Como seguramente sabes, hacer copias de seguridad es una tarea muy necesaria e importante de la que muchas veces nos olvidamos. Una buena copia puede salvar nuestro ordenador de posibles accidentes, evitando la pérdida de datos, archivos y documentos.

En este artículo te mostramos distintas formas de hacer copias de seguridad de tu ordenador Mac: desde copias de seguridad locales hasta copias de seguridad remotas a través de servicios de almacenamiento en la nube.

Tendremos en cuenta herramientas de Apple como iCloud o software similares a Time Machine.

¿Cuál es la mejor forma de hacer copia de seguridad en un Mac?

Existen muchas formas diferentes de hacer copia de seguridad en un Mac, pero si tuvieras que elegir una, ¿cuál sería la mejor?

La forma más sencilla y barata es utilizar el software gratis de Apple, diseñado para hacer copias de seguridad, Time Machine. El único coste extra, sería en caso de necesitar un disco duro externo, pero hoy en día puedes encontrar estos dispositivos a muy buenos precios.  

Sin embargo, ¿podemos realmente afirmar que Time Machine es la mejor forma de hacer copia de seguridad de tu Mac? Lo que podemos afirmar al cien por cien es que la mejor forma de proteger tus archivos es utilizar distintos métodos de copia de seguridad al mismo tiempo.

A continuación enumeramos las distintas opciones para hacer copia de seguridad de un Mac.

Opción 1. Time Machine

Tal y como explicamos, Time Machine viene instalada de forma predeterminada con macOS y es una opción muy sencilla y barata. Eso sí, necesitarás disponer de un disco duro externo o SSD.

Time Machine hará copias de seguridad de forma regular si así lo deseas, puede ser la forma ideal de tener siempre protegidos tus datos. El único inconveniente es que tendrás que acordarte siempre de conectar el disco duro externo o no se realizará ninguna copia.

También necesitarás de mucha memoria de almacenamiento, porque las copias de Time Machine suelen tomar mucho espacio. Recomendamos disponer de más de 1 TB. Para realizar copia de seguridad con Time Machine:

  1. Conecta un disco duro o SSD (de forma alternativa puede también conectarse un disco NAS).

  2. Aparecerá un mensaje en tu Mac en el que se te preguntará si quieres usar el disco conectado con Time Machine. Haz clic en la opción ‘Usar como disco de copia de seguridad’.

  3. Si no ves este mensaje, asegúrate de que has conectado el disco de forma correcta y de que dispones de mac OS Extended.

  4. Si todavía no ves el mensaje, entonces dirígete a ‘Preferencias del sistema > Time Machine > Disco de copia de seguridad’.

  5. Elige el disco que has conectado y haz clic en ‘Usar disco’.

Opción 2. Utiliza un programa de copia de seguridad para clonar tu disco duro

Obviamente, existen alternativas a Time Machine que puedes preferir por varias razones. Te recomendamos echarle un vistazo a los mejores software para hacer copias de seguridad, entre los que se encuentran: Acronis, ChronoSync, Carbon Copy Cloner, Carbonite o SuperDuper.

Necesitarás también disponer de un disco duro externo, y también tendrás que acordarte de que este disco esté siempre conectado para que se puedan realizar las copias de seguridad de forma automática (una vez configuradas).

Normalmente, tendrás que seguir los siguientes pasos (son prácticamente iguales en todos los programas):

  1. Conecta el disco duro externo.

  2. Es posible que tengas que formatear el disco externo antes de poder utilizarlo. En ese caso, abre ‘Utilidad de disco’ y con la unidad externa seleccionada, haz clic en ‘Borrar’, elige el macOS Extended (Journaled) de las opciones de formato y haz clic de nuevo en ‘Borrar’.

  3. Abre el software de copia de seguridad que hayas elegido.

  4. Seguramente el programa te de la opción de copiar lo que hay en el almacenamiento interno de tu Mac a la unidad externa. Debes prestar atención a lo que vas a copiar, asegúrate de copiar todos los archivos, porque de lo contrario, tu clon podría no poder arrancarse.

  5. Antes de que la copia se ponga en marcha, es posible que tengas que introducir tu contraseña y confirmar que estás dispuesto/a a borrar todo lo que haya en la unidad externa.

