Si tienes un portátil Mac o equipo iMac con la pantalla dañada o que ya no se enciende, pero estás seguro de que el sistema aún funciona, es posible que no sea necesario realizar una reparación para poder extraer tus datos o continuar usando el equipo.

De hecho, sin un plan de pago de AppleCare+ para Mac, los costes de reparación de una pantalla en una tienda oficial, a menudo superan con creces el valor del Mac, a menos que puedas localizar un servicio técnico con una pantalla restaurada o reacondicionada. 

En algunos casos, puede ser más barato comprar una Mac usado de segunda mano de la misma cosecha con un monitor para poder trabajar. Veámos algunas alternativas muy válidas para seguir utilizando tu equipo macOS. 

Utiliza un monitor externo

Todos los portátiles y equipos iMac de Apple de los últimos años admiten el uso de un monitor externo, aunque el tipo de conexión y adaptador necesario varía según la antigüedad de tu equipo. 

  1. Localiza el modelo de tu Mac y el tipo de monitor y cable que necesitas
  2. Apaga el Mac si está funcionando. Si no puedes ver la pantalla bien por estar rota, presiona y mantén presionado el botón de encendido hasta que el equipo se apague (durante al menos 10 segundos). 
  3. Conecta el monitor
  4. Inicia el Mac. Si tienes suerte, el monitor está habilitado en modo espejo de manera que lo que verías en la pantalla de tu equipo será lo que veas en el nuevo monitor. 

En los casos en los que el monitor externo que acabas de conectar, muestra la imagen de una segunda pantalla en lugar de replicar lo que verías en la de tu equipo, sigue estos pasos: 

  • Intenta abrir el panel de preferencias de pantallas y marca la casilla ‘Reflejar pantallas’ de la pestaña de ‘Disposición’. 
  • Con un ordenador portátil MacBook, cierra la tapa de tu equipo para que el sistema operativo pueda transferir la imagen de la pantalla principal a la del monitor externo. También necesitarás de un teclado y ratón adicionales. 
  • Intenta reiniciar el Mac y luego restablece tu NVRAM o PRAM según las instrucciones de Apple. Esto podría provocar que la configuración de las pantallas reflejadas, cambie. 

Si algo no funciona, puedes continuar usando el Mac normalmente o usar la segunda pantalla para poder recuperar la información almacenada en el equipo. 

Conéctate a través de ‘Compartir pantalla’ o VNC

El sistema macOS permite el acceso remoto a la pantalla a través de una red local usando Bonjour, pero solo si habilitaste previamente ‘Compartir pantalla’ en el panel de preferencias ‘Compartir’. Si recuerdas haberlo hecho en alguna ocasión, sigue estos pasos:

  1. Enciende el Mac.
  2. En el Finder de cualquier otro Mac de la misma red, busca en la sección ‘Ubicaciones’ de la barra lateral de cualquier ventana. ¿Aparece el nombre de tu Mac?
  3. Si es así, haz clic en la entrada de Mac. ¿Aparece ‘Compartir pantalla’ en la esquina superior derecha de la ventana del Finder?
  4. Si aparece, haz clic en él e ingresa la información de la cuenta en la aplicación ‘Screen Sharing’ que se inicia. Ahora deberías tener acceso al equipo con la pantalla rota.

Con Screen Sharing habilitado, si también hiciste clic en ‘Ajustes’ y habilitaste una contraseña para los visores de VNC, también deberías poder usar el software estándar de VNC para compartir pantalla desde cualquier ordenador en red (incluido un Mac). 

Usar el modo de disco de destino

Si todo lo que hemos visto anteriormente te falla para poder ver la imagen de tu equipo Mac con la pantalla estropeada, el modo de disco destino puede salvarte en la recuperación de información. 

Trabaja de forma que permite que un Mac se monte como un disco duro en otros Mac. Apple tiene una serie de instrucciones bien detalladas en su web, pero los pasos a dar son los siguientes: 

  1. Apaga tu equipo Mac dañado.
  2. Conéctalo con el cable apropiado con el Mac en el que deseas montarlo.
  3. Inicia tu Mac dañado mientras mantienes presionada la tecla ‘T’.

Si todo va bien, tu Mac con la pantalla rota aparecerá como una unidad montada en el Mac a la que estás conectándolo. De esta forma, podrás recuperar cierta información. 

Si resulta que el problema en tu equipo no es tanto de la pantalla, sino que se debe a un error del sistema operativo por una actualización de macOS, te ofrecemos un tutorial sobre cómo reparar tu Mac al actualizar macOS.

Echa un vistazo también a nuestro artículo sobre qué Mac comprar este año. Guía de compra de todos los portátiles MacBook de Apple que a día de hoy puedes comprar. Especificaciones y precios de todos los modelos.

Es un artículo realizado por Glenn Fleishman y publicado anteriormente en Macworld US