y muy diversos, así que échale un vistazo a nuestro artículo antes de acudir a tu tienda Apple más cercana.

Si tu problema con la batería es que se agota muy rápidamente, recomendamos echarle un vistazo a nuestros trucos y consejos para optimizar la batería de tu MacBook, que te ayudarán a alargar la autonomía de tu batería.

En cambio, si sospechas que tu Mac no se enciende directamente y no es culpa de tu cargador, prueba a solucionarlo con una de estas 11 sugerencias para un Mac que no se enciende.

Solución 1. Haz un chequeo general

Puede que la razón por la cual tu MacBook no consigue cargarse es simplemente el hecho de no estar bien conectado o de un fallo en el cargador. Es por eso que, primero de todo, haz las comprobaciones básicas que te indicamos a continuación.

  • Comprueba que el conector MagSafe o USB Type-C (según el modelo) esté conectado correctamente a tu portátil y que no tiene polvo.
  • Comprueba que el adaptador de corriente esté enchufado correctamente a la toma de corriente.
  • Asegúrate de que la toma de corriente funciona o esté encendida. Prueba también a conectar el cargador en otro enchufe.
  • Comprueba que las dos partes del adaptador estén bien conectadas entre sí.
  • Echa un vistazo a la parte externa del adaptador para determinar si está en buenas condiciones: no hay cables sueltos, no ha perdido su color original, no está quemado…
  • Utiliza otro cargador de MacBook.
  • Haz clic en el icono de la batería de la barra superior de tu MacBook y comprueba si aparece el mensaje siguiente: ‘Reparar batería’.

Solución 2. Utiliza la función ‘Economizador’

Otro posible motivo que explicaría que tu batería no se carga como debería es por una cuestión de configuración. En concreto, te interesará echarle un vistazo a la función ‘Economizador’, para comprobar que esta no está consumiendo toda la energía.

1. Abre las ‘Preferencias del Sistema’ de tu MacBook y selecciona la opción ‘Economizador’, cuyo icono tiene forma de bombilla encendida.

2. En el apartado de ‘Batería’, asegúrate de que los marcadores de la línea de ‘Reposo del ordenador’ y de la línea de ‘Reposo de la pantalla’ no estén seleccionando la opción de ‘Nunca’, ya que esto consumiría toda la batería rápidamente.

3. Si quieres asegurarte de recuperar la configuración de la batería que vino por defecto al comprar el portátil, haz clic sobre ‘Restaurar valores por omisión’.

Solución 3. Comprueba qué recomienda Apple

Antes de entrar en pánico, es recomendable dirigirse a la página de servicio técnico que Apple pone a disposición de todos sus usuarios. En este caso, nos interesa saber qué recomienda cuando la batería no se carga.

  • Reinicia la batería, si cuentas con un modelo antiguo de MacBook en el que es posible extraer la batería y volver a colocarla. Así te asegurarás de que está instalada correctamente.
  • Reinicia el SMC, como te indicamos en el apartado siguiente.
  • Obtener servicio para el Mac, si nada de lo anterior ha funcionado. En este caso, ponte en contacto con AppleCare o ve a tu tienda Apple Store más cercana.

Solución 4. Restablece el SMC

Como último recurso antes de buscar ayuda técnica, es una buena idea probar a restablecer el control de gestión del sistema, conocido por las siglas de su nombre en inglés SMC. Este proceso lo podrás llevar a cabo en MacBook con procesadores Intel.

1. Apaga tu MacBook y conecta el cargador al portátil.

2. Con el MacBook apagado, mantén pulsadas las teclas ‘Mayús’, ‘Control’ y ‘Opción’ mientras pulsas también el botón de encendido durante unos 10 segundos.

3. Suelta las teclas y vuelve a pulsar el botón de encendido para arrancar tu portátil.