  6. Espera que el proceso de clonación tarde un poco, una vez hecho, haz clic en ‘Aceptar’.

Opción 3: iCloud

Esta opción dependerá de si pagas la suscripción mensual de Apple para iCloud o no. En caso de que sí lo hagas, iCloud puede ser una forma de hacer copias de seguridad de tu Mac.

Esta solución puede ser muy útil sobre todo si tienes más de un Mac y quieres acceder a los mismos archivos desde cada uno de tus dispositivos (incluyendo iPhone y iPad). Para hacer copia de seguridad de tu Mac con iCloud:

  1. Abre ‘Preferencias del sistema’ en tu Mac y haz clic en ‘iCloud’.

  2. Inicia sesión en iCloud.

  3. Marca la casilla junto a iCloud.

  4. Haz clic en la casilla de ‘Opciones’ junto a iCloud.

  5. Asegúrate de que están marcadas las casillas de todo aquello de lo que deseas que se haga copia de seguridad en iCloud.
     
  6. Abre el ‘Finder’ y verás una carpeta de iCloud Drive en la esquina superior izquierda. Haz clic para abrirla. Puedes mover cualquier carpeta en tu Mac que no esté en iCloud para que se copie y poder acceder a ella desde otros dispositivos Apple.

Con estas opciones seleccionadas, cualquier dispositivo conectado con el mismo ID de Apple puede compartir el acceso a los mismos archivos y a la misma configuración de las ‘Preferencias del Sistema’. Otra ventaja es el hecho de que realizar copias de seguridad en iCloud significa que no es necesario tener una unidad externa.

Ten en cuenta que otras opciones propuestas, sí que podrían permitirte recuperar fácilmente un clon de tu Mac antiguo en un Mac nuevo, incluyendo aplicaciones y toda la configuración, pero iCloud no permite esta opción.

Pero podrás acceder a todos los datos que estabas almacenando en iCloud, y cuando se trate de aplicaciones, podrás reinstalar las que hayas descargado de la Mac App Store con solo conectarte y acceder a la lista de artículos comprados.

Opción 4: Dropbox, Google Drive u otro servicio de almacenamiento en nube

Hay muchas alternativas a iCloud si buscas una forma de sincronizar y compartir tus archivos. Es posible que ya estés utilizando Dropbox, Google Drive o Microsoft OneDrive.

Al igual que con iCloud, estos servicios te permiten suscribirte a planes de datos que te permitirán almacenar todos tus archivos en la nube. Ten en cuenta que tampoco podrás clonar tu Mac, solo guardar archivos como fotos, vídeos o documentos.

  1. Inicia sesión en Dropbox, descarga el software e instálalo en tu Mac.

  2. Una vez el software esté instalado, abre Dropbox. Verás la interfaz en la que podrás copiar todos los archivos.

  3. Haz clic en ‘Subir archivos’ o ‘Subir carpeta’, localiza la carpeta que deseas subir y haz clic en ‘Elegir’. Espera mientras la carpeta se carga.

  4. También puedes arrastrar fácilmente tus archivos y carpetas a Dropbox a través de ‘Finder’. Cuando DropBox esté instalado en tu Mac, verás una pestaña de DropBox en la parte de ‘Favoritos’ en el Finder, solo tienes que arrastrar y soltar cualquier archivo en esa carpeta y se hará una copia de seguridad en Dropbox y se podrá acceder a ella desde cualquier otro ordenador o dispositivo iOS que tenga Dropbox instalado.

Opción 5: copia de seguridad externa

Las dos opciones anteriores te permiten sincronizar y compartir archivos entre distintos dispositivos, además de mantenerlos seguros en la nube en caso de que falle tu ordenador.

Existen soluciones online diseñadas específicamente para hacer copias de seguridad, como por ejemplo Carbonite que hará una copia de seguridad de tu web online. Hay que pagar, pero Carbonite ofrece también un periodo de prueba gratis de 15 días.

La ventaja de uno de estos servicios de copia de seguridad en la nube es que la copia de seguridad es remota, por lo que si tu Mac se destruyera en un incendio o una inundación junto con tu copia de seguridad de Time Machine, tendrías una copia de todos tus datos en un lugar seguro.

Si tu Mac falla, se pierde o es robado, puedes recuperar todos tus datos gracias a esta copia de seguridad en la nube, siempre y cuando tengas acceso a Internet.